Publicar anuncio

Evelin 10

Alguien me pidió q subiera los relatos y aquí están, saluditos.
Un relato erótico de Janitzieola publicado el 30/04/2013, con 50.613 lecturas hasta la fecha

EVELIN 10 (version apocrifa) 3 may 2011

Mientras la pobre Evelin era víctima de don Pedro quien agradecía a todos los dioses por tener a su disposición presa de la excitación y ya completamente entregada a tan exuberante belleza, la espectacular Claudia llamaba enfadada al celular de la nena sin saber por lo que estaba pasando en esos momentos su escultural amiga, pensaba tal vez que por el tremendo ruido de la feria no escuchaba el celular.

Pero tampoco la divisaba por donde habían quedado encontrarse, maldecía pensando en donde se habría metido y el tiempo de diversión que se desperdiciaba, ya que las intenciones de Claudia eran las de conocer algunos chavos con dinero, los cuales les cumplieran todos los caprichos que ellas quisieran y si se diese la oportunidad despabilar a Evelin de su mojigatería con algún agarre eventual.

–- pinche Evelin, donde te has metido, decía Claudia mientras insistía con el celular que ahora se encontraba apagado (eso porque el hábil de Don Pedro lo apago para que no interrumpiese sus sádicos planes), mientras que a unos cuantos metros de distancia el profesor Tulio y el cojo Juan ya se encontraban frente al toro mecánico.

–- maldita sea Juan ni rastros de esa bendita chamaca, decía algo contrariado el maestro Tulio.

–-si pues, yo creo que mejor nos olvidamos de ella maestro, decía el cojo Juan ya resignado a no encontrarla.

–-Carajo fuiste un idiota Juan porque no te acercaste a platicar con ella, le reclamaba injustamente el maestro Tulio al ya cansado cojo.

–-si claro, como si esa chamaca me hablaría después de lo que le hice…. el cojo Juan seguía recibiendo reclamos impotentes e injustos por parte del maestro Tulio quien solo lo hacía para desquitarse la rabia que lo invadía, cuando en un determinado momento el cojo Juan pudo divisar a Claudia a unos cuantos metros con el celular en la oreja.

Observaba totalmente embelesado a la también escultural Claudia como su escotado vestido negro era zarandeado por el fresco viento dejando ver sus hermosas piernas hasta casi llegar al comienzo de esas duras nalgas que se manejaba, junto a sus ondulados y rubios cabellos que también eran sacudidos y que la hacían ver más sensual a la atrevida chiquilla.

El cojo Juan la deseaba por ser esta una chica de libertina sensualidad y mas lo que el maestro Tulio le conto sobre ella ya la tenía entre ceja y ceja por encamarse a esta diabólica tentación, el maestro Tulio al ver que este no le prestaba atención y se encontraba con una expresión en su rostro casi enfermizamente estúpida le replico:

–-que carajos te pasa Juan, que vistes…… el cojo Juan gratamente sorprendido le señalo a Claudia prácticamente babeando y tartamudeando.

–-ma ma maestro Tulio mire quien está allí, el viejo del Tulio volteo y vio a la guapa y esa noche en especial muy espectacular Claudia y se le dibujo una sonrisa perversa en su desagradable rostro, y le dijo al cojo.

–- Eh pues Órale, ya que no encontré a la condenada Evelin, me desfogo con esta pinche putita………

El cojo Juan se sintió amenazado por querer ser el mismo quien quería follarse a Claudia y desesperadamente se puso a pensar cómo podría competir con el maestro Tulio quien al lado de él y sin ser la gran cosa no veía posibilidades de ganarse el interés de la sensual Claudia.

Maldecía su suerte al no poder compararse al maestro, que por más de ser un hombre maduro y sin encanto y más bien desagradable, sabía que este se manejaba una labia con las mujeres que casi siempre le funcionaba y para colmo era maestro y ocupaba un cargo importante que lo beneficiaba, en fin en una balanza el maestro Tulio pesaba más.

–-vamos Juan, acerquémonos a ella, los dos se dirigieron hacia Claudia quien no se percataba que a su atrás se acercaban estos dos pervertidos.

El cojo Juan caminaba junto a él ya resignado a ser relegado por el desesperado maestro a quien se le salían los ojos y se le caía la baba ya por follarse a Claudia, aunque muy dentro de el aun pensaba en la despampanante Evelin, pero en ese momento lo único que quería era ya vaciar toda la leche que su miembro retenía.

Antes de seguir ustedes lectores se preguntaran que pasaba con Evelin pero esta parte es paralela a lo que le pasaba, así que si se esperan un momento y ya lo sabrán.

Los dos libidinosos viejos ya se encontraban detrás de Claudia y fue el maestro Tulio quien la sorprende con un abrupto saludo, la sorprendida Claudia nota quienes son los repentinos conocidos que la saludan. Aunque Claudia solo observo al maestro Tulio y no al cojo Juan quien se relamía al ver el exquisito manjar que representaba la colegiala para él y que ya daba por perdido.

El profesor Tulio casi se desmaya de felicidad al escuchar de los labios de Claudia que se encontraba en dicha feria con Evelin a la cual buscaba y que no contestaba el celular, los dos viejos se miraron a los ojos pensando igualmente que ellos también la buscaban sin éxito.

Al cojo Juan le renacieron la esperanzas por comerse a la sabrosa chiquilla, ya se imaginaba en algún motel junto al maestro Tulio cogiéndose a Claudia mientras el maestro Tulio le daba lo suyo a Evelin claro que después de que las chicas se tomaran unos tragos ya que era consciente de que así por así no se realizarían tales acontecimientos, no despertaba de su alucinado sueño cuando escucho a Claudia.

–-ahí maestro Tulio estoy preocupada por mi amiga, le decía ya muy tensa y con miedo de que le haya pasado algo malo.

–-no te preocupes corazón, te ayudaremos a encontrarla, le dijo casi amigablemente el cojo Juan quien la miraba de pies a cabeza con unas ansias de los mil demonios.

Solo en ese momento fue que Claudia observo al cojo Juan regalándole una forzada sonrisa de gratitud.

–-si Claudia la encontraremos a como dé lugar. La animo el maestro Tulio a quien le renacieron los ánimos por encamarse esa misma noche a la escultural Evelin.

Claudia se sintió más tranquila al tener a estos dos ayudándola en la búsqueda de su amiga pero sin saber de las intenciones que estos tenían para con ellas.

Pero ella no era ninguna víctima, más bien al tener frente al maestro Tulio recordó que iba mal en tres materias y que mejor oportunidad que arreglar esos detalles con el viejo verde de Tulio.

No sería la primera vez que lo hiciera y aunque el maestro Tulio no era una persona de lo más atractiva si se manejaba una buena herramienta de las que ella consideraba aceptables en su estándar sexual además de lo bien que la paso con ese viejo aprovechado; y una vez que encontraran a Evelin se irían a tomar unas copas pero pensaba a su vez que el cojo Juan no era el acompañante adecuado para su compañera.

Verlo todo descuidado, sucio, con esa cojera y con la fama que tenía en la escuela de acosar a las colegialas su amiga Evelin jamás en la vida se limitaría con siquiera sonreírle, claro ella no sabía que la escultural nena ya había sido víctima de este sádico sujeto quien aprovechándose de un chantaje había dado rienda suelta a sus depravados deseos.

Pero de algún modo la convencería, no a tener que acostarse con él, pero al menos soportar su presencia hasta que ella llegue a un acuerdo con el maestro Tulio.

Estaba decidida a seguir con el plan, no tenía planeado esforzarse por aprobarlos estudiando ya que aquello le quitaba tiempo para su libertina vida de diversión. Así que tenían que ponerse primero de acuerdo en encontrar a Evelin.

–-Maestro ayúdenme a encontrar a mi amiga por favor y después nos tomamos unas copas los cuatro…. La astuta Claudia quería a toda costa salvar esos cursos y no le importaba siquiera el estar con estos dos desagradables sujetos.

Mientras que a estos dos pervertidos les brillaron los ojos de la emoción, el cojo Juan se sentía sorprendido al ver que no le molestaba su presencia a Claudia pero si pensaba cual sería la reacción de Evelin al verlo después de lo que le hizo, pero al fin y al cabo le importaba mas Claudia ya que Evelin iba ser problema del maestro Tulio.

Entonces los tres se dispusieron a acordar como buscar a Evelin.

Mientras tanto a unos considerables metros de ellos en aquella penumbrosa oscuridad solo alumbrada por la tenue luz de las estrellas se encontraba Evelin sintiendo ya en sus durísimas nalgas la gruesa excitación del miembro del sádico viejo.

Don Pedro no podía creer la caliente situación que le pasaba al tener a una nena con una belleza que casi rozaba la perfección ya entregada a sus más bajos instintos, notaba el contraste de su cobriza piel al lado de la suave y clara piel de Evelin, no decidía por donde penetrar a la escultural chamaca, si por esa virgen y jugosa panochita o por su tentador y atractivo agujero posterior.

–-aahhh mamazota por donde lo quieres por tu panochita o por tu culito, esto último le dijo metiendo uno de sus callosos dedos por el recto de Evelin.

–-aahhh ahhh siiiii hummmm ahhhh, fueron la respuesta para el sádico viejo de que primero le daría por el ano, después seria suya la virgen panocha de la nena porque no tenía pensado dejarla ir, quería que sea suya para siempre y vivir de ella ofreciéndola como una prostituta de lujo. Pero esa labor no sería en ese lugar, tendría que llevársela a su remolque para desvirgarla, solo quería demostrar a sus viejos colegas como se follaba el culo de tan bella adolescente.

–-muy bien putita, le daremos a tu culo lo que pide, ahora sabrás lo que es culear de verdad.

El viejo de Don Pedro se agacho para lubricar el ya ansioso ano de la nena quien empezó a sucumbir mas al sentir la rasposa lengua del viejo tratar de penetrar su delicioso ano, todo esto acompañado de los jugos que de su vagina chorreaban y que el viejo usaba para dilatar ese estrecho canal rectal, era uno de los mejores besos negros que podía sentir, ni comparado con el del cojo Juan o el viejo Lucas.

La nena meneaba su redondo trasero disfrutando de tan salvaje comida de ano que le daba el viejo, no existía nada para ella, estaba perdida en un universo paralelo donde solo existía el placer desenfrenado, no recordaba ni como había llegado allí.

Su cariñosa madre, su tierno abuelito y su querido novio no eran ni minúsculos recuerdos para ella, se sentía adormecida, como drogada casi al borde ni de recordar su nombre, había sido un día de mucha excitación para ella, desde los cholos pandilleros que le metieron mano en las filas de la feria unas horas antes ya tenía toda esa calentura en estado de erupción.

Los otros viejos miraban embelesados como su sádico colega disfrutaba ya sin necesidad de forzarla a tan escultural adolescente pero uno de ellos Valdez quizás el más joven de todos esos viejos miraba con ojos envidiosos ya con ganas también de disfrutar de la sesión erótica que se manifestaba ante ellos.

–- muy bien mamazota prepárate para bramar como una yegua, el asqueroso viejo ahora si se disponía penetrar el ya dilatado ano de la colegiala, sus 20 centímetros de verga ya querían entrar dentro del ano de Evelin, la cabeza de su grueso y venoso mástil ya se encontraba en la entrada del recto de la nena.

–-la quieres ya putita, la quieres adentro puta, el viejo la levanto de la mesa de madera sujetándola de esos enormes globos que tenia por tetas, sobándolas salvajemente a la vez que le besaba el sensible cuello de la pobre nena logrando acrecentar al máximo su excitación.

Era el momento que la nena tanto esperaba aun que su conciencia le decía que no, porque aunque deseaba escapar de ese lugar tambien ansiaba ya sentir dentro de ella esa verga que aún no había visto pero podía sentir en sus nalgas de ensueño.

Se sentía confundida pero su calentura la tranquilizaba a entregarse a ese inmenso placer que el vejete le brindaba.

–-Dime si la quieres en tu culo ya puta …… le replico Don Pedro después de propinarle dos sonoras nalgadas que deleitaron aun mas a la nena.

–-ahhh siii siii don Pedro, ahhh la quiero yaaa mmm, contesto presa de la excitación que le provocaba el repulsivo vejete.

Don Pedro al escuchar complaciente y deseosa a la nena casi de inmediato le metió toda su grueso miembro por el palpitante ano de la nena causándole una sensación de dolor y placer mesclados que termino por activar todo el deseo carnal que la colegiala contenía.

–-AAAhhhhhh AUUUhhhh HUMMMM aaaUUUhhh, fuel el grito de Evelin al sentir la verga de don Pedro abrirse paso por su dilatado ano, a pesar del dolor inicial que le provoco se le vino a la mente como gozo después, como aquella vez que el cojo Juan la penetro y como sucumbió al placer de la cogida que le dio ese degenerado.

–- te gusta putita, te gusta mi verga en tu culo…… decía el viejo con los ojos rojos que casi se le salían al sentir como el estrecho recto de la nena le apretaba su miembro, los demás viejos ya no podían mas con lo que miraban, sobre todo Valdez quien estaba decidido también a participar.

–-Ahhhh deeespaaciitoo doon Peedrooo Auuuhhh aaahhh……

–-Te gusta mi verga, te gusta sentirla dentro Ahhhh….

–- ahhhh ssiiiii ssiii ahiiiii siiigaaa…. Decía la nena quien sentía como esa dura verga ya se acoplaba en su ano y ya sentía sus nalgas chocar con el bajo vientre del desalmado vejete.

Sentía como su cavidad rectal presionaban esa dura verga que le proporcionaba tanto placer pero a su vez lejanamente le angustiaba afirmarle al viejo que le gustaba tanto.

El vejete estaba que no podía creer como es que se estaba culeando a tan espectacular obra de la naturaleza, esa chamaca era la obsesión de mucho hombres en su suburbano barrio de la nena, era la estrella inalcanzable para muchos en la escuela y ahora se encontraba entregada a sus deseos sin poder resistirse.

–- Ya ves putita y primero no querías, pero ya ves que te gusta, eres una puta lo llevas en la sangre… le decía fríamente el vejete que no dejaba penetrar a la nena.

A Evelin no le gusto tal afirmación por parte del sádico vejete.

–-Nooo no ssooyy una puuutaaa ahhh ahhh……… por más que la excitación de la nena traspasaba barreras no quería aceptar tal afirmación del vejete.

¡¡¡ plass plass !!! siii erees una puta, eres mi puta desde ahora….. Fueron unas fuertes palmadas que le dio el vejete a las nalgotas de la nena sin dejar de chupar el sensible cuello de la nena, quien al sentirse mas dominada por este se excitaba mucho mas.

–-ahiii peerdooon Dooon Pedrooo, siii sooyyy suu puutaaaa ahhh ahhh…..

–-Asi me gusta putita, conmigo sabrás lo que es culear de verdad…

El vejete la soltó desplomándose la nena de nuevo sobre la mesa de madera, sus delicados brazos se extendían hacia los extremos de la mesa, mientras sus tetas servían como soportes para su caliente cuerpo que estaba a punto de explotar, ver esas tremendas nalgas como se devoraban su miembro era excitante para don Pedro, esas carnes blancas, tersas, suaves que jamás en su vida pensó encontrarse y que ahora estaban a su libre albedrio.

El vejete empezó a nalguear esas redondas nalgas provocando en la nena enervarse más de la calentura que ya tenía, sintiéndose esclava y dominada por el vejete.

Las nalgas de la nena estaban adquiriendo un color rosado por las sádicas palmadas que le daba el vejete pero eso le gustaba más a ella, ese trato dominante la hacía sentirse esclava y la excitaban mas.

No entendía como le podía gustar tanto aquella situación, siendo sometida a su voluntad por tan repugnante sujeto.

No podía entender como no podía poner un alto a tal violación de la que era víctima, pero cual violación se decía para sí misma si ella se ofrecía sumisamente a todo lo que el vejete quería.

Ploc ploc ploc eran los ruidos casi lejanos que se escuchaban con el mete y saca del vejete hacia la nena, ese ruido que tanto enloquecía a la nena pero que se dificultaba escuchar con el tremendo ruido de la feria.

–-Ahh me lleva la chingada, pero que rico culo tienes chamaca, si que hare mucha lana contigo Ahhh Ahhh ………

El viejo Pedro sujetaba con fuerza las caderas de la nena y le arrimaba con más fuerza su dura verga, sujetaba las dos nalgas estirándolas de lado para ver mejor el paso de su verga por el ano de la nena, todo esto hacia delirar mas a la colegiala quien escuchaba resignada a la vida que le esperaba al lado de este viejo, ya que no encontraba como escapar de el, le tenía mucho miedo.

Y para colmo de males escucho al viejo un nuevo plan para con ella.

¡¡¡ Oye Ramírez!!! Exclamo Don Pedro al más servil de sus colegas, aquel que se sentía más comprometido con él.

–-diga mi jefecito, que es lo que desea… respondió prácticamente como un pobre lacayo al requerimiento de Don Pedro.

–-Coge el celular de la chamaca y grábanos, este momento se merece inmortalizar………

–- como usted diga Jefecito…… Ramírez tomo casi al instante el celular de Evelin y lo encendió para disponerse a grabar la escena.

A la nena quien se encontraba esclava de la excitación le salieron unas lágrimas al saber que la humillarían mas grabándola en tan escandalosa situación.

Ramírez comenzó a grabar a la nena siendo follada salvajemente por su degenerado jefe, se veía la expresión de gozo, placer y delirio que desprendía el rostro de la tierna colegiala, Don Pedro le sobaba las tetas magistralmente dueña de una experiencia en estas lides.

–- Vamos putita dime quien es tu macho, quien es dueño de tu cuerpo……

La pobre nena ya no podía más con tanto placer que le brindaba don Pedro y solo respondía sumisa a lo que el viejo le decía:

–-Uuusteed uussteed es miii maaachooo, ahhh ahhh……

–-Ussteed ess mii duueeñooo ahhiii ahhiii ………

–-Humm mi putita así me gusta …… dime que eres ahora de mi ………

–-Ahhh ahhh suuu mujer, soy suu muujerr ahhh ahhh ………

La nena no podía creer como de sus labios salían esas palabras afirmando ser propiedad de ese asqueroso viejo, se preguntaba como la excitación era más fuerte que su juicio, pero el placer que sentía la tranquilizaban de su angustia y solo se conformaba a gozar del placer que le daba Don Pedro.

–-Ahhh que rico putita que rico es follarte, te gusta mi verga……

–-Ahhiii ssiii paapiii meee guustaaa ahhii ahhhiii……

La nena respondía esto último con sus ojitos verdes entrecerrados de placer, no dándose cuenta que Ramírez grababa tal afirmación de la nena con la cámara frente a su hermoso rostro.

–-Ja Ja Jefecito, esta toma salió muy bien………

–-Bien hecho Ramírez, graba un poco mas, ahhh carajo que rico me aprieta la verga ahhh…

Ramírez siguió con su labor de camarógrafo, mientras la pobre nena al oír eso reacciono protestando por dicha labor.

–- nooo nooo mee graabeen nooo ahhh….

–- Cállate puta, esa grabación me hará más tu dueño, será mi seguro para que no te escapes ja ja ja….

–-ahhh nooo poorr faavoorr nooo ahhh ahiii ………

–-Ahora me perteneces muñeca y no te dejare nunca………

–-Serás mi puta para siempre……

La nena se encontraba ahora si en un verdadero problema, pues aunque sea muy remota aun tenía la idea de escapar de estos viejos pero ahora veía que no tenia escapatoria, seria chantajeada por don Pedro para convertirse en su puta, en su ramera, en su esclava, se horrorizaba al pensar en su destino, pero no por eso dejaba de estar excitada.

El viejo le seguía dando duro a sus nalgas y con la experiencia que tenia sabia que hacer para mantenerla excitada, caliente como gata en celo, el vejete con la dificultad que le daba su fofa panza se arqueo para lamerle el cuello bajando por toda su espalda, su bífida lengua recorría toda la sensible espalda de la nena mientras una mano le magreaba una de sus grandes y sabrosas tetas, mientras que con la otra le sobaba toda su rajita que ya no dejaba de chorrear.

La nena sentía oleadas de placer al sentir por su espalda esa hábil lengua, se le erizaba todo el cuerpo como sintiendo corrientes eléctricas, hasta ahora en las otras sesiones de acoso que sufrió no había sentido tanto placer como el que este horrible vejete le proporcionaba.

En realidad don Pedro hacia un esfuerzo digno de reconocer para satisfacer a tan escultural chamaca, y dueño de una vasta experiencia en estas lides como dije antes tenía a nuestra querida Evelin en un estado de excitación desbordante, casi infernal.

–-Ahh putita, eres la mejor puta que me he cogido en mi vida Ahh Ahh……

La nena se sentía halagada por las palabras del vejete aunque aceptaba confusa el que la llamase puta, pero se daba cuenta que era eso en lo que se había convertido, en su puta y tarde o temprano tendría que acostumbrarse a ser llamada así.

La nena pensaba que al menos para su consuelo el vejete le haría pasar excitantes momentos de placer, pero recién allí recordó a su madre, que sería de ella al no volver a ver a su pequeña, educada e inocente hija y en su novio el pobre Rodrigo, tan trabajador y cariñoso, aquel por el que solo suspiraba, aquel que solo era el único al que le permitía tocarla sin oposición y se entregaba por amor o también a Don Benito quien la cuidaba como si fuese su nieta y que tanto le aconsejo en no vestirse tan llamativa.

Pero de su mente se borraban todos esos pensamientos debido a que su nuevo dueño arremetía con más fuerza por su ya complacido ano, el vejete nuevamente la tomo por las enormes tetas para poner a la nena de espaldas a el, la nena arqueaba su cuerpo ya que la voluminosa barriga del vejete chocaba con ella pero al mismo tiempo sentía más profunda la penetración que le daba don Pedro.

El vejete ya se había dado cuenta que a la nena la enloquecía sentir sus lamidas por debajo de su oreja y alrededor de su delicado cuello.

Las lamidas que le daba a la nena la hacían gemir mas fuerte mientras sus ásperas manos sujetaban, apretaban y amasaban sus tetas, sus pezones era pellizcados a veces fuerte a veces suave por los hábiles dedos del viejo, no podía soportar tanto placer.

La nena apoyaba su cabecita en el hombro derecho del vejete entregándose completamente a los placeres que el vejete le brindaba, este a su vez prácticamente le mordía suavemente el sensible cuello de la nena, chupaba el cuello cual viejo vampiro que quería extraerle sangre pero en vez de sangre lo que le extraía era placer y gozo; una de las manos del viejo se deslizo desde una de las tetas de la nena hasta llegar a su chorreante vagina para luego empezar a sobar el cada vez más hinchado clítoris.

La nena sintió esa mano áspera que se deslizo por todo su suave vientre sin marcas de estrías ni deformaciones adiposas, la nena era dueña de un cuerpo que casi rayaba la perfección, escogida por la madre naturaleza como le dijo una vez Claudia, y no dejaba de tener razón pues cualquier depravado se arriesgaría en tomar por la fuerza a tan escultural mujer y si la cárcel era el castigo, bien que valía la pena.

–-Ahhiii ahhii doon pedrooo ahiii queee riicooo ahhh ahhh ………

–-Ahhh si mi putita, disfruta de tu machoo AHHH……

Escucharle decir al viejo que era su macho excitaban mucho más a la colegiala, quien levantaba mas su redondo trasero, demostrándole a su entonces macho, que le gustaba lo que le hacía.

El viejo le volteo la cara para darle un asqueroso beso a los dulces y bellos labios de la nena quien a pesar del olor a alcohol que destilaba de la boca del viejo recibía gustosa la lengua del vejete que se entrelazaba con la de ella, el ruido de sus bocas era impresionante, como babeaban ambos intercambiando salivas, bífidas por parte del viejo pero dulces por parte de Evelin.

–-AHHH putita ya me muero porque tu boquita se coma mi verga……

–- ahhh ahhh hummm ahhiii siii paapiii ahhiiii …… la nena solo gemía al pensar en chupar esa verga que tanto placer le daba, esa verga que ahora era la de su macho, la que sin ninguna objeción entraría por su virgen panochita, panochita que por la excitación ya deseaba cobijar dentro de ella esa verga dura y gruesa, quería que esa verga que tanto placer le daba la llenara de leche, esa leche que también ya quería degustar, la nena se estaba volviendo loca ya no aguantaba más, cada vez se entregaba y aceptaba mas su destino.

–-que rico culo Evelin, que rico Ahhh que mujer me he conseguido Ahhh ahhh……..

Para la nena fue placentero que por primera vez el vejete la llamara por su nombre, su corazón latía descontroladamente de placer, sin querer empezaba sentir algo por el vejete, pero a su vez lo imaginaba todo desagradable y sucio, vulgar y malvado y eso la angustiaba, como podía gustarle ese ser horrible, su mente estaba en conflicto con su cuerpo en una batalla por entregarse definitivamente o no.

Los otros dos viejos ya no aguantaban ver a don Pedro follarse solo a la nena, ellos también querían participar pero sobre todo Valdez quien con tanta cerveza ya no tenía miedo en enfrentarse a don Pedro, todo solo con también ganarse algo de la colegiala y su objetivo era la panochita de Evelin, se lo comento a Pérez su compañero, pero este aun dudaba en enfrentarse a don Pedro pues su trabajo dependía de él.

–-tranquilo Valdez que podríamos perder la chamba….

–-me vale madre esta mierda de trabajo, yo por esa escuincla soy capaz de todo….

–-pero Valdez yo no quiero perder mi chamba……

–-No te preocupes, conozco a alguien en la fábrica de muebles que nos dará chamba……

–-Me aseguras eso Valdez, no me mientes…

–-claro compadre, estás conmigo o no, dime no quieres cogerte a esa chamaca……

–-Pos sí que quiero, muy bien compadre, estamos de acuerdo………

Los dos viejos se dispusieron solo a esperar que don Pedro terminara de follarse por el culo a la nena, esa sería la señal de que ellos entrarían en el acto y no veían como oposición a Ramírez quien no dejaba de grabar a los dos amantes.

–-Mua jodido celular, Jefe ya no puede grabar mas este celular…. Le decía Ramírez a Don Pedro.

–-No importa mano, con lo que grabaste es suficiente, aunque mi mujer ya sabe cuál es su lugar Ahhh .

A la nena ya no le importaba si la seguían grabando, estaba drogada de placer y sentirse la mujer del vejete la excitaban mas, sentirse propiedad de aquel viejo desagradable y a postas de la voluntad de este aun mucho mas.

–- Ahiii ahii paaapiii mee mueerooo ahiii ahiii….

–- Ahh asiii mi nenita, goza con la verga de tu macho ahh AHH..

El viejo no podía correrse, el exceso de cerveza que tenía en la sangre lo tenían en dura erección pero aun así sentía el placer de penetrar a la dulce mamazota que ahora le pertenecía, pensaba para sí mismo que la desvirgaría en su remolque sin mirones de por medio, ni algún testigo inoportuno que se acercaría por aquellos lugares.

( Je je je que estos idiotas me vean como se corre la chiquilla y después me la llevo a mi remolque para vaciarle toda mi leche en su panocha je je je )

Pensaba para sí mismo el vejete con la seguridad de que nada en este mundo le malograría los planes, la nena ya no daba con tanto placer, estaba a punto de tener el más increíble orgasmo de toda su vida, el vejete al darse cuenta la dejo desplomarse sobre la mesa de madera para tomarla por las caderas y empezar a penetrarla más velozmente y con fuerza.

–-ahiii ahhii doonn pedrooo quee riiicoo maass maass fuuuerteee ahhh ahhhh ……

–-si mi princesa, mi putita Ahhh goza goza aHHH AHHH.

El viejo gemía de placer pero no se corría, le daba duro a esas nalgas y solo quería que la nena disfrutara y sienta lo que es culear con un macho como él.

–-ahiii diiosss ahiiii ahhhh ahhhhh ahhhhh paapiii ahiiii.

El viejo sentía como la nena respiraba entrecortadamente y se tensaba presa del delicioso placer que le proporcionaba y como de su panocha chorreaba abundantes flujos que él hubiese querido llevarse a la boca como si fuese un néctar de almíbar.

La nena gozaba de la culeada que le daban, no recordaba ni en sus anteriores acosos con los otros viejos haber sentido tanto placer, le gustaba tanto el trato fuerte que le daba don Pedro, le gustaba sentirse dominada por tan asqueroso sujeto y ya también le empezaba a gustar la idea de ser la mujer de este pervertido viejo, viviendo en alguna vetusta casucha o en algún deplorable cuartucho de algún hotel de mala muerte, pero lo que le excitaba era la idea de recibir todo el día en sus partes intimas esa gruesa verga que la volvía loca de placer.

Esa verga de su macho, de su dueño; pensaba en cómo le diría, marido, amo, su cuerpo se calentaba mas con solo pensar en eso, aunque no le gustaba la idea de prostituirse pero no tenía más remedio que obedecer a su ahora macho, el dueño de su cuerpo, nunca pensó que la vida le auguraba ese destino.

Ella que quería ser una profesional y valerse por sí misma, y formar una linda familia con el hombre que amaba; pero la culeada que recibía le producía tanto placer que ya ni le importaba, estaba presa de la excitación, esclava de lo que sentía su cuerpo y eso era más fuerte que su mente, el vejete había despertado su lado más erótico, salvaje e insaciable.

–-Ahiii ahhh siigaa siiigaaa doonn Peeedrooo ahhh ahhh ………

–-Asi me gusta putita, agradece de la culeada que te doy ………

–-siii siiii culeemeee maaas, maass fuueerteee ahhh ahhh ………

–- Si mi perrita, y de ahí seguirá tu sabrosa panocha ahhh tomas mas fuerte ahh ahh ……

–-Ahhh ahhh siii paapiii loo quee tuuu quiieraas ahhiii ahiiii ………

Era increíble escuchar a la nena decir esas cosas, los otros viejos no creían como tan hermosa jovencita pudiera entregarse así, tan fácil y con un viejo tan desagradable, pero no sabían que cuando se despertaba el lado sexual de la nena no podía detenerse y se entregaba inconscientemente a la voluntad del victimario de su cuerpo.

Don Pedro se excitaba mas al escuchar a la hermosa nena responder sumisa y excitada a las depravadas preguntas que le hacía, se había convertido en dueño de ese cuerpo espectacular ya quería tenerla encuerada en su cuartucho en el horrible callejón donde vivía, quería en ese instante quitarle las botas que ocultaban toda la perfección de esas bellas piernas y empezar a besarla desde esos lindos pies que de seguro la nena poseía.

Don Pedro era completamente un pervertido y fetichista, pero en toda su vida nunca había tenido en sus manos a nadie tan bella como Evelin, su verga no encontraría otra mejor cavidad intima que la de esta nena, las nalgas de la nena chocaban contra el bajo vientre del viejo provocando un excitante sonido.

El vejete veía absorto como ese redondo trasero era de su propiedad y ese lunar tan sensual que tenia la nena en la nalga derecha acrecentaba mas sus embistes. Sin lugar a dudas el vejete se encontraba en el cielo follandose a la hermosa colegiala, desde que la vio en aquel lugar junto con Claudia mostrando inocentemente toda la belleza de su cuerpo les dijo a sus compañeros que esa chamaca tenía que ser suya y dicho y hecho cumplió su palabra y de que manera.

–-Ahh mamasota que rico mueves el culo Ahhh eres una diosa Ahh ahh ………

–-Ahhh ahhh paapiii ahhha ahhh quee ricooo mee foollaaas ahh ahh ………

–-Ahhh Si mi putita después de este día nunca me olvidaras Ahhh ahhh

El vejete le seguía embistiendo con tal fuerza que la nena ya prácticamente gritaba de placer, gritos que no eran escuchados por la estruendosa bulla de la feria y mas la orquesta tropical que se escuchaba por todo el recinto ferial.

La nena ya sentía que estaba a punto de explotar en un orgasmo, el cual jamás había sentido tan delicioso, su panocha estaba a punto de explotar cantidades de flujos gracias a esa verga que le taladraba todo el orto.

–-Ahiii dooon Peedrooo ahhhh mee vooyy a correer ahhh ahhh ………

–-Ahh si mi perrita córrete que esto apenas empieza ahhh ahhh ………

El Viejo comenzó a penetrarla aun mas fuerte con lo cual logro que la nena se corriera en el más intenso, placentero e infernal orgasmo de toda su vida.

La nena resoplaba agitada presa del orgasmo, mientras el viejo seguía penetrándola cada vez más lento y acariciaba esas firmes nalgas.

–-ahhh ahhh hummmm paapiii ahhhh……… La nena estaba disfrutando jadeante del placer orgásmico recibido.

Mientras el vejete le retiraba de su complacido ano su aun tiesa verga, lleno de orgullo al ver tendida y respirando agitada a esa monumental nena que ahora era de su propiedad.

–-ja ja vieron eso pinches tarugos, como la hice correrse, y aun tengo fuerza para seguir cogiéndomela ja ja ja ………

El vejete les hacía ver a los demás viejos que el aun tenía fuerzas y que las burlas de ellos fueron en vano.

Fue entonces que Valdez se envalentono a medias con Don Pedro.

–-Muy bien Pedro, creo que también nos toca algo a nosotros………

–-Esteee sii creo que sería justo que también participáramos nosotros……… Pérez también hizo valer su reclamo a medias.

–- Que cosa, yo aun no acabo con la chamaca, tendrán que esperar……… les dijo el vejete, dándoles esperanzas de que también compartiría a la nena con ellos.

Claro que todo era mentira porque él la quería solo para él, ni siquiera con su fiel Ramírez la compartiría, hasta pensaba en ni siquiera prostituirla la quería un buen tiempo solo para él; mientras la nena recuperaba el aliento y le disminuía la excitación, el vejete al darse cuenta con toda la fuerza que tenia la voltea dejándola boca arriba sobre la mesa con su cintura al borde de la mesa de madera.

Era espectacular ver a la nena solo con sus botas tendida boca arriba de la mesa, los otros viejos veían estupefactos a esa escultural chamaca toda ofrecida, a pesar de la oscuridad veían esa panochita virgen con apenas unos finitos pelitos toda húmeda por la cantidad de flujos que destilo por el orgasmo, esa vulva rosadita que nadie había penetrado y que ahora estaba a disposición de ellos.

Don Pedro rápidamente la volvió a penetrar suavemente con delicadas estocadas en su dilatado ano, la nena volvió a excitarse y se sujetaba del cabello, su cuerpo empezó a calentarse y el vejete estiro sus manos sobre aquellos globos de carne que tenia por tetas, las amasaba cual panadero que hace el pan, todo un experto en estos menesteres del sexo.

–-Así mi putita, goza de tu macho, que ahora le tocara a tu panochita………

–- hummmm ahhhh ahhh hummmm , gemía la pobre nena al sentir las manos del vejete sobre sus senos, y escuchar que su macho ya la convertiría en mujer completamente, su cabeza estaba en conflicto, por un lado no quería perder ese último reducto de castidad y de pulcritud que le quedaba, ese que había guardado solo para entregarlo por amor, pero por otro lado deseaba que el vejete la llenara hasta el fondo con tan deliciosa verga que tanto placer le daba a su castigado anito.

La mente de la pobre Evelin era un mar de indecisiones, pensaba en medio de la excitación como salir de esa situación pero al recordar que todo estaba grabado la desanimaban más en sus intentos por hallar una solución.

–-Muy bien putita probaremos esta deliciosa panochita…………

El viejo desalmado se inclino para comenzar a lamer la preciada panochita de la nena la cual se veía perfecta, con ese lunarcito que se asomaba coqueto y le daban una particularidad hermosa, su vagina con escasos vellos castaños y labios rosaditos, parecían unos lindos labios esperando ser besados, el vejete zambullo su fétida boca sobre la vulva de Evelin quien al sentir el calor que destilaba sobre su vagina arqueo su espalda en un arrebato de placer.

–-ahhhh ahhh hummmm ahiiii paapiii ………… la nena empezó a gemir desesperadamente, la lengua de don Pedro llegaba lo más profundo que podía hasta rozar la delicada membrana que protegía la virginidad de nuestra Evelin, ella ya no podía con tanto placer.

–-ahiii paapiii queee riccooo ahiii ahiii ………

–-Prepárate mi amor, que ahora te hare mi mujer……… a la nena le gusto que la tratara con cariño y se entrego sumisamente.

–-Siiii don Pedro hágame su mujer yaaa ahiii………

Era imposible creer que nuestra Evelin podría entregarse así tan fácil, pero el vejete no la dejaba responder en sus cabales siempre la tenia excitada para preguntarle, y su cuerpo era más fuerte que la razón y cordura de la nena y no podría negarse.

–-je je pues ahora serás mía je je……… el viejo se preparaba burlonamente para desflorar e la escultural colegiala.

La cabeza de su tiesa verga ya hacia contacto con la entrada de la jugosa panocha de Evelin mientras ella esperaba ansiosa por ser penetrada por primera vez.

Atrás quedaron sus sueños de ser desflorada por su amado Rodrigo en la calidez de su habitación, todo con ternura, amor y cariño; ahora iba ser desvirgada por este asqueroso viejo. Pero no tenía otra salida, sabía muy bien que desde ahora le pertenecía y el era su macho y todo gracias al chantaje.

Pero ya no le importaba porque muy a parte de la situación, el viejo le proporcionaba un placer que jamás había sentido en su corta vida sexual.

Don Pedro ya estaba metiendo la húmeda cabeza de su mástil sobre los labios vaginales de la nena, lista para entrar sin piedad y hasta el fondo.

Pero fue en ese momento que Valdez interrumpió abruptamente tal acontecimiento.

–-Un momento viejo asqueroso, porque la quieres solo para ti…………

Don Pedro se sorprendió con tal atrevido reclamo por parte de su operario, y retirándose de Evelin le increpo.

–-Como dices pinche animal, no sabes con quien estás hablando………

–-Me vale un carajo quien seas, esa nena también será para nosotros……

–-Así es Pedro, no es justo que solo tú la acapares. Le dijo con más respeto Pérez.

Al vejete no le gusto para nada que le increparan así sobre todo Valdez quien se portaba más atrevido y con todo el egoísmo del mundo se negó.

–- Par de idiotas, jamás la tocaran, la chamaca solo es mía………

–- Maldita sea, que te dije que también será mía …… dijo esto último Valdez rompiendo en el piso una botella de cerveza, estaba lleno de furia contra don Pedro y Ramírez se mantenía callado ante tal atrevimiento.

La nena al escuchar todo eso se asusto y toda la excitación que sintió hasta ese momento desapareció, había regresado a sus cabales y ahora veía peligro al saber que esos viejos querían follarsela, se sentó sobre la mesa impávida y sin saber qué hacer. El vejete al verla solo le dijo que se vista rápido.

La nena rápidamente se paro y recogió y se puso su falda, no encontraba su pequeño bikini y Ramírez amablemente le paso la pequeña blusa colocándosela rápidamente.

–- Ni pienses que te vas a ir puta, que aun falto yo; le dijo Valdez amenazante a la nena, quien ya se encontraba aterrorizada al ver a ese viejo como un demonio.

–-Esttee yoo me tengo quee irr diisculpee señor…… le respondió nerviosa la nena apurando el paso para alejarse de los viejos.

–-Ramírez sujeta a mi perra, no dejes que se vaya …… le ordeno Don Pedro a su lacayo quien tomo de la cintura y el cuello a la nena.

Los demás viejos seguían en la discusión sobre compartir a la nena y Don Pedro al ver que podría perder a la nena al enfrentarse a estos dos y no obtendría ayuda del enclenque de Ramírez, no tuvo más que discernir de su egoísmo.

–-Muy bien pinches culeros, les compartiré a la puta, pero me dejaran desvirgarla, ese privilegio será mío pues yo hice todo el esfuerzo……

Los otros dos viejos aceptaron el acuerdo pues serio mejor que nada.

La nena que ya no se encontraba excitada y más bien asustada se desespero por los planes de aquellos desgraciados, empezó a mirar por todos lados y fue allí que donde se encontraba el toro mecánico pudo divisar a su amiga Claudia que se encontraba acompañada por dos tipos, quiso gritar por ayuda pero Ramírez también se dio cuenta y en el acto le tapo la boca.

Los otros viejos se acercaron a la nena con miradas enfermizas ya cocinando en su mente como la follarian a la escultural chamaca.

Mientras que mas allá Claudia platicaba con Tulio y el cojo Juan sin el éxito de haber encontrado a Evelin, el maestro Tulio calmaba a Claudia mientras que el cojo fingiendo habérsele caído una moneda se agacho para observar a la linda Claudia.

Verla con sus zapatos de tacón que dejaba ver sus finos pies con las uñas pintadas de negro y subir por sobre sus torneadas piernas su estrecha cintura y sus redondos pechos lo tenían cada vez más loco, se decidió mas a tener que cogerse a como dé lugar a la chamaca.

Estaban pensando ir a las oficinas de la Feria para perifonear a Evelin y así tal vez la podrían encontrar.

Regresando donde nuestra Evelin seguía en problemas Valdez quería follarsela en ese mismo lugar, con la negativa de don Pedro quien pensó mejor llevársela a su remolque para que nadie los moleste.

Valdez noto el temor que reflejo Evelin al escuchar sus planes y le ofreció una cerveza para que se calmara.

–-Vamos nena, toma un poco te gustara y te ayudara para lo que te espera ja ja ja ……

La nena se negó pero Valdez le grito asustándola terriblemente puesto que este viejo si era de mal genio y uno de los que les gusta golpear a las mujeres.

La nena con el temor que sentía no le quedo más remedio que aceptar y le dio un sorbo a la botella y observo con terror que su amiga y sus acompañantes comenzaban a alejarse y con ella las esperanzas de que la salvaran. Pero justo en ese momento Ramírez la soltó y la nena con toda la fuerza que le quedaban arrojo la botella en dirección de su amiga.

La botella dio justo en la cabeza del cojo Juan que se encontraba protegido por un gorro corriente, Claudia y el maestro Tulio voltearon en el acto y pudieron ver a Evelin quien era sujetada por varios tipos.

–-Mire maestro allá esta Evelin y está en problemas………

–-Ya la vi, vamos por ella…….. El maestro Tulio fue en su ayuda inmediatamente junto a Claudia quien se alegraba por encontrar a su amiga dejando al cojo Juan aturdido por la botella que impacto en su cabeza.

Los dos viejos Valdez y Pérez se pusieron en frente de ellos oponiéndoles el paso.

–-Claudia ayúdame por favor, ayúdame…… le decía Evelin llorando de emoción al ver a su amiga venir a su rescate.

Pero no todo sería tan fácil, el maestro Tulio le propino un puñete a Pérez que lo tiro a un lado pero encontró en Valdez a un fuerte Rival forcejeando con él.

La asustada Evelin se sorprendió al ver al maestro Tulio venir en su rescate pues ella le guardaba rencor y asco por lo que le hizo el día de la audición; pero en este momento en ese enemigo en común guardaba toda esperanza de salir de la terrorífica situación de la que era víctima.

Para esto don Pedro se abalanzo sobre Claudia a la cual jaloneo sujetándola con fuerza.

–-ja ja miren pues aquí está la otra putita que nos mostro el culo debajo del puente je je

–-Muchachos ya tenemos dos putas para divertirnos ja ja ja ……… se burlaba don Pedro mientras que Pérez se reincorporo y sujeto por atrás al maestro Tulio momento en el cual Valdez le propino un puñete en el estomago debilitándolo por completo y cuando se disponía a golpearlo de nuevo se apareció el cojo Juan quien con un garrote le dio en la cabeza a Valdez desmayándolo en el acto.

La nena quien pensó que ya no tenía escapatoria vio como se apareció el cojo Juan cual héroe de historieta también en su rescate, no podía creer que estos dos sujetos que se aprovecharon de ella ahora se convertían en sus héroes para rescatarla y no solo a ella sino también a Claudia.

El maestro Tulio aun débil se soltó de Pérez quien recibió un golpe por parte del cojo, en ese momento le grito a don Pedro que soltara a Claudia, don Pedro agarro una botella para enfrentarse al cojo y soltó a Claudia quien fue en ayuda de Evelin, Ramírez completamente confuso soltó a la nena quien se abrazo con Claudia.

–-Maestro llévese a las chicas yo me encargo de todo……… el Maestro Tulio se llevo a las chicas rápidamente.

–-Juan te esperamos en la entrada, fue lo último que dijo el maestro Tulio.

Los tres corrían despavoridos hacia la salida de la Feria esquivando a la multitud de gente llegando casi en diez minutos a la salida de la Feria y se dispusieron a esperar al cojo, la nena seguía abrazada de Claudia llorando de miedo, el maestro Tulio la tapo con su saco a la nena en una actitud paternal pero sus intenciones aun eran las mismas de follarse a la chamaca.

Pero aun así, estaba preocupado por el cojo, en otra ocasión lo hubiese dejado pero en esta se había comportado valientemente y se sentía en deuda, para ese momento dentro de la Feria el cojo Juan ya los había sonado a todos, acostumbrado a una vida delincuencial y de peleas desde su niñez, no le costó trabajo cargarse a todo los viejos y se puso a quitarles el poco dinero que tenían unos 430 pesos vio el bolso de la nena y lo recogió curiosamente encontró el pequeño bikini y lo guardo en la bolsa, recogió dos celulares el de la nena y el de Ramírez, y se retiro rumbo a la salida de la Feria.

Una vez al llegar a la salida de la Feria encontró a Tulio y a las chamacas, se sorprendió al ver venir a Claudia y agradecerle por su valor para defenderlas, al cojo se le paro inmediatamente la verga al sentir el cálido abrazo de la encamable Claudia.

–-Ahí señor Juan estábamos preocupadas por usted, no le paso nada…………………

–-Estee no, estoy bien, todo sea por salvarlas a ustedes…… dijo algo nervioso el cojo.

–-Bueno señor le estamos muy agradecidas …… le agradeció la coqueta Claudia quien se encontraba admirada por la valentía del cojo y a su vez presa de la adrenalina del momento se había puesto demasiado cachonda.

–-No es nada chicas, Preciosa este bolso creo que es tuyo……. Le entrego su bolso la nena quien al revisar vio dentro su pequeño bikini, sonrojándose por dentro.

Pero su preocupación aumento al no ver su celular.

–-mi mi celular, no está mi celular, necesito mi celular…… exclamo desesperada la nena, ese aparato tenía toda la prueba de su sumisión y si don Pedro aun lo tenía seria suya para siempre; pero el cojo Juan le enseño los dos celulares.

–-Serán uno de estos preciosa……… la nena al reconocer su celular le volvió el alma al cuerpo, ahora era libre y lo que le paso con don Pedro solo sería un recuerdo que tendría que olvidar, uno muy difícil de olvidar.

–-Gracias, en verdad se lo agradezco mucho……… la nena aun no olvidaba lo que le había hecho ese cojo ni tampoco el maestro Tulio pero en ese momento se sentía en deuda con ellos.

–-Bueno y ahora que hacemos para celebrar la valentía de Juancito……… dijo el maestro Tulio.

–- Ahí maestro Tulio usted también hizo su parte, que tal si nos tomamos un trago. Dijo Claudia recordando que tenía que solucionar sus problemas académicos.

–-Me parece muy bien……… dijeron al mismo tiempo los dos viejos.

–-Ahí me perdonaran pero no me siento bien aquí ni en la calle, quiero irme a mi casa…. Pidió asustada la bella Evelin.

A Claudia no le cayó bien lo que pidió Evelin, así que pensó rápido como siempre.

–-Ok para que Evelin se sienta bien vamos a mi casa, no hay nadie hasta mañana……

–-Bueno no se Clau, es tu casa y yo n……

–-Vamos Eve, tenemos que celebrar por nuestros héroes, si no piensa lo que nos habría pasado………

A la nena le vinieron a la mente los recuerdos de don Pedro follandola y se le erizo la piel, no comprendía como al recordar esas escenas se excitaba perdiéndose en la conversación que tenia con Claudia.

–-Hey Eve, que decides………

La nena pensaba que logro escapar de esos viejos pero ahora se encontraba con estos dos sátiros aprovechados y no tuvo otra opción que aceptar la propuesta de Claudia quien la miraba de esa forma inquisitoria que ella ya conocía.

–-eh este sí, disculpen por ser tan desconsiderada, vamos a celebrar………

A los dos pervertidos les sonreía la suerte iban a estar solos en una casa y con estos dos monumentos, que mas podrían pedir al cielo, ahora solo dependía de ellos. Tomaron un taxi y se dirigieron a casa de Claudia no sin antes parar en una licorería para comprar algunas cervezas, ron y whisky, todos los aditamentos necesarios para colocar a estas dos chamacas.

Al llegar a casa de Claudia entraron tomando asiento todos para luego Tulio y Claudia dirigirse a la cocina por unos vasos y copas, solo se quedaron la nena con el cojo Juan en la sala.

–-oye nena, espero que no me guardes rencor por lo que paso entre los dos ….. le dijo el cojo con cara de arrepentido.

–-no me recuerde ese mal momento quiere y no malogre esta reunión…. Le dijo la nena un poco fastidiada.

–-como tu mandes pequeña, solo quiero que me perdones………

–-ya ya no diga nada mas……… contesto la nena, pero en verdad por mas bronca que le hacía recordar lo que el cojo le hizo le estaba agradecida por salvarle de la peor situación que le destinaba al estar con don Pedro y mas porque consiguió recuperar su celular.

Tal vez el cojo se aprovecho de ella mediante el chantaje pero al menos cumplió con el trato de devolverle su preciado diario; pero que me pasa se decía ella, estoy justificando lo que me hizo este malvado viejo.

–-Y dime Evelin te hicieron algo esos viejos……… La nena se puso nerviosa tras la pregunta del cojo; que le digo ahora se decía.

–-Ah pues no nada solo que no me dejaban ir y me quisieron llevar y justo ustedes me rescataron……

–-AHH que bueno cariño, menos mal que llegamos a TIEMPO……

–-Ssii si menos mal…… decía la nena viendo la cara sarcástica del cojo quien sabia que algo le habían hecho al encontrar su pequeño bikini en el suelo de aquel lugar pero dejo de preguntarle para no incomodarla.

En la cocina Tulio llegaba a un acuerdo con Claudia sobre los cursos, solo que la propuesta no le gusto mucho a Claudia.

–-Pero profesor, quiere que me acueste con el cojo…… reclamaba la desinhibida Claudia.

–-Así es, además están en deuda con él, a mi déjame a tu amiga………

–-con eve, no creo que se preste a eso, la conozco muy bien y n……

–-Hey chamaca tú no te preocupes por ella, yo la convenceré, tu preocúpate por satisfacer a mi amigo……

A Claudia no le caía muy bien esa propuesta tener que satisfacer al desagradable del cojo Juan y se lo replico al maestro Tulio quien trataba de convencerla.

–-escucha Claudia después de unos tragos ya no te importara, además te digo que el cojo se maneja una buena verga, como a ti te gustan………

–-Ja ja ya la ha probado maestro…… decía divertida Claudia.

–-Ya déjate de tonterías o quieres salir mal en esas materias……

–-Esta bien maestro hare el intento con ese, pero si mi amiga no quiere nada con usted no la fuerce………

–-Oye que me crees un violador……

–-cínico……con esto quedaron de acuerdo los dos.

Al regresar a la sala con todos los tragos la nena quien ya se había vuelto a poner su bikini estaba sentada en el sofá grande y el cojo Juan en uno de los sofás para una sola persona en el otro se acomodo el maestro Tulio y Claudia se sentó en donde se encontraba Evelin.

Se dispusieron a tomar solo vino dulce para no incomodar a Evelin que no quería el amargo de los otros licores, el maestro Tulio no dejaba de mirar a la bella colegials quien inocentemente seguía bebiendo escuchando a Claudia lo que contaba y el cojo Juan escuchaba atentamente lo que decía Claudia sonriendo pero por dentro su mente perversa maquinaba sus mas ocultos deseos.

Habría pasado cerca de media hora y todos ya sentían que se les había subido el vino, sobre todo Evelin quien por no ser tan adepta a la bebida ya se encontraba más que divertida con la conversación.

La nena se quito las botas dejándolas a un lado y cruzándose de piernas seguía bebiendo y disfrutando de la reunión y de las ocurrencias de Claudia; el maestro Tulio veía embelesado las hermosas piernas de la nena y como uno de sus pies colgaban moviéndose de lado.

El maestro tulio deseaba arrodillarse y empezar a besar cada dedito de la escultural Evelin quien inocentemente enseñaba esos bonitos y delicados pies que enloquecerían a cualquier fetichista.

Claudia también se quito sus zapatos de taco pues quería también que sus pies descansen sobre la fina alfombra de la sala.

Los dos viejos ya no podían mas con lo que veían de estas dos preciosidades.

El cojo Juan se paro y prendió el equipo de sonido donde justo tocaban una canción de Wisin & Yandel (reggaetón), pidiendo que las nenas se pongan a bailar.

–-Vamos nenas porque no bailan esta canción…… decía el lujurioso cojo.

–-Si, queremos ver como bailan para aprender……… también les animaba el maestro Tulio.

Las nenas se miraban sonrientes ante el pedido de los dos viejos, aunque Evelin no quería hacerlo Claudia le tomo de la mano y la animo.

–-vamos Evi, bailemos para nuestros héroes……… Evelin se sonrió y se acordó de la deuda que les tenía y acepto casi como siempre a todo lo que le decía Claudia.

–-ok bailemos Clau, pero tu harás de hombre ………

–-Ok amiga bailemos.

Los dos viejos se sentaron para apreciar el espectáculo de ver a estas dos bellezas, las mejores de la escuela bailar para ellos, Claudia tomo por la cintura a Evelin quien ya se movía al ritmo de la canción Claudia bien pegada al trasero de Evelin se movía como si la estuviera penetrando a lo cual nuestra bella nena solo seguía moviéndose al ritmo de Claudia.

Sus ojos se encontraban entrecerrados disfrutando de la canción mientras los dos viejos veían maravillados a las dos chamacas bailar.

Evelin ya algo animada por el vino se agachaba hasta el piso al ritmo de la canción mientras Claudia hacia movimientos casi eróticos como si la estuviese penetrando, como se baila estos atrevidos bailes.

La nena en todo ese momento le regresaban a la mente los momentos que vivió en la feria en manos de don Pedro, no se lo podía sacar de su mente, no podia olvidar todo ese placer que el viejo le dio, ese viejo que estuvo a punto de ser su macho, de ser su marido y se empezó a excitar y por efectos del vino casi se cae al piso si no fuese por Claudia quien la sostuvo.

–-Que te pasa amiga que casi te caes……

–-Ahí disculpa Claudia, creo que el vino me está haciendo efecto, decía sonriente e inocente la bella nena.

–-Ah bueno amiga porque no te das una ducha para que te repongas……

–-¿Porque una ducha? Pregunto dudosa la nena a Claudia.

–-Amiga estas oliendo raro, parece que esos tipos te dejaron su olor, mejor báñate…… Le dijo en un susurro Claudia a la nena quien se sonrojo y a la vez se preocupo de estar oliendo mal, a ella que era amante de la limpieza y el aseo, y se dispuso a tomarse un baño.

–-Bueno ya regreso, me daré una ducha y ya regreso………

–-Ok amiga y te pones algo mío si deseas ………

La nena se retiro descalza meneando esas dos imponentes nalgas que tenía que hacían juego con sus torneadas piernas y su estrecha cintura en fin una obra de arte de la belleza femenina, el maestro Tulio estuvo a punto de irsele en siencima.

Los dos viejos ya maquinaban con sus ideas pues Tulio le había contado el plan al cojo quien no podía creer que Claudia se dejaría tocar por él y le agradeció de por vida al maestro Tulio.

Mientras eso pasaba la nena ya se encontraba en la ducha que se encontraba en el cuarto de su amiga, no le costó trabajo quitarse su corta minifalda y la sexi blusa, su pequeño bikini negro fue deslizado hasta el piso por sus largas y torneadas piernas, la nena ya completamente desnuda se metió a la ducha cerrando la persiana de vidrio que se opacaba con el tenue vapor del agua tibia.

El agua se deslizaba por todo el hermoso cuerpo de la nena provocándole a la nena una sensación placentera y nada mas al frotarse con el jabón liquido por sus redondos y turgentes senos, una electricidad la recorrió de pies a cabeza.

Al mismo tiempo recordó el calvario que sufrió en la feria con don Pedro y se excito de inmediato, la nena se apoyo de espaldas a la pared de la ducha deslizando su mano por todo su bello cuerpo pensando en los momentos que el vejete le hizo pasar; ese delicioso placer que solo en su vida lo sintió con él y empezó a gemir suavemente casi como un susurro.

–-ahhh ahhh hummm doon peedrooo ahhh ahhhh ……

La nena no podía creer lo que de sus labios salían, estaba gimiendo recordando lo que el vejete de don Pedro le había hecho y por mas que le parecía malo lo que le hizo eso la excitaba mas, se lamentaba el que la hallan rescatado o tal vez si los demás viejos no se hubieran metido, ella ahora estaría en algún cuartucho gozando de la culeada que el viejo Pedro le estaría dando.

–-ahhh ahhh doon peedroo lo nesecitoo ahh ahhh…… La nena no podía sacárselo de la cabeza, recordaba que don Pedro le dijo que nunca lo olvidaría y tenía razón y ahora deseaba volverlo a ver, que me pasa dios mío se decía ella, como puedo estar deseando a ese viejo, yo amo a Rodrigo, don Pedro no no no, se decía pero no podía sacárselo de su mente.

Su mano ya se encontraba acariciando su virginal vagina mientras la otra amasaban una de sus tremendas tetas, mientras que su delicada espalda se frotaba sobre la cerámica de la ducha, la nena estaba bien caliente de la lujuria que sintió, quería salir de allí y regresar a la feria para buscar a ese que iba a convertirse en su macho, a ese que la había vuelto loca de placer.

Mientras todo esto pasaba en la sala seguían Claudia y los dos viejos conversando, el maestro Tulio ya no aguantaba las ganas de estar con la nena, lo ansiaba tanto.

–-Bueno voy a ver qué pasa con Evelin que no viene, no vaya ser que se duerma, ya regreso…… le dijo esto guiñándole un ojo a Claudia.

Claudia se quedo solo con el cojo quien se sentó a su lado para seguir tomando una copa de vino. Claudia se tomo de un solo trago todo el vaso y respiro profundo, tenía pensado satisfacer al cojo y con algo de trago lo soportaría, además le inquietaba saber si de verdad tenía una buena verga como le dijo Tulio.

A Claudia le gustaban los chicos bien dotados y se enloquecía cuando veía una verga de descomunales volúmenes, se acerco mas al cojo de manera coqueta, sorprendiéndose el cojo al tenerla tan cerca.

–-Sabes Juan, me gusto como me defendiste de ese Viejo, fuiste muy valiente……… le decía Claudia mordiéndose los labios sensualmente, el cojo Juan un poco nervioso ya no aguantaba las ganas de cogérsela allí mismo.

–-solo lo hice por ti preciosa…… el cojo Juan se lanzo con todo para impresionar a Claudia, quien no necesitaba nada de eso ya que de todas formas tendría que hacerlo.

Claudia dio manos a la obra en su misión y se abalanzo sobre el cojo besándole apasionadamente sorprendiendo al cojo, una de las piernas de Claudia se frotaban sobre las del cojo Juan quien al fin reacciono y comenzó a acariciar esas suaves piernas que tanto había ansiado tocar.

Claudia quien ya se había excitado por tener que satisfacer a este viejo asqueroso se sentó sobre el cojo quien se recostó en el sillón sin dejar de besar a la endemoniada chamaca, sus manos ya sujetaban esas duras nalgas que tenia Claudia.

El cojo subió el delgado vestido para poder tocar la suave piel del culo de Claudia, ese culo por el que tantas noches se había masturbado y que ahora tenía a su disposición.

Claudia quien ya estaba muy cachonda deslizo una de sus manos por debajo del pantalón del cojo sintiendo ya la dureza de esa verga que noto muy gruesa tal y como a ella le gustaban.

El cojo quien no era manco tomo las tiras del vestido de Claudia y las deslizo de sus hombros hasta dejarlas en la cintura, quedando esos bellos senos de pezones rosados frente a su desagradable rostro.

Y como si fuese un bebe empezó a succionar como si tratara de sacar leche de ellos, Claudia se enloquecía de placer pues aunque el cojo era un viejo desagradable si tenía mañas para satisfacer a una mujer.

–-Ahí Clau, que ricas tetas hummm slurppp ……

–-comaselas chúpamelas ahhh ahh ………

Claudia ahora si estaba excitada al sentir esos horribles labios del cojo chupando salvajemente sus senos mientras que con las manos acariciaba todas sus intimidades por encima de su diminuto bikini. Pensó que a pesar de todo no le caería mal el trato que hizo con el maestro Tulio.

Ella seguía disfrutando del manoseo del cojo sin dejar de palpar esa gruesa verga que se manejaba el viejo, ya ansiaba meterse a la boca esa gruesa barra de carne llena de venas que sentía en su mano.

–-Ahii señor Juan que rico, déjeme probar su verga por favor …… le pedía la chica al cojo; Claudia a comparación de nuestra protagonista era más liberal en esto del sexo, desde sus 13 años ya sabía lo que eran los manoseos y hasta con un primo se había encamado.

–-Muy bien muñeca chúpame esta verga que esta dura por ti …… el cojo Juan se sentía muy libre de decir esas leparadas con Claudia, la chamaca rápidamente se arrodillo de lado en el sofá y como una desesperada se dispuso abrir el pantalón del cojo para liberar ese miembro que se le manifestaba deliciosa para su boquita.

El cojo Juan se levanto un poco y se bajo el pantalón hasta los pies con todo y calzones, su grueso miembro se levanto erecta hacia el techo ante la mirada atónita de Claudia a quien se le abrieron los ojos al ver la herramienta que tenia Juan.

–-Wau papito, pero que grande la tienes …… Claudia miro al cojo mordiéndose los labios sensualmente.

–-Si muñequita grande y dura para ti……

Claudia metió en su boquita todo lo que pudo de ese mástil de carne y venas palpitantes, el cojo veía estupefacto y en el cielo a esa bella chamaca subiendo y bajando por toda su verga, no podía creer lo que estaba viviendo.

Claudia pensaba como es que este adefesio podía tener tan buena verga, no se le comparaba ni al de su guapo novio, acaso debe ser que todos los feos la tienen grande pensaba para si misma.

El cojo disfrutaba de la mamada que le daba mientras estiraba una mano hacia las nalgas de Claudia deslizando hábilmente ese diminuto bikini que tenía puesto y ayudada por Claudia término de quitársela.

Ahora sus dedos hurgaban por las deliciosas intimidades de la chamaca que aceleraba mas la mamada al sentir sus partes intimas manoseadas por el cojo, el degenerado del cojo metió un ensalivado dedo por el ano de Claudia haciéndole casi tragar por completo toda la verga.

–-Ahhuuu no por favor por allí no Juan, me duele ……

–-Acaso eres virgen por el culo preciosa ……

–-bueno no, pero muy pocos me lo han hecho por allí……

El cojo escuchaba la sensual voz de Claudia que prácticamente el invitaba a romperle todo el culo, sin lugar a dudas la muchacha sabia como excitar a los hombre y provocarlos para que le den muy duro y con lujuria, era ya una experta en el sexo.

El cojo ya no podía mas con todo lo que pasaba, le saco el miembro de la boca y se cruzaron las miradas, Claudia no necesito ni que se lo propusiera casi de inmediato se sentó sobre el cojo subiéndose el vestido para arriba hasta quedar completamente desnuda.

El cojo la tenía tomada de la cintura alzándola para clavarle toda la verga de una buena vez, la excitada Claudia tomo con sus manitos ese miembro empapado de su saliva y la coloco en la entrada de su caliente panochita. El Cojo la sentó sobre su verga de una sola vez viendo a Claudia que llevo su rostro hacia el techo muerta de placer, el cojo la subía y bajaba por toda la longitud de su verga mientras Claudia se sujetaba de los toscos hombros del cojo.

–-ahhh ahh uhhhh maass maass juuuaann dameee maasss ahhh……

–-Que rica panochita tienes muñecaa , AHH aHH … el cojo Juan se sentía en la gloria al tener sobre él a su más anhelado sueño y bramando de placer.

Claudia seguía cabalgando a ese cerdo asqueroso muerta de placer; mientras que en la habitación de Claudia nuestra Evelin ya se encontraba siendo observada por el maestro Tulio a través de la persiana de vidrio; la nena seguía gimiendo de placer rememorando todo lo vivido con el viejo Pedro.

El maestro tulio quien había llevado una botella de vino escuchaba atónito como gemía la nena, acto seguido procedió rápida y desesperadamente a quitarse la ropa hasta quedar desnudo, se acerco lentamente hacia la ducha con la verga completamente parada.

–-ahhh ahhh peeedrrooo ahhh peedrooo ahhh ahh…… el maestro Tulio oía a la nena gemir por pedro, quien seria algún novio del colegio, se preguntaba; no aguantando mas abrió la persiana de la ducha y pudo ver a la hermosa nena desnuda y empapada por el agua con una mano en su vagina y la otro en una de sus grandiosas tetas.

–-que que hace uusteed aquiii ……… reclamo la sorprendida nena que tapaba sus partes intimas viendo asustada al maestro Tulio completamente desnudo frente a ella.

–-no te asustes linda, solo vine para acompañarte…… la nena no salía de su calentura aun, el vino la tenía un poco confusa, no se movía de la ducha ni le invitaba a retirarse al viejo.

–-oye nena porque no nos bañamos juntos, que dices……

–-queee noo saalgaa por favor …… le contestaba nerviosamente la tierna Evelin, pero el maestro Tulio era hábil con las palabras y la tranquilizaría a toda costa.

–-tranquila nena, no te hare nada que tu no quieras………

–-peero esto no está bien, váyase………

–-yyy dime Evelin, quien es Pedro cuéntame sobre el ………

A la nena se le abrieron sus hermosos ojos verdes al oírle preguntar por él, se puso nerviosa sin saber que decir, que le digo ahora se preguntaba desesperadamente.

–-dime pues preciosa, acaso es tu novio o algún amigo que te gusta………

La nena se tranquilizo al oír eso, al menos el maestro Tulio no tenía idea a quien se refería.

–-mira nena porque no jugamos un juego que te gustara ……

–-Quee que juegooo…… preguntaba la nena algo confusa.

–-Mira porque no jugamos a que yo soy Pedro, que te parece……

La mente de Evelin y gracias al vino y la excitación le traían recuerdos de lo vivido en la Feria, el maestro Tulio le ofreció un poco de vino a la nena quien al ver el pico de la botella cerca de sus labios tomo un buen trago relajándose mas; el maestro Tulio estaba concentrado en no echar a perder el momento.

El ya quería cogerse a la nena pero tenía que ser inteligente, así que le ofreció otro trago más que la nena bebió sin objeción, en la mente de Evelin solo estaba Don Pedro y gracias al alcohol hasta pensaba que estaba frente a él.

El maestro Tulio dejo a un lado la botella y se acerco mas a la nena quien ya no se oponía nada, Tulio tomo la mano de la nena y dejo descubiertos esas enormes tetas que ya había probado una vez.

La nena solo cerró los ojos apoyada de espaldas sobre la pared sintiendo cada vez más cerca a Tulio, quien empezó a besar el delicado cuello de la colegiala, en la mente de la chamaca solo estaban los recuerdos de la Feria, y por el alcohol ni se daba cuenta que Tulio se aprovechaba de ella.

Tulio bajo sus manos para agarrar esas nalgas suaves y húmedas por el agua, se sentía en un sueño al poder tener a Evelin en sus manos, se agacho para comenzar a mamar esas tetas descomunales que se encontraban erizadas de excitación.

La nena empezaba a gemir delicadamente y más cuando el maestro acaricio su virginal vagina, su cuerpo se calentó casi al instante; sus senos era prácticamente devorados por Tulio quien pasaba de una a la otra como un desesperado.

–- ahhh ahhh ssiiii siii quee riicoo ahhh ahh…… la nena se soltó en frases de placer por los toqueteos y manoseos de tulio, quien oía música para sus odios al saber que hacia disfrutar a esa diosa que tanto deseaba.

–-hummm mamazota, te gusta que te chupe tus tetas humm……

–-ahii siii siii doon peedrooo siiii me guuustaa ahhhh ……… el maestro Tulio se se sorprendió al escuchar que la nena lo llamaba Pedro, pero Don, cavilo rápido que la nena tenia por amante a algún hombre maduro como él, pero no le importo.

Evelin estaba algo ebria y no se daba cuenta lo que decía, solo quería sentir ese placer que le fue arrebatado; el maestro Tulio tomo por los hombros a la nena haciendo que se agachara y quedara a la altura de su verga y empezó a frotarla por entre esas dos deliciosas tetas de la nena.

–-vamos mi chiquita, mamame mi verga siii…… le pedía cariñosamente Tulio a la nena que tenía la cabeza de lado, la nena vio hacia los ojos al odioso maestro y se negó a su petición.

–-Vamos chúpasela a tu Pedro, chúpala por favor …… la nena al escuchar eso cerraba los ojos de placer, el solo escuchar el nombre del vejete la excitaban como si fuese un afrodisiaco; Tulio le rozaba los labios con la cabeza de su verga a la nena quien recordaba cuando Don Pedro le prometió que le daría de verga por la boquita.

La nena con sus ojos cerrados abrió sus rosados y bellos labios permitiendo que la verga de Tulio ingresara delicadamente y recibida por su lengua quien acariciaba al invasor, la nena solo pensaba en que esa hubiese sido la verga de don Pedro y empezó a mamar la verga de Tulio a un ritmo lento pero delicioso para el maestro.

Tulio suspiraba al sentir la deliciosa y caliente boquita que mamaba su ansiosa verga; ver ese hermoso rostro comiéndose su verga lo calentaban mucho mas; la nena seguía mamando esa verga imaginándose estar con don Pedro y es por eso que mantenía cerrado sus ojitos.

–-Ahh que bien lo haces putita que bien ahhh……

Escuchar a Tulio decirle putita le trajo aun más el recuerdo del vejete y abrió sus ojos para verlo, le gusto que le dijera así; el vino tenia a nuestra protagonista ya muy relajada, solo lejanos pensamientos morales la hacían negarse al placer carnal.

Al maestro tulio le gusto ver ese rostro de ojos verdes mirándole mientras se comía su tiesa verga; ya no aguantaba las ganas de cogérsela pero tenía que ser paciente, todo iba por buen camino con la nena y no lo echaría a perder.

La nena saco de su boca esa verga de tulio y le empezó a dar lametazos pero nuevamente con sus ojitos entrecerrados.

Tulio no aguanto más y la obligo a pararse para propinarle un angustiado beso a la nena.

Evelin recibía esa desesperada lengua en su boca enredándose con la suya misma mientras que sus nalgas eran magreadas por Tulio como un desesperado.

–-Ahii putita, ahí mamazota, que buenota que estas ahh………le decía tulio mordiendo suavemente la oreja y el cuello de la nena; Evelin se empezaba a descontrolar nuevamente, pero la diferencia es que el profesor Tulio no le gustaba, solo por el trago y el recuerdo de don Pedro estaba en ese estado de excitación.

–-ahhh ahhh uhhh mmm ahhh…… gemía la nena al sentir los besos y lamidas de tulio que ahora eran acompañados por un dedo que hurgaba dentro de su ano.

–-Ahí mamazota ya no aguanto, te quiero coger ya …… El maestro tulio tomo entre sus brazos a la nena cual si fueran una pareja recién casada y la llevo hacia la cama de Claudia.

La inocente Evelin se desespero con las intenciones del maestro Tulio y empezó a patalear angustiosamente.

–- no no déjeme, no puedo no ……

–-que pasa muñeca, porque no quieres…… le dijo el maestro Tulio poniéndola en el suelo a la colegiala.

–-no; esta es la casa de mi amiga, esto está mal, déjeme…… la nena buscaba una excusa para no caer bajo las garras del maestro. Tulio ya se mostraba impaciente y a punto de si quería forzar ahí mismo a la nena, cuando en eso escucho los ruidos lejanos de la otra pareja en la sala.

–-mira nena, quieres ver a tu amiga, vamos…… Tulio llevo de la mano así desnudos los dos hacia el pasadizo que daba a la sala.

Cuando llegaron los dos se asomaron y Evelin no pudo creer lo que veía; su amiga del alma en cuatro patas sobre el sofá y el cojo atrás clavándole salvajemente la verga; se podía oír a Claudia gemir y gritar de placer.

Su amiga querida dejándose follar por ese asqueroso sujeto, aquel cerdo que también se aprovecho de ella, le venía a la mente los momentos vividos con el cojo en el sótano de la escuela y se le erizaba la piel, ella también había sentido esa verga del cojo y gritado de placer, pero ese recuerdo se transportaba rápido a lo que había sentido en la feria y se excitaba nuevamente.

El maestro Tulio lo noto y paso una de sus manos hacia la vagina de Evelin quedando su verga entra las duras nalgas de la nena mientras que la otra mano le masajeaban uno de sus voluminosos senos.

–-Ya ves ricura, como goza tu amiga, no es justo que tu no lo hagas…… el maestro Tulio la trabajaba psicológicamente a la nena para que caiga en sus redes, era un experto para convencer a la gente.

La nena solo apoyo su cabeza en el hombro del maestro Tulio dejándose tocar sin reparos por él, recordaba lo que Claudia le dijo en la Feria que tenía que ser más mujer, más madura y dejarse de niñerías y satisfacer a los hombres, claro que sin el alcohol no hubiese pensado en eso, pero como ya sabíamos don Pedro había despertado toda la lujuria que Evelin tenía escondido por dentro.

Tulio volteo a la nena frente a él y le propino un beso de lengua salvaje que la nena recibía dócilmente, ella seguía pensando en don Pedro y se dijo me imaginare que este es el; el maestro Tulio le ofreció otro trago de vino que la nena se tomo sin asco.

Tulio ya la veía entregada a él; así que nuevamente tomo entre sus brazos la nena para llevarla al cuarto; la nena no opuso resistencia.

Ya en el cuarto desparramo cual larga es a la bella chamaca, quien se retorcía de placer al sentir la boca del maestro en su núbil vagina; tulio le comía esa vagina que ya daba por hecho que sería suya, aunque muy en el fondo quería darle primero por el culo, ese por el que mucho en la escuela se masturbaban.

La nena no paraba de gemir por la comida que le daba el maestro, quien se deslizo hacia arriba para chupetear esos senos maravillosos, la nena sentía la verga de Tulio a la altura de su vagina tratando de entrar.

Ella algo contrariada no quería que le diera por allí, pensaba que ese último recaudo de su virginidad tendría que ser para su amado Rodrigo y no esté aprovechado, pero también pensaba en don Pedro, mi panochita es para él, para mi macho, se decía angustiada y excitada por ese último pensamiento.

La nena se volteo boca abajo rápidamente ante la sorpresa del maestro; pero seguía maravillado al ver ese tremendo culo ante sí.

–-muy bien perrita, con que te gusta por atrás……

La nena no respondía, solo respiraba agitada esperando que le haría el maestro, quien al ver ese redondo trasero se agacho para lamerle ese agujero que ya había sido castigado.

–-ahhh ahhh uhhh siii ahh ahh……

–-te gusta como te como tu colita putita……

–-ahii sii ahhh ahhh …… el maestro Tulio le lubricaba el ano a la nena dándole también pequeños mordiscos en esas carnosas nalgas.

–-muy bien putita, prepárate que te voy a destrozar este sabroso culo que tienes……

A la nena todas esas palabras soeces le recordaban a don Pedro y casi por instinto se acomodo en cuatro patas con las piernas bien abiertas para recibir en su ya ansioso ano la verga del maestro.

–-ahii sii doon pedroo métamela yaa por favor ahh…… la nena nuevamente en su ebriedad pensaba estar ante el vejete de la Feria lo que molestaba al maestro pero con tal de gozarse a la chamaca ya no le importaba.

El maestro tulio apunto su verga en la entrada del dilatado ano de la nena quien al sentir la cabeza de ese miembro en la entrada de su trasero, ella misma se lo clavo en un delicado retroceso.

–-ahhi siii pedroo papii siii ahhh…….

–-Toma putita, así que te gusta por el culo no ……

El maestro Tulio algo contrariado porque le seguía llamando por otro nombre comenzó a penetrarla salvajemente en un vaivén que hacia remecer la cama, la nena se aferraba de las sabanas muriendo de placer.

Pero no por la verga de Tulio sino por los recuerdos de la culeada que le dio don Pedro.

–-ahhh ahhh maas ahhh maaas ahhh……

–-te gusta como te culeo puta, te gusta………

–-ahii sii doon peedroo siii mee gustaa ahh ahh ……

–-no soy pedro carajo, soy TULIO CARAJO …… la nena disfrutaba de la culeada que le daba pero en su mente lo que más le excitaba era pensar que don Pedro la follaba.

Habrían pasado como 5 minutos de intensa follada, cuando el maestro Tulio algo molesto le saca la verga del ano a la nena para maquinar un nuevo plan.

–-oye putita le darias a tu Pedro tu panochita…… le decía todo esto metiéndole un dedo por el castigado ano.

–-uuufff ufff quee ahh ahh ahhh……..-

–-vamos puta dale a tu Pedro esa panocha que se muere por mi verga……

La nena seguía confundida y en verdad pensaba que estaba con Don Pedro.

–-ahii siii folleme por mi panochita don Pedro ahhh ahh ……

Al maestro tulio se le ilumino el rostro al escuchar a la nena; no habría objeción de perforar esa vagina que sabía era virgen, era el sueño de muchos varones en la escuela y estaba solo para él.

–-Pues ahora será turno de tu panochita preciosa………

El maestro Tulio apunto su verga en la entrada de la virginal vagina de Evelin con la intención de clavársela duramente hasta el fondo y sin piedad como para que se acordara toda su vida de él.

Cuando de repente sonó la puerta del cuarto violentamente.

TOC TOC TOC TOC

–-Maestro Tulio, maestro Tulio, salga rápido ………

Era el cojo Juan quien tocaba desesperado para desgracia del maestro Tulio quien se dirigió hacia la puerta.

–-Que Diablos quieres carajo, no ves que estoy ocupado ……

–-Maestro vístase rápido, llegaron los padres de Claudia ……

–-Como y donde esta Claudia ……

–-Ordenando la sala, tenemos que salir por atrás y rápido……..

–-Me lleva el demonio, mira Juan, ya la tengo para mi ……..

El cojo observo a la nena echada boca abajo y algo mareada.

–-ni hablar maestro, ya habrá otra oportunidad…….

El maestro Tulio entro nuevamente al cuarto y le dio un sonoro beso a las nalgas de Evelin que se encontraba aun boca abajo sin saber que pasaba.

–-Vamonos Juan ……… el maestro tulio fue por su ropa hacia el cuarto de baño y vistiéndose rápidamente escaparon por el patio de atrás de la casa.

Claudia muy rápidamente había escondido todos los tragos que habían tomado y recibió muy cándida e inocente a sus padres.

–-Mama, Papa, que paso, pensé que volverían mañana……

–-si pues hija lo que pasa es que se cancelo el matrimonio y nos regresamos…… dijo el papa de la chica.

–-ahí que mal fue eso, pero qué bueno que estén aquí………

–-Y que tal les fue en la Feria, se divirtieron…… pregunto la mama.

–-Nos divertimos muchisisimo, ni se imaginan.

–-Y Evelin……

–-Creo que ya está durmiendo, estaba muy cansada, bueno me voy a dormir…… …

–-que duerman bien hija………

Claudia al llegar a su habitación le echo seguro a la puerta y vio a su amiga desnuda sobre su cama.

(No, no me puedo creer que Evelin haya follado con el maestro) pensaba Claudia que al acercarse noto a su amiga bastante cansada y ebria y solo le escucho decir:

–-Peeedroo ahí pedroo ……

–-Eve, despierta Eve. …… Claudia vio que su amiga ahora si cayó en un profundo sueño.

–-Pedro y quien será Pedro…… se quedo preguntándose Claudia mientras se acomodaba al lado de su amiga para dormirse también, habían tenido un día muy agitado.


Un relato erótico de Janitzieola - janitzieola@hotmail.com publicado el 30/04/2013, con 50.613 lecturas hasta la fecha

eSedo.com - Compra, venta y registro de dominios y proyectos webinfos proyecto: sexopol.comestadísticas para proyecto: sexopol.cometracker® web controlling en lugar de analisis de archivos log