Publicar anuncio

El padre de mi novio me violo

Mi suegro aprovecho que estabamos solos para abusar de mi.
Un relato erótico de Tania publicado el 25/09/2012, con 101.323 lecturas hasta la fecha

Había ido a visitar a mi novio, ya llevaba 2 años con el y conocía bien a su familia, ellos también conocían a mi familia, además teníamos planes, ligeros, pero planes de casarnos, en fin, que todo en mi vida personal marchaba muy bien.

Un fin de semana había quedado con mi novio en ir al cine, a pasear y posiblemente, pasar todo el fin de semana juntos, quede de verlo en su casa el sábado, me arregle muy bien para sorprenderlo, me puse una minifalda tableada, como la de las escolares, para que realzara mis piernas, las tengo torneadas pues suelo hacer ejercicio para mantenerme en forma, además de que a mi novio le encantan. solo que esa minifalda era un poco mas larga y de color negro, pues tenia ya 22 años y no podía ponerme algo muy corto pues me vería muy buscona y tampoco quería eso, unas botas altas y un top de color blanco, sin escote pero ajustado, así que también realzaba mis senos, que son de buen tamaño, además era época de calor y vestida de esa manera podía andar mas fresca, aunque luego no me gustaba andar tan destapada pues cuando lo hacia, llamaba mucho la atención, nunca pasaba mas allá de un piropo vulgar eso si, pero era incomodo, ese día me arregle de esa manera iría en coche hasta la casa de mi novio.

Al llegar, subí la pequeña escalera de la entrada de la casa y llame a la puerta, nadie abrió o contesto así que llame otras 2 veces pero nada, supuse que no habría nadie y que a mi novio se le habría hecho tarde en sus entrenamientos de ciclismo, di media vuelta para esperarlo sentada en mi coche cuando veo que el papa de mi novio va llegando con bolsas del supermercado, nos saludamos, le conté que había quedado de verme con su hijo, el muy atento abrió la puerta y me invito a pasar en lo que el llegaba, pensé que mi novio no debía de tardar mucho así que acepte, seria mas cómodo esperar adentro de la casa fresca y no dentro del coche que empezaba a acumular calor por estar bajo el sol, pase a la casa mientras el señor me contaba que su esposa había salido de compras con la hermana de mi novio, lo escuchaba mientras me di cuenta que el señor de manera disimulada lanzaba miradas morbosas a mis piernas descubiertas por la minifalda, me levanto el ego un poco y sonreí para mi misma, entonces sonó mi teléfono móvil, era un mensaje de mi novio diciendo que se le había hecho tarde en sus practicas y que mejor me retrasara un poco también, le devolví el mensaje diciendo que pues ya había llegado a su casa y lo esperaría aquí

Empecé a pasear por la sala que tan bien ya conocía, viendo las fotos de la familia de mi novio, escuchaba como mi suegro acomodaba las cosas de la despensa mientras me decía que me pusiera cómoda, que podía encender la televisión o que si prefería, subiera y pasara a la recamara de mi novio, nunca había estado en su recamara sin el, así que me gano la curiosidad y me dirigí hacia allí, pero la casa realmente era grande, de dos pisos, así que me desvié hacia un cuarto que usaban como estudio, donde había un balcón que ofrecía una bonita vista de la calle.

Llevaba como 10 minutos en ese estudio, hacia mucho calor y estaba sudando un poco a pesar de que las puertas corredizas del balcón estaban abiertas en su totalidad, pase al baño a refrescarme un poco, moje una toalla que encontré y me la pase por el rostro y por mi cuello, sintiendo bien como el agua me proporcionaba un poco de alivio ante tanto calor, al salir del baño me encontré con mi suegro, le sonreí, le dije que hacia calor y que había pasado a refrescarme un poco, el dijo que no había problema, aunque debería de estar acostumbrada a estar caliente siempre, eso me desconcertó un poco, entonces le pedí permiso para pasar, se hizo a un lado, justo cuando pasaba sentí como su mano me tocaba el culo de manera nada accidental, me sentí mal por ello y me voltee para recriminarle lo que había hecho, pero entonces me sujeto de mis caderas y me atrajo hacia el mientras intentaba besarme, yo me rehusé y luche para tratar de zafarme mientras el me decía que no iba a desperdiciar la oportunidad de probarme ahora que estábamos a solas, le decía que me soltara y que me dejara en paz mientras el decía que seria suya aunque tuviera que violarme, empecé a decirle que era un cerdo asqueroso y que se lo contaría a su hijo, el dijo que bien valía la pena arriesgarse por follarme pues estaba muy rica y que siempre había fantaseado conmigo desde que nos conocimos, seguía luchando para liberarme hasta que lo conseguí, empecé a correr para salir de la casa mientras escuchaba como aquel hombre se lanzaba detrás de mi mientras gritando que era una puta y que me detuviera.

Antes de llegar a las escaleras tropecé por culpa de mis botas, mi suegro me alcanzo y me derribo al suelo, otra vez trate de zafarme mientras el se ponía encima de mi, seguía forcejeando, entonces me soltó una bofetada que me aturdió dejándome quieta, se incorporo y me jalo de los cabellos para levantarme, así jalándome me fue llevando hasta la recamara principal mientras decía que me iba a dar mi merecido por vestirme como una puta y por haberme portado mal, al atravesar la puerta me aventó a la cama e inmediatamente el se aventó encima de mi, sentía como su cuerpo me aplastaba contra el colchón, trate de quitármelo de encima pero me era imposible, no tenia fuerza suficiente para levantar tanto peso, se sentó encima de mi, aprisionándome contra el colchón, empezó a darle de tirones a mi top mientras yo lanzaba manotazos al aire diciéndole que me dejara en paz, comenzó a jalarlo con tanta fuerza que empezó a rasgarse por el cuello, siguió jalando hasta que por fin se rompió la tela y termino de quitármela, dejándome con el sujetador solamente mientras decía que pensaba disfrutar mucho conmigo, entre lagrimas le pedía que por favor no me hiciera nada, pero en su rostro solo veía el deseo de poseerme a la fuerza, debido a mi forcejeo, se bajo torpemente el pantalón y su trusa dejándome ver su verga totalmente erecta, luego empezó a jalonear mi sujetador, trate de impedírselo pero el estaba aferrado a quitármelo diciendo que siempre había tenido ganas de ver mi cuerpo desnudo, yo le dije que no le diría a nadie pero que por favor no me hiciera daño, pero el solo siguió luchando con mi sujetador hasta que encontró los broches, los libero y me arranco el sujetador, dejándome con mis pechos desnudos, me sentía indefensa mientras el se iba desabrochando su camisa.

Lloraba al saber que aquel hombre me violaría, se acostó recostando su cuerpo encima del mío, acerco su rostro a mis pechos y empezó a besarlos y lamerlos como si su vida dependiera de ello, trate de zafarme ahora que parecía concentrado con mi cuerpo pero no lo conseguía , seguía chupando mis tetas diciendo que estaban muy ricos y que tenían un tamaño perfecto, que serian ideales para sus nietos o incluso si me dejaba embarazada, para su futuro hijo, me los besaba y luego me los mordía provocándome dolor, mientras sus manos hurgaban debajo de mi minifalda, tocándome la raja y tratando de bajarme la tanga mientras con mis manos libres trataba de alejar sus manos de mi entrepierna, separo su cabeza de mis pechos y trato de besarme de nuevo, me volví a rehusar y me dio otra cachetada diciendo que me iría mejor si cooperaba como la puta que era en vez de resistirme, ya me hacia suficiente daño así que le dije que estaba bien, que podía hacer lo que quisiera, el respondió diciendo que así estaba mejor, que era una perra necesitada y que el iba a ser quien me saciaría la sed, entonces acerco sus asquerosos labios a los míos y me planto un largo beso, yo sentía asco al sentir sus labios pegados a los míos y su lengua hurgando dentro de mi boca, mientras una de sus manos estrujaba mis pechos como si estuviera ordeñando una vaca y su otra mano debajo de mi minifalda bajándome poco a poco la tanga mientras le suplicaba que no lo hiciera.

Mi suegro seguía saboreando mis cuerpo, diciendo que mis senos sabían deliciosos, que tenia muy suavecita la entrada de mi coño y cosas que me hacían sentir sucia, entonces sonó mi teléfono móvil, no podía contestarlo pero supuse que seria mi novio diciendo que estaba por llegar, el mismo pensamiento tuvo mi suegro al parecer pues dejo de besarme y de tocarme las tetas, se volvió a sentar encima de mi, me levanto la minifalda y me arranco la tanga de un tirón dejándome adolorida la zona, dejándome con mi coño a su vista únicamente con la minifalda alzada que no tapaba nada y las botas, entonces dijo que se veía muy rico mi coño y que le gustaba así depilados como lo llevaba, luche de nuevo rogándole de nuevo que no me hiciera daño, que no le diría nada a su esposa, el solo respondió que no le importaba, que me veía mejor que su esposa y que quería probar mi cuerpo, tomo con su mano su verga y la dirigió a la entrada de mi coño mientras con su otra mano me masajeaba la entrepierna, yo le suplique por ultima vez que no lo hiciera, pero a le no le importo diciendo que no perdería su oportunidad de estar con una chica como yo, dejo caer su verga en mi coño de una manera brutal, yo estaba seca y me dolió como nunca esa penetración, grite hasta que mi garganta se lastimo mientras el decía que estaba muy estrechita y tibia, se acerco a mi, me sujeto de los brazos contra el colchón y empezó a moverse dentro de mi con mucha rapidez mientras me desgarraba totalmente por dentro, me penetraba tan fuerte que con cada embestida que me daba la cama se movía, entre gritos de dolor le decía que parara, que me dolía mucho, pero el seguía dándome duro diciendo que me callara, que estaba muy rica y que solo servía para dar placer como la puta que era, yo no paraba de llorar y de gritar por el dolor, el seguía moviéndose dentro de mi mientras seguía diciéndome cosas como que siempre había deseado estar dentro de mi, que le apretaba muy bien la verga, que siempre me veía muy rica y que ahora lo comprobaba, y que su hijo se debía de divertir mucho conmigo y muchas cosas que solo me hacían sentir muy humillada, me penetraba tan duro que mis tetas se balanceaban de manera violenta provocándome dolor, el como pudo, junto mis dos muñecas y las sujeto con una sola mano mientras con la otra apretaba mis pechos provocándome mas dolor aun y no podía dejar de llorar y de gritar.

Siguió penetrándome con fuerza unos minutos diciendo que tenia un cuerpo delicioso pero que era hora de hacerme su mujer, empezó a acelerar sus embestidas, entre lagrimas le decía que parara pues me dolía mucho al mismo tiempo el me pregunto que si le gustaría ser mama, comprendí sus intenciones y le grite que no terminara dentro de mi, pero el únicamente soltó unas carcajadas mientras decía que me llenaría con tanta lefa que hasta trillizos tendría, empecé a luchar de nuevo para evitar que eyaculara en mi, me movía hacia cualquier dirección para poder zafarme, el me sujeto lo mas fuerte que podía de mis brazos mientras decía que siguiera moviéndome, que por fin estaba cooperando, comprendí que luchando lo único que lograba era excitarlo mas pero seguí moviéndome para evitar que aquel hombre cumpliera con su deseo, pero fue inútil, en un momento empezó a correrse, sentía como me iba llenando de su semen mientras el entre gemidos decía lo rico que estaba sintiendo, yo solo me preguntaba a mi misma porque me tuvo que haber sucedido esto, el seguía vaciándose dentro de mi, cuando termino detuvo sus embestidas y empujo su verga lo mas profundamente posible dentro de mi coño mientras decía que había estado muy rico y que en vez de nietos tendría hijos de nuevo, se recostó encima de mi, solo sentía el asco de su cuerpo lleno de sudor por el esfuerzo que había hecho al follarme encima de mi, aquel hombre estaba tan cansado y cómodo con su verga reposando en mi interior, que cuando intento besarme otra vez aproveche para quitármelo de encima lo cual le sorprendió, me incorpore rápidamente y salí corriendo de la recamara, sin importar que iba desnuda, corrí hacia abajo las escaleras mientras sentía como el semen de aquel hombre me escurría por las piernas, tome rápidamente mi bolso y salí a la calle mientras buscaba las llaves del coche, tenia miedo de tropezar de nuevo por las botas mientras escuchaba como el me perseguía y se detenía en la puerta de la casa, subí a mi coche y conduje llorando hasta llegar a mi casa donde me di un largo baño tratando de olvidar el hecho de que me acababan de violar, con mucho dolor termine abruptamente con mi novio pues no quería saber nada de aquella familia, aparte de que no conté nunca nada de lo que mi suegro me hizo aquel día.


Un relato erótico de Tania - candytanya@hotmail.com publicado el 25/09/2012, con 101.323 lecturas hasta la fecha

eSedo.com - Compra, venta y registro de dominios y proyectos webinfos proyecto: sexopol.comestadísticas para proyecto: sexopol.cometracker® web controlling en lugar de analisis de archivos log