Publicar anuncio

Me tiré a mi hermana

Durante un campamento me desvirgue y vi como desvirgaban a mi hermanita...
Un relato erótico Anónimo publicado el 16/03/2005, con 59.206 lecturas hasta la fecha

Aquel era mi primer campamento con el nuevo colegio. Mis padres se habian trasladado de ciudad, y mi hermana pequeña y yo empezamos a estudiar en un colegio religioso mixto.

Para el veranos nos apuntamos a los campamentos. Yo, con mis 13 años, ya me habia hecho buenos amigos, y mi hermana, con un año menos, tambien. En el colegio casi no pareciamos hermanos, porque cada uno iba por su lado.

Ya en el campamento los chicos enseguida nos dimos cuenta que nos habia tocado un monitor un tanto cateto. Era un chico de unos 19 o 20, mientras nosotros teniamos entre 12 y 14,y que decian que tiraba para cura. Un mojigato. Tenia un segundo de unos 15 o 16, Juan Pablo, un tio repetidor de octavo que era bastante problematico, pero que los curas permitian porque su familia tenia cantidad de pasta.

Enseguida hicimos buenas migas, y empezamos a tener buena camaraderia entre cuatro o cinco chicos y Juan Pablo. Enseguida salio el tema del sexo. Nos dijo que el ya habia follado, y que le gustaba. Nosotros casi no nos la pelabamos aun. Yo lo habia intentado, y me habia aburrido, mientras que otro tio decia que el ya se corria (no creo, era de los pequeños). El tio nos confeso que todos los años mojaba en el campamento, desde que tenia nuestros años. Siempre habia alguna tia que llegaba a dejarse, que era cuestion de hacerselo bien.

Un dia salimos a hacer una actividad fuera del campamento, que implicaba una gran andada. Al cabo de un tiempo andando, y ya con bastante calor, Juan Pablo propuso que nos separamos del camino para comer, y que aprovecharamos para bañarnos en el rio. Como estabamos llegando oimos que la poza adonde ibamos estaba ocupada. Las chicas se nos habian adelantado. Nos acercamos sin hacer ruido y desde cierta distancia pudimos verlas. Se estaban bañando en bolas, incluida una monitora un que iba de moderna, ya mayor, que estaba de muerte.

Era la primera vez que algunos de los que estabamos alli veiamos a las tias de esa manera. La monitora lucia un gran felpudo en sus partes, mientras el resto de las chicas apenas tenian vello. Mi hermana lucia un pequeño bigote en la parte superior de su rajita, casi igual que el mio encima de mi pirula. Juan Pablo hacia comentarios sobre lo buenas que estaban, y reconocio entre ellas a una que habia estado con el el año pasado. Nos dijo que era buena golfa, que se habia dejado follar por el y por varios monitores. Me parecio que la chica tenia el coño mas abultado que las otras, igual solamente era lo caliente que estaba yo en ese momento. Ellas se vistieron y se marcharon, ocupando al poco rato nosotros su puesto. Juan Pablo propuso entonces hacer como ellas y bañarnos en bolas. Todos aceptamos, como enardecidos por la atmosfera de sexo. Logicamente, Juan Pablo lucia un pollon enorme comparado con los nuestros. Tenia cantidad de pelo por todos sitios y era realmente grande. Los chicos la teniamos normalilla. Algunos sin nada de pelo, otros descapullados.... Ya nos habiamos visto en bolas en el dormitorio y en las duchas, tampoco supuso un descubrimiento.

Ya por la noche, en el campamento, Juan Pablo nos dijo que habia quedado con la tia que habia reconocido en el grupo de mi hermana. Nos conto que la tia le habia dicho de dar un paseo hasta una zona que fue donde se la tiro el año pasado, que era poco frecuentada en el entorno del campamento, asi que esperaba volver a follarsela. Le dijimos que seguro que era un farol y que terminaban contandose chistes, y que el luego nos contaria mil historias que no serian ciertas. Juan Pablo nos propuso entonces que nos daria una prueba, o mejor aun, que vinieramos y le vieramos, para que de verdad fueramos testigos. El tio sabia que era nuestro heroe, y queria afianzar mas aun su leyenda....

Esa tarde fuimos al lugar a donde se supone que se encaminaban y nos escondimos de tal manera que tuvieramos buena vista del pequeño claro totalmente rodeado de arboles y piedras, un sitio muy discreto y tranquilo. Cuando llegaron el se hizo un porro, y ambos fumaron, enseguida estaban besandose y metiendose mano. Nosotros no les quitabamos ojo, y pudimos incluso oir como gemia la tia. Vimos que ella no se quedaba atras, y que le agarraba los huevos por encima del pantalon. Fijo que se dejaba meter.

Se despelotaron los dos, con Juan Pablo luciendo una descomunal empalmada. Ella se la agarro y se la empezo a mamar. Eso era demasiado para nosotros. Incluso Juan Pablo alucinaba. La tia habia aprendido mucho desde el año pasado. Enseguida la chica se tumbo de espaldas y Juan Pablo se situo entre sus piernas, encajando su pelvis y guiando su rabo hacia el agujero. Lo encontro y lo abrio, por el gemido que dieron los dos. Vimo como le bombeaba, torpemente. El porro no le habia sentado bien a la chica, y cada vez estaba mas atontada. Las enculadas de Juan Pablo iban en ascenso, pero ella solamente le dejaba hacer, como medio desmayada.

De repente hicimos un ruido y la chica ni se movio, mientras que Juan Pablo miro hacia donde nosotros estabamos. Nos vio y nos sonrio, mientras se tiraba a la tia totalmente colgada. Empezo a decir en voz alta que la tia no se enteraba de nada, hasta que llego un momento que nos dijo que bajaramos al claro, junto a el. Bajamos y nos dijo que nos aprovecharamos, que estaria desmayada un rato, que el habia terminado. Tenia la polla morcillona y sucia, con su propio semen. La tia rezumaba semen por el agujero, que estaba un poco abierto. Se habia corrido dentro, a pelo, y habia sido buena corrida. Nosotros tres nos miramos y nos pusimos como locos, nos tiramos hacia ella a tocarla por todos sitios. Otro y yo le sobabamos el conejo, refrotando el semen de Juan Pablo por toda la raja, y el tercero le sobaba las tetas. La tia no decia nada, pero tenia los pezones bien duros, y tampoco se oponia, se dejaba hacer, como en sueños.

Un amigo se bajo los pantalones y los calzoncillos y se puso encima de ella. Su rabito, como un dedo, golpeaba por las piernas de la chica. Juan Pablo le dijo como tenia que agarrarsela y llevarla hasta el agujero. Enseguida vimos como la pollita se desplazaba dentro de la chica. Ella gimio, con gusto, y mi amigo tambien, diciendo que aquello era muy bueno. Estaba tan caliente que cuando se la metio entera, hasta hacer tope, se corrio dentro. Juan Pablo le dio un manotazo en la espalda, diciendome que era un machote. Yo fui a ocupar su lugar inmediatamente. Mi polla era mayor que la de mi amigo, sobre todo el capullo. Siempre lo he tenido muy resaltado, como una especie de seta. Situe enseguida mi arriete en su agujerito,y fui empujando despacio. Yo me hacia daño, porque mi capullo tenia un diametro mayor que la polla de Juan Pablo, que era lo mas grande que le habia entrado a la tia, asi que me estaba costando un poco. Ademas lo tengo muy sensible, asi que lo hacia muy muy despacio. La chica se fue como relajando, y me senti como si me agarrara el rabo con la vagina y me lo apretara. Que gustazo sentia, como me gustaba esto de follar...

Empece a sentir una sensacion rara. No sabia si me iba a correr, a mear o a que. Yo me habia corrido pocas veces, dos o tres, creo, y todavia no lo tenia muy controlado. Enseguida un escalofrio me invadio entero y me sali de la chica. Vi como de mi rabo brotaba el semen, dos grandes gotas que saltaban hasta el conejo recien follado, muy lubricado. Un hilo de semen seguia uniendo mi rabo y su coño. La mezcla de la lefa de mis colegas y de la parte de la mia que habia quedado dentro lo habia embalsado por completo y la chica presentaba una raja llena de leches. Todavia faltaba por metersela a mi otro colega, el hermanillo de Juan Pablo, que saco timidamente una pilila de cinco o seis cntimetros, sin ningun pelo y casi sin huevos. Juan Pablo le dijo que no se preocupara, que tambien el con sus años, ocho o nueve, tenia la pilila asi, pero de mayor tenia buen mango. A ver si le sueltas tu primera lechada, le dijo Juan Pablo, que sabia que su hermano todavia no se habia corrido.

El chaval se puso encima, era la mitad que la chica, y ella casi ni sentia quelo tenia encima. Enseguida se la metio sin ninguna dificultad. Se le salia todo el rato, porque culeaba muy a lo loco. Enseguida el cabron empezo a culearle bien, tanto que la tia empezo a gemir. Su rabito entraba y salia con soltura, haciendo un ruido que dejaba claro la cantidad de jugos que habia alli. Una vez que se le salio, se movio y vimos como de su capullo, como una avellana, salia una gota de semen. Juan Pablo aplaudio, diciendo que ya era un tio. La tia empezaba a volver en si, preguntando que pasaba. La vestimos corriendo, y tambien nos vestimos nosotros. Se fue despertando y dijo que nos fueramos. Ella habia sido consciente en todo momento. Se limpio el semen del conejo y no dijo nada. Se lo limpio a la vista de todos. Sin ningun pudor, diciendonos guarros. Cuando se levanto tuvimos que ayudarle a andar, porque todavia estaba mareada y por las folladas. Ella era delgadita, y habia aguantado a los cuatro tios uno tras otro. Juan Pablo dijo entonces en voz alta que seria un secreto de todos, que no dirian, y que podrian jugar mas dias. Ella, para sorpresa nuestra, dijo que si inmediatamente. Lo habia pasado bien.

Tanto es asi que a los dos dias nos vuelve a decir de quedar, y que iria con una amiga, a la que seguro que le habia contado todo y tambien queria su racion de rabo. Nosotros lo habiamos contado a los amigos, y al final ibamos a ir siete u ocho, todos con unas ganas de follar tremendas. Cuando nos vimos todos casi no cabiamos en el claro del bosque. Resulto que la otra chica era MI HERMANA....

Yo casi me muero. Aquella chica le habia contado a mi hermana las cosas que le habiamos hecho, y ella tambien queria.... Me quede alucinado. Algunos sabian que eramos hermanos, pero no decian nada. Juan Pablo enseguida hizo un porro que empezo a correr por alli. Juan Pablo comento lo bien que lo habian pasado el otro dia, como para entrar en el tema. La chica dijo que si, y se rio, como mi hermana. Los tios nos pusimos como nerviosos, espectantes... Entonces la chica dijo que "su amiga", mi hermana, no habia visto nunca ninguna polla, y nos preguntó si se la podiamos enseñar.... Juan Pablo dijo que uno de los colegas que habian venido nuevos tampoco habia visto a tias en bolas, asi que proponia que se lo enseñaran el uno al otro. MI hermana se levanto y, sin decir palabra, se bajo las bragas y se levanto la falda, mostrandonos a todos el principio de su rajita, sin pelos....

Mi amigo tambien se habia bajado pantalones y calzoncillos, y mostraba un rabo enorme, mas que Juan Pablo. Juan Pablo dijo a mi hermana que le tenia que enseñar el agujero por donde se metia, que el le estaba enseñando todo. Mi hermana se sento en el suelo con las piernas abiertas, dejando bien a la vista de todos su raja entera. Todos la miramos, y ella cerro las piernas y se compuso un poco. Juan Pablo le propuso entonces a la amiga que enseñara lo suyo. La chica dijo que si, pero que solo si nosotros enseñabamos todo. Nos moriamos de ganas de repetir la follada, y enseguida todos estabamos de pie y con pantalones y calzoncillos por los tobilllos. La amiga, sin quitarnos ojo de las pollas, se estiro en el suelo, como mi hermana, enseñando bien el conejo con las piernas abiertas. Un tio dijo que nos lo tenian que enseñar las dos a la vez, como nosotros, y asi comparar, que los dos conejos eran diferentes.

Mi hermana se puso al lado de su amiga, y en la misma postura. Algunos tios ya estaban empalmados, y Juan Pablo le pregunto a la amiga que si hacian como el otro dia, y ella dijo que si, y se quito los pantalone sy las bragas, delante de todos, echandose en el suelo, mientras Juan Pablo se quitaba pantoles y calzoncillos, mostrando la polla ya empalmada. Se puso entre sus piernas, delante de todos, y empezo a buscarle el agujero, ella abria las piernas, permitiendo la penetracion y gimiendo. Un amigo le dijo a mi hermana que si ella tambien se ponia, y ella respondio bajandose las bragas ys subiendose la falda. Yo estaba helado. El hermanito de Juan Pablo se puso entre sus piernas, sacardo su pollita y buscandole el agujero. Ver a los dos hermanos enculando era un punto. Vi como cambiaba su cara cuando su rabo penetraba dentro. Mi hermana gimio duro, pero abrio sus piernas para permitir la entrada bien adentro. Por unos momentos los dos hermanos culeaban al unisono ante nuestra vista. Nos fuimos despelotando los demas, pajeandonos y mirando la escena. Juan Pablo anuncio su corrida con grandes gemidos, y descargo entero dentro, dejando a la chica en posicion de seguir recibiendo. Ocupo su sitio un colega que era virgen todavia. Era la polla mas grande del campamento. Cuando la tia la recibio gimio duro y se arqueo, pero al instante ya la aguantaba bien, la muy zorra....

MI hermana seguia recibiendo polla del hermano, gimiendo. Habia tenido suerte de desvirgarse con la polla mas pequeña. El chaval se la saco sin correrse, y varios amigos se adelantaron para ser los siguientes. Vi su coño como cambiado. Se le veia la raja como abierta, mojada. El mas rabon se puso entre sus piernas, golpeando con su pollaza en el estomago de mi hermana mientras se colocaba encima de ella. Empezo a buscarle la raja con la mano, de forma muy inexperta, mientras Juan Pablo comentaba que la iba "a reventar". "Metesela con cuidado, que le vas a reventar el conejo, tio....", le comentaba. Vimos la verga situada en la entrada y como apretaba el tio. Mi hermana se arqueaba y gemia de gusto y de dolor.

Yo entonces me fui por la amiga. Me puse en posicion y no pude evitar mirar la cara de mi hermana, a medio metro de mi, mientras el tio bufaba del dolor de empujar tanto. Yo enseguida le meti la polla, y empece a bombear. El otro tio me dijo entonces que "si no me importaba cambiar, que era imposible metersela...". Evidentemente, no sabia que era mi hermana. El unico chico que lo sabia esperaba su turno para tirarsela, despues del rabon. sf

La tia que yo me estaba tirando dijo que "vale", dispuesta a meterse aquella tranca de caballo. Sin decir palabra saque mi polla de la tia y me movi hacia mi hermana y el otro tio, que se levanto y se fue hacia la amiga. Enseguida los dos volviamos a estar en posicion encima de ellas. Mi hermana estaba con los ojos cerrados, mientras yo llevaba mi polla a su coño. Lo encontre y situe mi capullo encima, empujando torpemente, pero despacio. Mi amigo hacia lo mismo, aunque su tia gemia como una cerda. Su carajo iba entrando mas rapido que el mio en mi hermana. La tia iba bien lubricada por la corrida de Juan Pablo.

Cuando entro mi capullo y note como su vagina se cerraba en torno mio, casi me muero de gusto. El resto entro solo. Mi cola se deslizo dentro de ella hasta los huevos. Los dos gemimos, y yo no pude reprimir mi corrida. Encule un par de veces y le deje mi semen dentro. Me sali enseguida y deje que otro ocupara mi sitio. Los dos descubrimos el placer del sexo a la vez.

Repetimos aquellas fiestas bastantes veces aquel verano. Vi como a mi hermana se la tirabann cuatro o cinco tios mas, incluso yo llegue a tirarmela otras veces.

Espero que os haya gustado...

Anakin


Un relato erótico Anónimo publicado el 16/03/2005, con 59.206 lecturas hasta la fecha