Publicar anuncio

Mi madre y mi madrina:Animadoras Anales

Un hijo que trabaja con su madre y su madrina como animadores de fiestas infantiles tendra que presenciar como su madre y su madrina son las protagonistas principales de una fiesta muy particular
Un relato erótico de Merovingiox publicado el 21/08/2012, con 82.760 lecturas hasta la fecha

He creado este relato a peticion de un usuario, ya sabeis que si teneis alguna idea que querais ver plasmado en un relato podeis comunicarmelo en mi email, tengo varias peticiones atrasadas pero prometo atenderlas todas poco a poco.

La historia que voy a contarles ocurrió en agosto, hace 5 años pero para mi desgracia la sigo teniendo tan presente como si hubiera ocurrido ayer mismo.

En el año 2007 yo tenia 19 años, mi nombre es Israel y por aquel entonces yo acaba de terminar el bachillerato, no quería ir a la Universidad así que me puse a trabajar con mi madre y mi madrina, no era un trabajo que me entusiasmara pero por aquel entonces no encontré muchas mas opciones y trabajar con ellas era fácil y estaba bien pagado.

Mi madre Laura y su hermana Marta que también era mi tía y mi madrina trabajaban con animadoras de fiestas infantiles y para adolescentes, mi madre tenia 45 años y llevaba casada con mi padre 22 años, a pesar de que el tenia un trabajo bastante bueno mi madre decidió montar esa pequeña empresa de animación infantil a raíz de que mi madrina Marta se quedara en paro con 38 años, ella era la hermana menor, en concreto tiene 7 años menos que mi madre y todavía estaba soltera a pesar de que pretendientes no la habían faltado ya que era una mujer atractiva.

El caso es que al quedarse en paro y no encontrar trabajo mi madre que era ama de casa y estaba un poco harta de quedarse siempre en casa sin hacer nada le propuso a mi tía montar esa empresa en la que se disfrazaban de payasas y animaban fiestas de cumpleaños, comuniones y otros tipos de festejos infantiles.

Cuando yo comencé a trabajar para mi madre y mi tía que eran socias ellas ya llevaban 3 años con la pequeña empresa familiar.

Yo era el encargado de la controlar la consola de sonido, para que lo entendáis mejor yo ponía las canciones para que los chavales y mi madre y mi madrina bailaran, ponía sonidos graciosos y otro tipo de canciones para los pequeños concursos que ellas organizaban en las fiestas.

Íbamos en una pequeña furgoneta, no muy grande pero lo suficiente como para llevar todos los bártulos, la consola de sonido, los disfraces, globos y ese tipo de cosas, el día en que ocurrió lo que les voy a relatar era Sábado, eran las 21:00 de la noche y era la ultima fiesta del día y de la semana, no teníamos mas fiestas contratadas esa semana así que el domingo tocaba descansar.

Como el negocio era algo peculiar no teníamos días libres en concreto, simplemente librábamos los días que no teníamos fiestas contratadas, yo conducía la furgoneta cuando llegamos a un barrio de la zona norte de la ciudad, era un barrio alejado del centro en el que nunca habíamos trabajado, había bastantes chalets de buen tamaño con jardines individuales y cada casa estaba alejada entre si bastantes metros.

Cuando llegamos al numero 27 yo aparque en la puerta y mi madre salio para llamar al timbre, nos abrió la puerta un negro de unos 20 años, saludo y abrió las puertas del garaje para que metiéramos la furgoneta y mi madre y mi madrina se pudieran cambiar y yo pudiera montar la mesa de sonido, nos dijo que cuando estuviéramos listos fuéramos a la parte de atrás de la casa, que allí nos esperaban.

Mi madre y mi tía se pusieron su atuendo habitual que consistía en unas medias de licra de colores, unas faldas cortitas también de colores chillones, unos tops, pelucas de colores y la habitual nariz roja de payaso.

Mi madre y mi madrina salieron primero mientras yo seguía montando la consola y los altavoces la cual una vez preparada lleve al jardín donde habían preparado una mesa para la consola y una silla para que yo me pudiera sentar.

Al llegar al jardín vi caras de sorpresa en mi madre y mi madrina, cuando mire a los niños entendí sus caras, allí no había ningún niño, en el jardín de la casa había varias tumbonas, una piscina, una radio de la que salía música rap, una mesa con bebidas, una cámara de video, una cámara digital de fotos y un pastel de cumpleaños sin empezar.

Las únicas personas que había allí eran 5 negros, ninguno de ellos era un niño, debían rondar entre los 18 y los 23 años del que aparentaba mas edad de todos ellos, llevaban los típicos gorritos infantiles de fiesta e iban vestidos con bañador y camiseta, uno de ellos, el que nos había abierto la puerta nos explico lo extraño de la situación.

“Verán, mi amigo Jofrey cumple hoy 18 años y a mis amigos y a mi nos parecía una buena ocurrencia gastarle la broma de contratar animadoras infantiles, le habíamos dicho que iba a venir una streeper así que ya pueden ver la cara que se le ha quedado a mi colega al verlas, jajaja”

Efectivamente había uno de ellos que no se reía, tenia una importante cara de cabreo, estaba claro que ese era el cumpleañero.

“Pero bueno ustedes no se preocupen, hagan su show habitual como siempre que seguro que nos divertimos”

Eso hicimos, ellos pagaron su radio CD y yo comencé a poner las habituales canciones infantiles mientras mi madre y mi madrina hacían el espectáculo habitual.

“SOMOS LAS PAYASAS LAURITA Y MI HERMANA MARTITA Y QUEREMOS FELICITARTE JOFREY POR TU 18 CUMPLEAÑOS, ESPERAMOS QUE PASES UN FELIZ, MUY FELIZ CUMPLEAÑOS” gritaron mi madre y mi tía.

“¿Y el quien es?” pregunto uno de los negros señalándome con el dedo.

“Es el payaso Israel” dijo mi madre

“Pero el no va vestido de payaso” dijo otro de los negros

“Es que mi hijo es un payaso tímido, por eso solo pone las canciones” dijo mi madrina

“Jajaja” rieron todos

“Así que sois una familia de payasos, jajaja”

Comenzó el show, contaban chistes, inflaban globos, lanzaban agua con pistolas y ponían en practica el concurso de globos de agua que consistía en llenar los globos de agua y ponerse a una distancia de 5 metros, si acertaban a dar a mi madre o mi madrina se llevaban un premio que consistía en una bolsa de chucherias, algo que hacia ilusión habitualmente a los chavales pero que lógicamente era una tontería teniendo en cuenta la edad de los espectadores en ese día.

A diferencia de los niños que no solían acertar casi nunca en esta ocasión todos menos uno de aquellos negros impactaron con sus globos de agua a mi madre y mi madrina que terminaron empapadas mientras seguían con el show que había llegado a la parte en que hacían figuras de animales con los globos.

Los chicos estaban cerca de mi con mi madre y mi tía Marta enfrente y podía escucharles hacer comentarios que no me gustaban un pelo

“¿Has visto como se les marca el culete cuando se agachan con esas medias?”

“Ya te digo tío, vaya culo tiene la payasa Laurita”

“¿Pero que dices?, esta mucho mejor la payasa Martita, mira que tetitas tiene”

“No tienes ni puta idea maricon, te gustan las tías esqueléticas, la Laurita es una mujer como debe ser, con sus curvas y su culo rotundo, de esos que ves agitarse cuando te las follas a cuatro patas”

“Jajajaja di que si, además mira que tetones tiene, de esos gordos, no como la otra que tiene tetitas de adolescente”

“Que os jodan, la gorda pa vosotros, yo prefiero a la Martita, delgadita y de tetitas pequeñas”

“En esas tetas no podría meter mi polla para que me hiciera una buena cubana, en cambio tu con tu micro pené si, por eso te gustan las tías con tetas pequeñas, para que tu pollita no se pierda entre 2 buenas tetas”

“micro pené tu padre, a esa payasita la ponía yo a cabalgar sobre mi y verías por sus gritos lo bien dotado que estoy”

“Jajajaja, seguro que se la metes por el culo y ni la siente”

A mi no me había gustado la situación en ningún momento, esos chavales no me daban buena espina y estaba claro que el tipo de espectáculo no era el adecuado para unos chavales de esa edad que ya llevaban unas cuantas copas encima pero yo no había dicho nada, ahora esos comentarios que aquellos idiotas hacían sobre mi madre y mi tía me confirmaban que no había sido una buena idea hacer el show, yo estaba deseando que terminara.

Sabia que faltaba poco, el fin del show por lo general eran unos cuantos chistes, luego se cantaba el cumpleaños feliz y nos íbamos a casa, ya había pasado hora y media desde nuestra llegada y el momento de los chistes finales se acercaba.

“Payasa Laurita, ¿podrías hacer una polla con los globos?”

“Vaya, que chico mas golfillo, claro que puedo picaron” dijo mi madre al tiempo que hacia un globo con forma de pene y se lo daba

“Jajaja, es tan grande como el mió”

“Ya será menos”, le dijo mi madre

Todos se rieron ante el comentario de mi madre pero yo vi que al del globo no le había echo ninguna gracia que mi madre le ridiculizara delante de sus amigos.

Llego el momento de los chistes finales y pronto me di cuenta de que mi madre y mi madrina habían elegido unos chistes poco habituales que solo contaban cuando íbamos a casa de los chavales mas mayores que en ningún caso habían tenido mas de 13 años, el caso es que por lo general las familias que contrataban ese tipo de espectáculos eran familias blancas de clase media alta que disfrutaban con la parte de los chistes dirigidas a los papas, por lo general mi madre o mi madrina se dirigían a los niños y para el fin de fiesta la otra se llevaba a los mas mayores a un lado para contar chistes mas adultos, en este caso como allí no había niños las dos empezaron a contar chistes que no eran para nada adecuados.

Comenzó mi madrina

“Se hunde el Titanic.

El capitán le dice al contramaestre:

Venga, coja ese pico, rompa la ventanilla, y larguémonos en una barca

salvavidas.

Pero... Capitán, aún hay mujeres a bordo...

Si, hombre, para follar estoy yo ahora”.

“Unos recién casados, deciden ahorrar y le comenta a su mujer:

Mira, haremos una cosa: Cada vez que hagamos el amor meteremos 1 Euro en la hucha y cada vez que me la chupes, dos euros.

Al cabo de un mes el marido abre la hucha y se sorprende:

Pero…. ¿Cómo es posible que haya billetes de 100 Euros?

Joder –contesta ella- ¿Crees que todos son tan tacaños como tú?”

Aquellos chistes picantes les encantaban a los chicos pero después de lo que había escuchado antes pensé que lo único que les faltaba es que mi tía les contara chistes verdes.

“¿Qué es una lesbiana?

Una mujer que no sabe que coño quiere.”

“jajajaja” rieron todos

Luego le toco el turno a mi madre

“¿Por que los negros usan taparrabos?

Porque son feos hasta el culo.”

Solo se rió mi tía, nose en que estaba pensando mi madre, supongo que habituada a las familias blancas donde esos chistes hacían romper en carcajadas a los oyentes no se percato de que allí los únicos blancos éramos nosotros y que ese tipo de chistes no debían hacerles mucha gracia a los negros.

Pero ella continuo…

Un negro entra en un bar con un loro en el hombro. El camarero se les

queda mirando y dice:

“¿De donde lo has sacado?

El loro contesta:

En África hay cantidad”

Una vez mas solo se rió mi tía y mi madre y pude escuchar algún comentario entre ellos ya que seguían cerca de mi.

“¿De que coño van las tías estas?”

“¿De donde has sacado a estas payasas?, ¿del Ku Kux Clan?”

“¿Por que en Sudáfrica detienen a un negro que ha sido apuñalado?

Por posesión de un arma blanca.”

“¿tío vas a permitir que estas payasas nos insulten?”

“Se están descojonando de nosotros en tu propia casa”

Vi como el cumpleañero se iba dentro de la casa y volvía con algo en la mano que no supe que era, sus amigos seguían en el jardín con los gorritos de fiesta pero con cara de mala leche.

Iba a dar por terminada la fiesta, nose que cojones pasaba con mi madre y mi tía pero se tenían que haber dado cuenta de que estaban haciendo el gilipollas y que esos chistes no eran adecuados pero la tonta de mi madre no parecía darse cuenta.

No puedo considerar que mi madre o mi tía sean racistas, al menos lo que yo entiendo por racista, mi madre consideraba que había demasiada inmigración, que antes de su llegada masiva la vida era mas fácil y segura en nuestro país pero nada mas allá de eso, esos chistes eran habituales en las fiestas siempre dirigidos al publico adulto y nunca al infantil claro y la casualidad había echo que nunca hasta ese momento hubiéramos actuado para ninguna familia ni gente de color, además hay que admitir que esos chistes triunfaban en el publico adulto habitual de las fiestas, el error era que ese publico habitual siempre había sido blanco, eso es lo que no parecía captar mi madre que contó un ultimo chiste, el cual desencadeno todo…

“¿Cuál es el animal mas rápido del mundo?

Una gallina cruzando Etiopia.

¿Y el segundo?

El etiope corriendo detrás.”

“Ya esta bien par de putas graciosas” dijo el que nos había abierto la puerta

Antes de que ni yo ni mi madre ni mi madrina nos hubiéramos dado cuenta el dueño de la casa y uno de sus amigos me estaban atando con cinta aislante a la silla, eso es lo que antes había ido a buscar a la casa, me pusieron cinta en los pies y en casi todo el cuerpo alrededor de la silla, también en las manos y en la boca dejándome completamente inmovilizado.

“Chicos parar, vais a hacer daño a mi hijo, ya esta bien la broma”

“Que broma ni que hostias, sois un par de putas racistas por lo que veo, os estabais descojonando de mi de mis amigos y de toda nuestra raza en nuestra puta cara”

“Disculpar a mi hermana chicos, no somos racistas, simplemente son los chistes habituales que utilizamos para un publico mas adulto, no queríamos ofender a nadie” dijo mi madrina

“Vaya, ósea que contáis estos chistes tan graciosos habitualmente, supongo que serán muy graciosos para los blanquitos pero a mi y a mis amigos no nos han hecho ni puta gracia”

“Si os habéis sentido ofendidos os pedimos perdón, por favor desatar a mi hijo y ya nos vamos”

“Nada de irse, ahora nos tendremos que reír nosotros ¿no?”

Mi madre cada vez mas nerviosa viendo que la situación se nos había ido de las manos les propuso no pagarnos el espectáculo, nos iríamos sin cobrar y ya esta pero aquellos chicos que ya llevaban unas cuantas copas encima no estaban por la labor.

“Venga chicos, ya os habéis divertido bastante, os volvemos a pedir perdón pero dejarlo ya” dijo mi madrina con un tono de voz que mostraba que empezaba a estar asustada.

“Como que nos hemos divertido bastante, ahora es cuando nos vamos a divertir de verdad”

Mi madre se puso chula lo cual no sirvió de nada, mas bien lo empeoro

“Chicos no me hagáis llamar a la policía”

“¿policía?, esta zorra racista encima se pone chula”

“Aquí la única zorra será tu madre” respondió mi madrina que todavía aun asustada parecía que no había calibrado el nivel de problemas en que estábamos metidos.

El negro al que mi madrina había insultado se acerco a ella y la dio un fuerte bofetón, mi madre acudió a ayudarla y se llevo otro golpe, en ese mismo instante yo y mi familia comprendimos que hacia tiempo que se había sobrepasado el limite de la broma y que esos chicos tenían otras intenciones.

“No me hagáis cabrear mas de lo que estoy haber si voy a tener que romperos la cara”

“Si putas, nosotros no somos como esos blanquitos donde soléis ir a actuar, somos hombres de verdad y no dejamos que un par de zorras blancas vengan a nuestra casa a tocarnos los cojones”

“Déjalas hombre, si querían pedir perdón, que lo hagan pero de rodillas” dijo otro

“Jajaja tranquilo que de rodillas van a estar pero dentro de un rato”

Yo trataba de moverme de la silla pero habían gastado toda la cinta para atarme y era imposible, lo único que lograba era mover la silla de un lado a otro y en varias ocasiones estuve a punto de caerme hacia atrás con la silla por agitarme violentamente sin lograr desatarme.

“Quitaros la camiseta”

Mi madre y mi madrina ya habían entendido la situación y estaban claramente aterradas, mi madre abrazada a su hermana le contesto

“No tenemos nada debajo”

“Jajaja, ya lo sabemos, por eso queremos que os la quitéis, para ser blancas y de la raza superior no parecéis muy listas”

“No por favor os lo suplico, dejarnos en paz no queremos…”

“Haberlo pensado antes de mofarte de nosotros perra, encima has llamado zorra a la madre de mi amigo y la pobre mujer murió atropellada hace 2 años, curiosamente por una puta blanca como tu que salía del supermercado con su coche sin mirar”

“Lo siento, yo no sabia que…”

“Quitaros las putas camisetas o mis amigos os ayudaran”

Mi madre agarro su camiseta consciente de que no tenia otra opción pero uno de los muchachos la detuvo.

“Mejor quitaros la camiseta la una a la otra”

Mi madrina estaba muerta de miedo y había comenzado a llorar, mi madre la quito la camiseta a pesar de que ella se negaba entre sollozos, luego mi madrina le quito la camiseta a mi madre, nada mas hacerlo cubrieron sus pechos con sus manos sin que apenas les hubiera dado tiempo ni a los chicos ni a mi a ver nada.

“Ahora las bragas, pero dejaros las medias y esas falditas de colores tan graciosas”

En esa ocasión ni mi madre ni mi madrina hicieron nada

“Chicos, parece que las payasitas son muy tímidas, ayudarlas a seguir”

Los cuatro muchachos se lanzaron sobre ellas, rasgaron sus medias de licra y las bajaron las bragas, mi madre y mi madrina trataban de luchar y de golpearles pero esos chicos eran dos contra cada una de ellas y no pudieron hacer nada, en poco tiempo estuvieron con sus bragas tiradas en el jardín y sus medias de licra puestas pero llenas de agujeros y carreras, también les quitaron los zapatos dejándolas descalzas sobre el césped.

“Bajar las manos payasitas, haber que tetas tenéis”

Como ninguna obedeció uno de los chavales me dio una patada en la silla haciéndome caer al suelo golpeándome la cabeza contra el césped del jardín

“Dale una patada en la barriga al payaso tímido”

“No por favor, ya lo hacemos”

Mi madre bajo sus manos dejando que aquellos chicos y yo pudiéramos ver sus tetas, eran grandes y algo caídas, con aureolas de color oscuro y pezones bastante abultados, eran unas tetas bastante grandes.

“Muy bien payasa Laurita, haber chicos vamos a puntuar esas tetas gordas”

“5”

“4”

“6”

“6”

“10”

“Ya esta el follagordas” le dijo uno de ellos al que había dado un 10 a las tetas de mi madre

“Haber payasa Martita, ahora tu”

Mi madrina seguía lloriqueando, mi madre la miro y le dijo que lo hiciera, ella bajo sus manos dejando a la vista de aquellos cerdos unas tetas pequeñas, muy distintas a las de su hermana que era mi madre, bastante blancas y con pezones rosados.

“6”

“7”

“6”

“5”

“7”

“Las payasas tienen buenas tetas chicos”

Jamás había visto a mi tía desnuda y hacia años que no veía a mi madre, como mujeres mi tía era mas atractiva, tenia unos cuantos kilos menos de peso y los años menos en diferencia a mi madre se notaban.

“Ahora esos coñitos”

Mi madrina comenzó a llorar otra vez con mas fuerza, mi madre en cambio mantenía la compostura, parecía haberse dado cuenta de que no había alternativa y de que llorar no serviría de nada, se subió la falda lo suficiente para que los chicos pudieran ver su pubis.

“Vaya chocho”

“To peludito”

Efectivamente mi madre tenia su pubis conforme a su edad, estaba recordado pero no afeitado y le cubría todo su triangulo, mi madrina se había vuelto a tapar los pechos con sus manos así que el dueño de la casa le pidió algo a mi madre.

“Payasa Laurita como tu pareces mas desinhibida ayuda a la payasa Martita y enséñanos su coñito”

“Chicos, por el amor de dios, parar ya, os prometo que no os denunciaremos pero…”

“Yo estoy seguro de que no nos denunciareis, pero ya veras porque se que no lo haréis, ahora hacer todo lo que os digo o el payaso tímido va a recibir la paliza de su vida”

Mi madre se acerco a su hermana por detrás y levanto su faldita de colores hasta el ombligo, de ese modo todos pudimos ver que mi madrina llevaba la depilación brasileña y su pubis solo tenia un pequeño triangulo de pelo corto.

“La payasa Martita tiene un coñete mas apetecible”

“Si, mucho mas, creo que va siendo hora de animar mas la fiesta”

El dueño de la casa comenzó a desnudarse y pronto todos ellos se habían quitado los bañadores y las camisetas en el jardín dejándolos a un lado, todos ellos estaban desnudos ante nosotros, eran chicos normales con cuerpos propios de su edad, alguno mas delgado que otro, sus pollas estaban fláccidas y aunque confirmaban lo del tamaño de los negros no era tanto como parecía, el tamaño de sus miembros en erección no creo que llegaran a los 18 cm.

“Levanta al payaso tímido y suéltale las manos”

Me levantaron de la silla y soltaron mis manos, yo me quite la mordaza y comencé a insultarles con rabia, trate de quitarle el resto de la cinta pero los que me habían desatado me lo impidieron al tiempo que me daban un par de puñetazos.

“Grita todo cuanto quieras, estamos lejos de la casa y si nadie ha venido a quejarse de la música que teníamos antes puesta no creo que nadie te oiga gritar, además será mejor que no te desates, somos 5 y tu uno así que no creas que puedes hacer nada contra nosotros, además como te diera por correr destrozamos a las payasitas”

Esos tipos seguían bebiendo y no sabia si era producto del alcohol o esos cabrones eran así pero algo me decía que no estaban bromeando y podrían hacernos mucho daño si querían.

“Te hemos soltado las manos para que sigas amenizando los concursos y el show, ese es tu trabajo así que supongo que lo harás bien, sino lo haces nos enfadaremos y eso no era bueno para ti ni para las payasitas”

Durante todo aquello no había mirado a mi madre ni a mi tía, cuando lo hice me di cuenta de que 2 de esos cerdos estaban sujetando sus manos mientras por detrás les comían el culo.

“Basta ya” decía mi madre mientras notaba la cara de uno de ellos enterrada entre sus nalgas

Mi madrina solo lloraba, no gritaba ni se movía, se limitaba a llorar mientras otro de aquellos tipos la comía el culo por detrás.

“Cabrones, dejar a las payasitas hombre, no tengáis prisa por jugar”

El dueño de la casa logro que sus dos amigotes dejaran de comerse el culo de mi madre y mi tía, yo les insulte y volví a llevarme una hostia.

“Al final te vas a ir con la cara como un mapa” me dijo uno

“Bueno, mientras vosotras hacíais vuestros juegos y concursos yo me estaba imaginando a lo que jugaría con vosotras y creo que es hora de empezar,jajaja” dijo el dueño de la casa al tiempo que se iba dentro y volvía al poco tiempo con una bolsa grande con rosquillas grandes de pan y las dejaba sobre la mesa.

“Bueno payasitas, poneros de rodillas”

Ni mi madre ni mi madrina se movieron así que el dueño de la casa hablo

“Chicos, atarle las manos a la silla otra vez,coger la silla y tirarla a la piscina con el payasito tímido encima, haber si es capaz de salir de la piscina estando atado”

“No por favor, no hagáis eso” dijo mi madre

“Bueno, pues te tiro a ti” dijo al tiempo que se acercaba a mi madre y la agarraba en brazos para tirarla a la piscina

“Noooooo, no se nadar no, por dios”

“Jajaja, vaya que sorpresa, así que no sabes nadar, eso lo hará mas divertido ¿no?”

“Nos pondremos de rodillas, lo haremos” dijo mi madrina

“Ya lo creo que lo haréis” dijo poniendo en el suelo otra vez a mi madre

Mama y mi tía se pusieron de rodillas frente a los chicos, el dueño de la casa volvió junto a sus amigos y les dijo

“Preparar las pistolas para el juego chicos”

Comenzó a pajearse, sus amigos riendo le imitaron hasta conseguir poner sus herramientas bien duras, como había pensado sus pollas estaban entre los 14 y los 18 centímetros, cogio las rosquillas y le dio una a cada uno de sus amigos, luego el se puso la rosquilla sobre la polla y sus amigos que empezaban a entender el juego le imitaron.

Yo sabia lo que iba a ocurrir, pensé en desatarme pero mi propia madre me miro y con su mirada me dijo que no lo hiciera, parecía haber calibrado nuestras posibilidades y sabia que no había opciones de escapar así que era mejor no intentarlo y acabar con el cuerpo molido a palos.

“Bueno payasitas, este juego es nuevo, os dejo que lo pongáis en practica la próxima vez que os contraten, bien, el juego es sencillo, cuando yo cuente hasta tres venís gateando hasta aquí, os ponéis cada una a un lado de nosotros, somos cinco así que no hay posibilidad de empatar y comenzáis a comeros las roscas de pan, la que primero termine gana”

“1…2….3”

Ninguna de las dos se movió

“Creo que tienes que explicarles mejor las normas” dijo uno de los negros

“Si, tal vez, veréis, la que pierda se tendrá que comer nuestras pollas una detrás de otra, si no queréis jugar pues mejor para nosotros, os follaremos la boca a las dos, espero que lo hayáis entendido, además tu empieza a poner música para amenizar el concurso” dijo esto ultimo dirigiéndose a mi.

No le hice caso así que Jofrey se acerco a mi y puso su polla a la altura de mi cara

“A lo mejor prefieres jugar tu en lugar de alguna de ellas”

Para evitar que me acercara mas a la boca aquella polla comencé a poner música

“1…2…3”

Esta vez y sorprendentemente mi madrina que había dejado de llorar comenzó a gatear hasta uno de los negros, el que estaba situado al extremo mas a la derecha y comenzó a comerse la rosca sobre la polla, mi madre tenia una cara de sorpresa mayor que la suya, su hermana parecía habérsela jugado y si mi madre no reaccionaba rápido perdería con la consecuente consecuencia de tener que engullir esas pollas.

Mi madre comenzó a gatear y desde el extremo izquierdo imito a mi madrina comiéndose la rosca, desde mi posición podía ver a mi madre y mi madrina de lado comerse aquellas roscas, mama trataba de que aquellas pollas no le rozaran la cara pero no siempre lo lograba, tenia sus manos a la espalda pero pronto y para evitar que la rosca terminara en el suelo y tener que comérsela de ahí tuvo que agarrar la dura polla negra que sostenía la rosca para así podérsela comer si que cayera al suelo.

Mi madrina hacia lo mismo pero comía mas despacio, como había empezado unos segundos antes al final las dos terminaron en la polla de Jofrey comiéndose la misma rosca, mi madrina trato de empujar a mi madre pero se resbalo y al final fue mi madre la que gano el concurso, para mi sorpresa mi tía había tratado de empujar a mi madre para ganar, algo que no paso desapercibido para los chicos.

“Vaya con las payasitas, si que son competitivas, se empujan y todo para ganar”

Mi madre le lanzo una mirada a mi tía que yo nunca había visto antes y la dijo

“¿De que coño vas Marta, porque has accedido a esto?”

“Lo siento Laura pero no quería que me forzaran”

“Claro, es mejor que le metan las pollas en la boca a tu hermana ¿no?”

“No es eso Laura pero yo no…”

“Bueno, bueno, no os peléis, ha ganado la payasa Laurita así que ve abriendo la boca Marta que tienes que comerte 5 pollas”

Yo seguía poniendo música sin saber que hacer para escapar de aquella situación.

“Venga Marta abre la boca y a mamar”

“Por favor no, por favor…”

“Por las buenas o por las malas, pero vas a comer polla, tu veras”

El dueño de la casa se situó frente a mi madrina, detrás de el sus amigos en fila, mi madre seguía arrodillada a un lado, el primero de la fila se acerco a mi madrina hasta que la punta de su polla estuvo a un par de centímetros de su boca, ella sabia que de una u otra forma acabaría con la boca llena de polla así que sin tocarle con sus manos mi madrina se acerco un poco mas a la polla y sacando la lengua lamió el glande de aquel chaval, mi tía se limitaba a lamer el capullo de aquella polla, algo que el chaval no consideraba una mamada.

“Payasa, a tu edad deberías saberte comer una polla”

Mi tía comenzó a lloriquear nuevamente y a pedir perdón sin conseguir nada

“Jofrey tío tal vez debieras motivar a la payasa Martita” dijo el que estaba detrás del dueño de la casa en la fila.

“Si, creo que tienes razón, mira Martita, si te esfuerzas y lo haces bien mis amigos y yo nos correremos en tus tetas, pero si lo haces como a esta hora tendremos que corrernos en tu boca”

El llanto de mi madrina se corto, sabia que aquel chico hablaba en serio así que la opción era tetas o boca, cuando le vi agarrar la polla del muchacho supe la opción que había elegido.

Abrió la boca y empezó a chuparle la polla mientras mi madre la observaba de rodillas a un lado, mi tía se metió la polla hasta casi rozar la base con sus labios.

“Trágatela entera... genial…ves como sabias hacerlo mucho mejor”

Aquello me sorprendió, mi madrina no estaba casada y desde luego yo sabia que había tenido sus novios, no era ninguna niña pero verla mamar polla de aquella forma me hacia saber que había chupado mucho, tenia practica desde luego.

Jofrey empezó a mover la pelvis cada vez más rápido, en ese momento mi madrina mas que chupar era follada por la boca, pero de alguna forma ella debía estar acostumbrada a esa practica pues no tuvo ninguna arcada.

Jofrey la cogio del pelo y la saco la polla de boca obligando a mi madrina a comerle los huevos que comenzó a lamer con ganas.

“Jajaja, me hace cosquillas con nariz de payaso, me encanta”

La imagen era dantesca, mi madrina aun vestida de payasa con su peluca, su faldita y la ridícula nariz comiéndole los huevos a aquel hijo de perra.

Cuando mi madrina comenzó a recorrer la polla de aquel tipo de arriba abajo con su lengua este no aguanto mucho mas y agarrando su polla de frente comenzó a disparar sobre los pechos de mi tía, cuando termino de correrse sobre mi tía el que estaba detrás de el le dijo.

“Feliz cumpleaños tío, al final esto ha sido mejor que la streeper ¿a que si?, jajaja”

El dueño de la casa se echo a un lado para dejar pasar al siguiente

“Venga, quiero una buena mamada”

“Espera tío, Laurita piílla la cámara de fotos y fotografía lo bien que come polla tu hermana”

“Pero para que queréis…”

“O fotografías o comes polla tu veras”

Mama obedeció, se levanto y agarro la cámara de fotos comenzando a hacer fotografías de aquella situación.

Mi madrina cogió la polla con la mano derecha y comenzó a introducirla en la boca y moverse arriba y abajo apretando muy bien los labios para darle más gusto, mi madrina Marta siguió todas las indicaciones del chico para hacerle una mamada perfecta, excepto la de tragar el máximo posible de polla, esa era la polla mas grande del grupo y a diferencia de con la anterior mi madrina no podía tragarla entera.

“Joder, la chupa bien la cabrona”

“¿Que te parece como chupa Martita?” le pregunto a mi madre

“Bien, parece que la chupa bien” respondió mi madre que seguía arrodillada viéndolo todo

Pronto se corrió en las tetas de mi tía, fue el segundo, pronto el tercero estaba con su polla dura apuntando a la cara de mi madrina.

Ella le miró varias veces con ojos llorosos pero sabia que aun le quedaban 3 pollas por llevarse a la boca y nadie le iba a sacar de esa situación, se reclinó sobre el y cogiéndole la polla con una mano empezó a lamerla y a metérsela en la boca.

“Quiero que la chupes con ganas, como si fuera un biberón”

Mi madrina seguía chupando sin parar, como el chaval le había dicho, la cogía las tetas, palpando toda la teta y centrando sus dedos en los pequeños pezones de mi tía que a pesar de eso no retiro la polla de entre sus labios ni un segundo.

“Muy bien Martita, chupa, chupa”

Los dos que faltaban parecieron no poder esperar mas y se acercaron a mi tía, agarraron las manos de ella y las dirigieron a sus pollas, mi tía que obviamente sabia perfectamente lo que querían comenzó a pajearles para agradarles y no acabar recibiendo las corridas en su garganta, en ocasiones mi mirada y la de mi madre se cruzaban, yo no podía mirar a mi madre a los ojos y rápidamente volvía a mirar para otro lado, mi tía seguía mamando con su boca llena moviendo la cabeza y sus manos sin parar y mi madre disparando la cámara.

Pronto el de la boca se corrió también sobre las tetas de mi madrina aunque salpicando también su cuello, para suerte de mi tía uno de los que había estado pajeando no aguanto mas y agarrando su polla se la sacudió un par de veces eyaculando sobre las tetas de mi madrina que a esas alturas estaban cubiertas de semen.

“Maricon, te has corrido sin que te la chupara”

“Joder, no aguantaba mas cabrones”

“Pues te jodes, te has quedado sin mamada, jajaja”

El otro que había recibido la masturbación de mi madrina tenia mas aguante y también quería probar la boca de mi tía que a los pocos segundos comenzó a lamerle la polla.

Jofrey ordené a mi madre que mirase de cerca y ella tuvo que andar a gatas hasta a ponerse a un metro de su hermana que seguía mamando sin parar.

Mi madrina abría a tope la boca, apretaba fuerte los labios sobre polla, lamía bien el capullo, se la metía en la boca el máximo que podía, estaba claro que quería acabar con aquello lo antes posible.

“Joder, lo haces de puta madre, ¿se lo haces así a tu marido?”

“Yo no estoy casada”

“Joder, pues el que se case contigo tendrá suerte y tu hermana, ¿esta casada?”

“Si”

“Jajajaja, mejor, así es mas divertido”

Mi madre miro con odio a mi madrina, yo también, no sabia porque coño le había dado esa información a aquellos bastardos, ahora sabían que estaban haciendo a mi padre cornudo, algo que a buen seguro les divertía mas.

“Me voy a correr”

“Rápido payaso Israel, pon aplausos”

Yo obedecí y puse la música de aplausos justo cuando el ultimo de aquellos bastardos se corría en las tetas de mi madrina, pero esta vez el muy cabron movió su polla a un lado y como mi madre estaba cerca y de rodillas haciendo fotos de primer plano como Jofrey le había ordenador golpeo en su mejilla derecha con un ultimo chorro que mi madre con cara de autentico asco se apresuro a limpiar con su mano y a restregarla en el césped.

“Jajaja, perdona Laurita, es que tengo mala puntería”

“Bueno payasas y payasito, lo estáis haciendo muy bien, seguir así mientras tiene lugar el siguiente juego, ahora mis amigos van a jugar con vosotras al orgasmatron, poneros de pie y tu Martita límpiate las corridas de las tetas no seas guarrindonga”

No sabia que era eso del “Orgasmatron”, mi madre y mi tía se pusieron de pie, mi madrina se limpio los pechos con unas servilletas de papel que había en la mesa y se puso junto a mi madre.

“Perdóname Laura, no debía haberles dicho que estabas casada, nose que me ha pasado”

“Tranquila cariño, tranquila, no pasa nada”

Jofrey les pidió que se pusieran de cara a mi, juntas agarradas de la mano y a unos 5 metros de la consola de sonido, el se puso a mi lado.

“Así tu y yo veremos bien este divertido concurso” me dijo

Pronto sus amigos se arrodillaron ante mi madre y mi madrina que estaban agarradas de la mano, uno por delante y otro por detrás.

“Bueno, mis amigos os van a comer, la primera que se corra perderá y tendrá premio”

Antes de que mi madre o mi tía abrieran la boca los amigos de Jofrey enterraron su cabeza en las nalgas y entre las piernas de mi tía y mi madre, desde nuestra posición Jofrey y yo solo podíamos ver las faldas de mi madre y madrina levantadas con dos cabezas enterradas en sus pubis, por detrás había otros dos que les comían el culo pero nosotros no podíamos verlo bien.

“Sigue poniendo música y vosotras no os soltéis de la mano o perderéis las dos y seguro que no queréis perder”

Mi madre y mi tía tenían los ojos cerrados y continuaban agarradas de las manos mientras yo seguía poniendo música, pronto sus caras empezaron a cambiar, debían estar recibiendo lenguetazos dobles al mismo tiempo y probablemente comenzaron a gemir sin querer.

Las lenguas salían y entraban de los agujeros de mi madre y mi tía y para mi desgracia fue mi madre la que a los 5 minutos y a pesar de que llevaba un rato con el labio cerrado comenzó a correrse, supongo que debido a su menor edad mi madrina estaba mas acostumbrada a eso ya que con todo el tiempo que mi madre llevaba con mi padre yo no creo que hubiera recibido muchos cunilingus, mi padre era conservador y de derechas y no me lo imaginaba comiéndole el coño a mi madre.

“Nooooo…aghhhhhhhh”

Jofrey comenzó a aplaudir

“Bravo, ya tenemos ganadora, tu madre ha perdido este juego”

Las cabezas salieron de mi madre y mi tía y los chavales se pusieron en pie

“Joder Laurita, haber si te depilas ahí abajo” decía uno de ellos mientras se quitaba un pelo del coño de mi madre de la lengua

“Bueno Laurita, ahora te toca a ti, te vamos a rellenar el coño”

Mi madre que estaba abrazada a mi madrina comenzó a llorar.

“Nada de lloros, antes ha perdido tu hermana y la hemos llenado la boca, ahora has perdido tu y te llenamos el coño, es lo justo, ¿es lo justo verdad Israel?”

Yo no dije nada pero no me atreví a insultarles aunque me moría de ganas

“Es lo justo ¿no?” dijo acercando su paquete a mi cara

“Si, es lo justo”

“Pero explícanos bien que es justo Israel”

“Es justo que le rellenéis el coño a mi madre”

Próximamente el desenlace de esta fiesta tan particular…


Un relato erótico de Merovingiox - merovingioxx@yahoo.es - http://relatosmilf.blogspot.mx/ publicado el 21/08/2012, con 82.760 lecturas hasta la fecha