Publicar anuncio

Polvo gratis

Como goce de dos mujeres y gracias al perro de una de ellas.
Un relato erótico de caduco publicado el 17/11/2008, con 69.386 lecturas hasta la fecha

UN POLVO GRATIS

En uno de mis viajes de trabajo fui a parar a dormir a un hostal que tenía un club de alterne situado en la parte de atrás.

Mientras estaba tomando una consumición de me acerco una de las chicas como suele suceder en estos sitios tratando de pescarme como cliente con sus marrullerías de costumbre y como hacía días que no la metía en caliente y debido a los sobeteos que me estaba dando acepte subir con ella.

Cuál es mi sorpresa al entrar en la habitación me encuentro con un pastor alemán sentado en el medio de la habitación

-tranquilo que está acostumbrado a la gente y no hace nada

-ya pero como es que lo tienes aquí

-es que le tuve que llevar al veterinario y no me daba tiempo a llevarlo a casa, pero tranquilo que lo metemos en el baño y así no nos molesta.

Nos pusimos manos a la obra que si sobeteo por aquí que si una mamada y se me ocurrió preguntarle

-¿has hecho sexo con tu perro alguna vez?

-pues ni se me ha ocurrido pero se de alguna compañera que si pero a mí me da un poco de miedo

-quieres que probemos y si no te va lo dejamos

- ¿pero tú sabes cómo incitar al perro?

Y empecé a buscar algo que le podría gustar chupar al perro abrí el armario y encontré un tubo de leche condensada

-ponte abierta de piernas al borde de la cama que te voy a poner esto

La embadurne todo el chocho de leche incluso por dentro y pensé si no le gusta al chucho se lo chupo yo

Me dirigí al baño en busca del perro y le di a probar del tubo de leche enseguida se relamió y lo saque del baño acercando el morro al chocho de la putita que seguía con las piernas abiertas

El perro al volver a oler la crema que tenia esta esparcida por todo el coño se puso a lamer como un poseso metiendo la punta incluso dentro, pasando la lengua por el culo pues también le había escurrido la leche por toda la raja.

Yo solté al perro y le metí toda la polla en la boca mientras ella conseguía un orgasmo que se debió de oír en toda la planta.

-esto es muy rico me estoy yendo toda como me lame me cubre todo el chocho argggg me corro me corro y el perro seguía lamiendo y ella chupándome la polla.

Cuando se quito el perro de su entrepierna la puse a cuatro patas y llame al perro que enseguida la quiso montar con mi ayuda consiguió meterle la polla en el coño y empezar a empujar dándole placer a la puta que seguía pidiendo más consiguiendo correrse otra vez.

Conseguí quitar al perro de encima y lo tumbe patas arriba en la cama y le mande a ella que se la fuera metiendo poco a poco en el coño y se echara para adelante con lo que me dejaba el culo a mi entera disposición, se lo chupe un poco y empecé a meter mi polla despacio mientras ella seguía teniendo la del perro metida en el coño, cuando la metí entera empecé a bombear sintiendo como me rozaba la polla del perro y la puta no paraba de gritar a cada orgasmo que estaba sintiendo

-esto lo tengo que hacer con mi marido es una gozada mejor que con dos hombres la polla del perro me llena toda arggg arggg.

Tan fuertes eran sus gritos que entro la señora Luisa que se dedica a limpiar las habitaciones después de los servicio de las chicas pensando que la estaban maltratando pero al ver lo que allí sucedía cerró la puerta y se quedo a ver el espectáculo

-Luisa ya solo me falta tener ocupada la boca

-pues yo a que me hagan una comida de coño nunca le digo que no.

Y bajándose los pantalones apareció un coño afeitadito y que ya tenía las primeras gotas de flujo asomando por los labios.

Se subió a la cama y se lo acerco a la boca de Roxana que enseguida saco su lengua para chupar de la mejor forma posible.

Yo estaba que ya no podía más y les dije:

-esto sí que ya es sublime dar por el culo a una tía que la esta follando un perro y se está comiendo un coño no aguanto más me corro

Le eche toda la leche dentro y cuando se me puso flácida la saque mientras el perro era incansable llevaba todo el tiempo empujando hasta que pego un fuerte empujón y se empezó a correr llenándole el coño a Roxana con tanta leche que le escurría por la piernas pero sin dejar de comerle el coño a Luisa que con la visión de lo que tenia delante y la comida que estaba recibiendo tuvo un orgasmo que casi se cae de la cama debido a la postura que estaba.

Roxana – esto es maravilloso, cuando me lo decía alguna compañera no me lo creía pero es verdad esto lo tengo que repetir con mi marido y mi hijo

Luisa – ¿pero tú te lo montas también con tu hijo?

Roxana – si desde hace tiempo que nos pillo un día a su padre y a mí en mitad del salón.

Luisa – ¿si de verdad es tan bueno puedes repetirlo conmigo también?

Yo – si me dejas reponerme un poco yo creo que el perro no tenga inconveniente

Roxana – de ponértela dura me encargo yo

Me tumbaron en la cama y empezó a chuparme la polla y Luisa me puso el coño en la boca que gusto tener dos coños par mi solito, cuando mi polla estuvo preparada tumbamos a Luisa en la cama como había hecho con Roxana y la embadurnamos de leche en seguida el perro se puso a lamer consiguiendo que luisa tuviera el primer orgasmo y acto seguido pusimos al perro patas arriba y esta vez fue Roxana quien ayudo al perro a entrar en el chocho de Luisa y comerle el culo para meter yo mi polla cuando tuvo las dos pollas bien dentro empezó el bombeo mientras Luisa empezaba a tener ya sus primeros orgasmos

Roxana que nos estaba mirando enseguida se subió a la cama para darle a chupar su coño a Luisa que la recibió con sumo placer

Luisa- tenias razón esto es lo mejor en sexo que he probado me siento totalmente llena de polla me estoy corriendo continuamente.

Roxana – ya se nota me estás haciendo una comida de coño que se me me va a quedar seco

Después de unos bombeos mas acabe corriéndome en el culo de Luisa y el perro también se corrió dejándola todo el coño chorreando

No me folle a ninguna de las dos por el coño pero con sus culos tuve bastante después de una pequeña ducha me disponía a marcharme cuando Roxana me devolvió el dinero que yo le había pagado antes

Yo-no ese dinero es tuyo esto es tu trabajo

Roxana- esto que me has enseñado hoy no se paga con dinero así que tómalo y cuando vuelvas por aquí si quieres subimos otra vez y entonces me pagas.

Luisa- gracias por la cantidad de orgasmos que me habéis hecho tener me tiemblan hasta las piernas y ya sabes yo no me dedico a esto pero si vuelves por aquí pregunta por mí que estaré encantada de montar un trió con vosotros aunque sea sin perro.

Así que me marche para el hostal con dos buenas corridas gratis.


Un relato erótico de caduco publicado el 17/11/2008, con 69.386 lecturas hasta la fecha