Publicar anuncio

El macho dominante

Pequeño ensayo sobre la teoria del macho dominante en la especie humana. Explica por que las hembras prefieren machos dominantes.
Un relato erótico de Mario Carbonell publicado el 17/01/2003, con 43.780 lecturas hasta la fecha

Mario Raúl Carbonell Martínez

Valencia, 6 Enero 2003

EL MACHO DOMINANTE

Muchos hombres como yo, nos consideramos gente normal, ni mejor ni peor que otros. Personas con sus defectos y sus virtudes, con nuestros sentimientos, capaces de amar y odiar. Gente que nos gusta reir, pasarlo bien, aprender y colaborar, que somos incapaces de ver un ser querido sufriendo y no mostrarles nuestro apoyo.

Y me pregunto por qué no ligamos. Por qué no tenemos el éxito con el sexo opuesto que sí muestran otros hombres. Observando y reflexionando he llegado a la conclusión que las hembras de la especie humana, al igual que muchas otras hembras de otras especies animales, se sienten atraidas por los machos dominantes.

Por la asímetría en la capacidad reproductiva, las hembras son las que cargan con el embarazo, y los machos únicamente han de depositar el semen para la procreación. Dado el alto coste en tiempo y recursos que supone para las hembras la reproducción, ellas prefieren asegurarse de tener la mejor calidad genética para sus crías. Los machos, a diferencia de las hembras, su labor reproductiva se limita estrictamente a copular y pueden copular miles de veces, por lo tanto su mejor estrategia es copular con cuantas más hembras mejor, desentendiendose de las crías.

¿Cómo se aseguran las hembras que el macho tiene la mejor calidad genética? Comprobando que es un macho dominante, superior a los demás. Los machos luchan entre si, y el vencedor será el dominante. Ese será el que obtenga todo el premio gordo del favor de las hembras. El resto de machos obtiene cero. Un macho lo tiene todo, y los demás nada.

Los humanos no nos diferenciamos tanto de los animales, aunque nos pese. Las hembras humanas se sienten igualmente atraidas por los machos dominantes.

Un rasgo curioso entre las hembras humanas es que para ellas amor y sexo suelen ir muy unidos. Los machos saben diferenciar mejor entre pura atracción sexual y amor. Pero las hembras lo confunden. Y sospecho que confunden la posible atracción sexual hacia un hombre con el enamoramiento. Lo sospecho porque no soy mujer, por lo tanto hablo desde afuera.

Ahora bien, podemos preguntarnos cuáles son las características de un macho dominante en la especie humana. Ahi van algunas características:

- POSICIÓN DE ÉXITO. (DINERO, FAMA, PODER, ETC)

Un macho que consigue dinero, fama o poder, ha demostrado su valía, y eso lo convierte en un macho superior al resto. Las hembras humanas se sentirán atraidas hacia este tipo de macho irremediablemente. Cantantes como Julio Iglesias o Bertín Osborne presumen de haberse acostado con miles de mujeres, al igual que actores como José Coronado, muchos toreros, futbolistas, famosillos varios como el Conde Lequio, etc. Es sabido que los cantantes se cansan de elegir entre las fans después de los conciertos.

- MOSTRAR SUPERIORIDAD CON OTROS MACHOS.

Un macho dominante se ha de mostrar superior al resto. Puede ser que no tenga ni dinero, ni fama, ni poder. Pero ha de mostrar superioridad. Se puede ser superior en un aspecto constructivo, reforzando aspectos positivos en uno mismo por ejemplo destacando en el deporte, o de una manera destructiva, mostrando los aspectos negativos o debilidades de los demás. Para eso la mejor manera es ser el más fuerte físicamente.

Pero como esta sociedad no permite que directamente alguien vaya pegando palizas a diestro y siniestro, puede conseguirlo humillando y maltratando psicológicamente a los otros machos y hembras que tenga alrrededor. La manera ideal es gastando bromas pesadas, en las que deje en ridículo a la posible competencia. Cuanto más humille al resto de machos, más atracción sexual despertará en las hembras humanas. Así que ya sabes, si quieres ser un macho dominante y no tienes dinero ni fama ni poder, maltrata, humilla, insulta y pega palizas, verás como despiertas la apetencia femenina, y por ende el amor.

- NO MOSTRAR INFERIORIDAD.

Si el macho dominante es alguien sin estudios y con un trabajo de ínfimo, da igual. Hay que humillar al que tenga más estudios o una posición laboral mejor. Un macho dominante lo es independientemente de sus circunstancias, por muy desfavorables que sean. Aunque el macho dominante sea feo, no tenga estudios, sea un alcoholico, drogradicto, ludópata, o por muchos problemas emocionales que tenga, NUNCA ha de mostrarse inferior. Eso le haría perder su status.

- NO MOSTRAR DEBILIDADES NI ADMITIR CRÍTICAS.

Un macho dominante ha de ser fuerte y no tener debilidades. No puede admitir críticas porque eso le alejaría de la posición de fuerza. Así que es bueno mentirse a uno mismo, y creerse que uno es el amo del mundo, que tiene algo mágico que le hace superior, que es perfecto y jamás se equivoca. Y si alguien osa cuestionarlo, se le maltrata, se le humilla y se le invita a marcharse del grupo social en que se encuentre por la vía rápida.

- NO SER UN BUENAZO.

Si eres un buenazo, que te dejas humillar, insultar, o maltratar vas por muy mal camino. Las hembras te verán como un ser inferior que no merece su amor. Da igual que sientas un amor verdadero, o que darías la vida por esa mujer que amas. Si esa hembra ve que eres un blandengue, mal lo llevas. Mejor olvidate del amor, hazte un skin head y pega palizas a seres más débiles que tú. Verás como tu status sexual aumenta y despiertas más pasiones en el sexo opuesto.

- POLIGAMIA.

Un macho dominante no puede copular sólo con una hembra, eso sería una humillación para él. No sería un verdadero macho dominante. Ha de tener un harén, o bien, no atarse emocionalmente con ninguna hembra. Enamorarse de verdad no es algo que vaya con ellos, aunque para poder copular haya que simular o engañar. Si las hembras necesitan sentirse amadas para acceder a la cópula, pues se les hace sentirse amadas. Una vez la cópula esté realizada, misión cumplida, el macho dominante puede buscar nuevas hembras.

- MOSTRAR SUPERIORIDAD CON LAS HEMBRAS.

Por supuesto que ninguna hembra puede creerse superior a un macho dominante. Las hembras por definición están en un lugar inferior. Aquí tambien entramos en un juego interesante. En la fase del cortejo la hembra comprueba si el macho se doblega. Si es capaz de doblegarlo, mal camino. Ese macho no es digno de su amor.

De vez en cuando, la hembra puede querer comprobar si sigue teniendo un aténtico macho dominante digno de su amor. La respuesta correcta del macho ha de ser una paliza o una humillación superior a la recibida. Con eso la hembra comprueba que el macho es auténtico y le abrirá su corazón, es decir, la entrepierna. (Esta parte va dedicada a Marta Sánchez y su último single)

Personalmente creo que las hembras pasan por varias fases. En una primera fase como la adolescencia, pueden buscar machos dominantes, y en una etapa de más madurez, hartas ya de cuernos, maltratos etc, conformarse con un macho de status inferior. Si es una mujer de verdad inteligente sabrá apreciar un hombre independientemente de el status social que ocupe.

Mario Raúl.

mrcarbonell@hotmail.com

http://www.blaaz.net/macho_dominante/


Un relato erótico de Mario Carbonell - mrcarbonell@hotmail.com - http://www.blaaz.net/macho_dominante/ publicado el 17/01/2003, con 43.780 lecturas hasta la fecha

eSedo.com - Compra, venta y registro de dominios y proyectos webinfos proyecto: sexopol.comestadísticas para proyecto: sexopol.cometracker® web controlling en lugar de analisis de archivos log