Publicar anuncio

Primerizo en el sexo con hombres

Me habia repalanteado toda mi vida y mi sexualidad, tenia que conocerme mejor a mi mismo y el me enseño el placer de estar con un hombre
Un relato erótico de Struden publicado el 08/05/2013, con 40.760 lecturas hasta la fecha

No me lo podía creer…, estaba en shock me había pasado otra vez, allí estaba yo desnudo en mi cama mientras la preciosa chica que estaba a mi lado me miraba decepcionada una vez más. En sus ojos castaños podía ver como mi mundo se hundía en la desesperación y la confusión mientras resonaban en mi cabeza sus últimas palabras, palabras que cambiarían mi vida para bien o para mal.

- Te gustan las chicas? No pasa nada… en serio, tú piénsalo.

Hola a todos los lectores y gracias por leer lo que os voy a relatar, supongo que lo primero sería describirme y contaros algo sobre mí, Soy un joven de 22 años llamado Carlos, actualmente resido en una pequeña ciudad al norte de España llamada Burgos, mido 1,87cm, complexión delgada, ojos castaños, pelo ondulado de los que piensan por si mismos y resultan imposibles de domar, con un color castaño también aunque con reflejos rubios que es lo único que me gusta de él. Estoy en una forma física bastante aceptable ya que cuando puedo juego al tenis y un par de días por semana voy al gimnasio…

Bueno comencemos que esto aburre, va a ser un relato largo y no tenemos todo el día. Mi interés por los hombres apareció en mi vida tras un acontecimiento traumático, de toda la vida me han gustado las chicas pero siempre he sido muy tímido por lo que no he tenido muchas relaciones y las que he tenido no siempre terminaron bien, pero tras salir con Miriam una de las mujeres más hermosas que he conocido y romper con ella por mi incapacidad de complacerla me replantee toda mi sexualidad, decidí comenzar desde cero y me puse la meta de hacerlo con un hombre para comprobar ver de qué lado estaba yo.

No fue nada fácil, para empezar Burgos es bastante… chapado a la antigua por decirlo suavemente, pequeño y casi todo el mundo se conoce así que tuve que buscar con mucho cuidado.

Me inscribí en una página web gay que encontré, donde venían sitios para salir de toda España y descubrí tristemente que en la ciudad solo había un bar de ambiente y sorprendentemente en mi barrio… toda mi vida allí y ni lo conocía.

Me las arregle para dar esquinazo a mis amigos un día que salimos de fiesta diciéndoles que no me encontraba bien, que había bebido demasiado y cosas por el estilo, para poder ir al Coraçao el bar que se suponía era gay, en cuanto estuve en la puerta sufrí una pequeña crisis de nervios de la que tras un momento, un cigarro y ver a un chico de más o menos de mi edad entrar allí me recupere y entre resuelto a ver que me deparaba el destino.

El local era más pequeño de lo que por fuera parecía, una barra con sillas de frente a la entrada, a su derecha dos sofás con mesas y sillas y a la izquierda la máquina de tabaco y la entrada al baño, por suerte la música me pareció muy buena con una mezcla entre Dance y chillout, la iluminación era tenue excepto en la barra y en la zona de los sofás amen de un par de focos con luces de colores.

Intente con toda naturalidad ir a la barra y sentarme un uno de los taburetes y en mis recuerdos así fue aunque estoy seguro que fue una escena digna de ver, vamos que solo me faltaba un cartel de neón diciendo “PRIMERA VEZ”. Pedí al camarero una cerveza y me senté, con mi bebida en la mano y sentado pude comenzar a fijarme en la gente que había allí. En la barra solo estaba una pareja de hombres maduros hablando entre si, dándose besos y compartiendo una copa, Bingo el bar es gay pensé, no les preste más atención ya que tenía en mente buscar a alguien más joven, en los sillones había un grupo de chicas bastante guapas y borrachas, si no fuese porque tenía otras cosas que hacer habría intentado hablar con alguna, eso y que seguramente fuesen lesbianas. En el otro estaba el chico que vi al entrar junto con otro.

En eso momento lo que pensé fue que vaya mierda todos con pareja, en fin, no iba ir todo bien a la primera, así que me puse a hablar de temas mundanos y de actualidad con el camarero que era un gran conversador y a lo tonto me retuvo en el bar el tiempo suficiente como para pedirme otra cerveza y como cuando salgo de fiesta fumo casi el doble salí a echarme otro cigarro.

Al tiempo salieron los chicos, el que vi entrar antes que yo y su acompañante, se despidieron, el chico se fue y el acompañante se quedó a mi lado, saco un cigarro y me pidió fuego, por costumbre en vez de darle el mechero se lo encendí yo y nuestros ojos quedaron fijos el uno en el otro durante un momento.

- Ya está, gracias

- De nada, un placer. Dije con la mejor sonrisa que pude poner.

Hubo un momento de silencio de esos horribles que gracias a Dios él se encargó de finalizar.

- Oye, vienes mucho a este bar? Es que no te había visto nunca por aquí, por cierto me llamo Javier. Extendió su mano para saludarme y le devolví el saludo estrechando su mano con fuerza.

- Soy Carlos, un placer. La verdad es que es la primera vez que vengo a este sitio, no lo conocía y me apetecía tomarme una última antes de irme a casa.

- Entonces ya te vas? Que lastima, pareces un chico muy majo, porque no te quedas y nos tomamos algo? .En ese momento puso su mano en mi hombro y dejo que el humo del cigarro flotara suavemente de sus labios .

La verdad es que Javier me pareció muy guapo, era un poco más alto que yo de complexión normal, con el pelo del color del ébano que contrastaba con el color castaño de sus ojos, debía tener mi edad o un poco más joven. Yo estaba como un flan, apenas era consciente de lo que pasaba y solo pasaban por mi mente ideas contradictorias entre aceptar o salir huyendo.

- Venga que me dices, te apuntas?

- Esto…. vaya, si supongo que estaría bien y aún tengo una cerveza dentro… pero no estabas tú con ese chico?

- Si, estaba con el pero ya no, además es mi compañero de piso, jejejeje no le gusta este bar porque tiene miedo de que algún tío quiera ligárselo, pero tenía que traerme las llaves de casa que me las deje y de paso se ha tomado una copa conmigo atento a todo lo que se movía, ha sido divertido… tu no serás hetero no?

Ya estaba, había llegado el momento, el punto de no retorno, que haría? Tenía tres opciones, decirle que sí y salir de allí, decirle que no e irme con él o decirle la verdad, que no sabía que era y que el aire soplase por donde pudiera. Creo que elegí bien.

- … Pues veras Javier, la verdad es que no se si soy hetero o no? He tenido problemas con mi novia, lo hemos dejado y no se, tengo la cabeza echa un lio.

Mierda… otro silencio incomodo, fijo que ahora el que huye es el. Pensé para mis adentros, pero de repente quito su mano de mi hombro abrió la puerta del bar y dijo.

- Así que quieres probar el placer de los hombres eh? Pervertidin? Jeeje pasa y tomémonos una copa mientras me lo explicas todo bien.

- Te sigo. Dije con una sonrisa de alivio en mi cara.

Allí estuvimos casi dos horas más, sentados en el sofá hablando de mi problema y bebiendo, Javier me escuchó con atención, me consoló e hizo todo lo que pudo para subirme el ánimo. Sin que me diese cuenta se fue acercando cada vez más a mí y solo me percate de ello cuando note su mano en mi pierna y claro… entre la bebida, mis deseos y lo cómodo que me sentía con el no hice nada por impedírselo.

- Dime Carlos realmente te gustaría hacerlo con un chico?

Lo tenía casi pegado a mí, sentía su aliento en mi cara, su mano estaba ya en mi entrepierna tocándome suavemente con un movimiento de arriba abajo poniéndome muy cachondo y la polla bien dura

- Si… me gustaría… mucho…

- Quieres hacerlo conmigo?

Se acercó más a mí, tenía sus labios a apenas unos milímetros de los míos. No pude más con mi calentura, puse mis manos en su cara y lo lleve a mí, sentí nuestros labios juntarse y comenzamos a besarnos apasionadamente jugando con nuestras lenguas, consiguió meter su mano dentro de mi pantalón y mi ropa interior pasando a tocar mi pene directamente arriba y abajo mientras sus dedos se dedican a masajear mis testículos. Consciente de que lo estoy disfrutando mando todo a la mierda y me entrego al placer bajando mi mano a su pantalón para pagarle todo lo que está haciendo, meto mi mano dentro y siento por primera vez en mi vida el calor de la polla de otro hombre, siento lo dura que la tiene y lo grande que es, algo más gruesa que la mía y también más larga la agarro como puedo y comienzo a masturbarlo torpemente, el corazón me va a mil, comienzo a jadear y a mover mis caderas involuntariamente.

- Para un momento, Te esta gustado verdad? Quieres probar más?

Apenas podía respirar pero le dije que si

- Vente a mi casa, no está lejos

- Te sigo jejeje…

Por el camino, fuimos parando en varios portales y callejones para seguir metiéndonos mano y besarnos pero su interés pareció centrarse más en mi culo que en mi pene, no me importo ya que estaba dentro de los posibles escenarios que fuera yo el que fuera el follado en vez del follador.

Llegamos a su casa y me llevo a su habitación, al parecer su compañero no había llegado aún cosa que agradecí. Una vez allí se denudo por completo pero no me dejo hacerlo a mí. Le mire con Liguria en los ojos, tenía un buen cuerpo imberbe y depilado sin un solo pelo en el cuerpo.

- Muy bien Carlos, esto es lo que hay, me muero por follarte todo lo que queda de noche pero es tu elección… si tú también quieres me darás tu aprobación dándome tu primera mamada, quiero que cuando salgas de aquí lo hayas probado todo.

Repito, borracho, cachondo, … Ni me lo pensé, estaba hipnotizado por ese tío, me acerque a él y le bese otra vez, poco a poco fui bajando por su cuello mientras mis manos tocaban ese falo que me iba a meter en mi virgen boca. Pase a sus pezones, su ombligo y termine de rodillas ante su pene semierecto.

- Lo quieres, no te mientas, respira tranquilo y pruébala, métetela en la boca y disfruta, yo te guio.

Abrí tímidamente mis labios, Javier apunto su pene a mi boca con una mano, con la otra me agarro la cabeza y empujo suavemente para que me la metiera. Que sabor más rico, un sabor que inundaba mi boca e hizo que inmediatamente empezase a usar mi lengua.

- Eso es, lo haces bien, notas que se me está poniendo dura eh? Vamos usa más la lengua y no te olvides de la punta

Javier libero mi cabeza yo me agarre a su culo con mis manos y trate de emular las mamadas que había visto en las películas metiéndome su pene todo lo dentro que pude, cuando lo saque estaba lleno de salvia y tenía hilos en mi boca y en mi lengua que los conectaban con el trozo de carne que me estaba comiendo ya duro como una piedra, estaba en el cielo. Fui haciendo cambios según Javier me lo decía, comencé a masturbarlo mientras pasa mi lengua por todo su mástil, a darle pequeños mordiscos en el glande mientras le masajeaba los huevos y a lamérselos.

- Te gusta así?

- Si joder, lo haces muy bien cabrón, seguro que es tu primera chupada? Vamos desnúdate, quiero probar la tuya

- Espera un poco quiero chupártela más.

La tenía agarrada por la base y estaba masturbándole, ya comenzaban a salir gotas de líquido preseminal que lamia en el momento en que asomaban, si sabía así de bien el preseminal me moría por probar el semen de verdad.

- Joder, si te gusta esto. Está bien que te parece si hacemos un 69 y estamos los dos contentos?

No le deje terminar la frase, en cuanto dijo 69 ya estaba de pie quitándome la ropa y en un parpadeo tumbado en su cama con los brazos abierto invitándole a acostarse conmigo. Se tumbó encima y me beso metiéndome la lengua hasta la campanilla mientras agarraba nuestros penes y los masturbaba juntos, lo que hizo que una corriente eléctrica atravesara mi cuerpo, yo de pedía que parase o me correría. Se dio la vuelta dejándome su vigoroso pene en la cara y sin darme tiempo a nada se puso a chupar mi polla que estaba más grande y roja de lo que la había visto en mucho tiempo, como pude me metí su polla de nuevo en la boca y fui chupando como pude pero el era mucho mejor, me estaba dando la mamada de mi vida y no podía de parar de jadear

- Te echo una carrera, el primero que se corra le dará su culo al otro ok? Será mejor que te pongas la pilas en chupar o vas a ser mi putito esta noche

- No es justo lo tenías planeado cabrón. Dije casi sin aliento

- Y qué? Denúnciame, pero te encanta la idea de que te meta mi polla y te desvirgue este precioso culo tuyo, es más voy a ir preparándolo para que lo goces

Dicho esto me dio un manotazo en el culo que me dio más placer que dolor, el cabrón si que lo tenía todo planeado, cuando no estaba chupando, me pajeaba y escupía de forma que había mucha saliva que goteaba por mis testículos o se deslizaba por mi entrepierna hasta llegar a mi ano la cual aprovecho para estimulármelo con su dedo medio, presionando poco a poco con movimientos circulares, por instinto me resistí haciendo fuerza para impedir su entrada pero no dure mucho, estaba a punto de correrme y no tenía fuerzas para impedir lo inevitable, poco a poco Javier consiguió meterme su dedo y continuo moviéndolo despacio dentro de mí para hacer más espacio y apretando contra mi próstata, así estuvo un rato hasta que saco su dedo a lo que me queje pidiéndole que no parase, él se rio se lamio el dedo anular y me metió los dos de golpe, solté un leve quejido pero enseguida volvieron a mi olas de placer esta vez con más intensidad que antes. Tuve que parar de chuparle

- Dios, si Javi no pares, esto es increíble… haz que me corra… no pares… mas… OOOOOooo hhhh… SIIIIIIIiiiii…… DIOS…

Fue el mayor orgasmo de mi vida, mis caderas subían y bajaban solas mientras trallas de mi semen salían de mí para ir a la boca de Javier que dejaba salir por las comisuras de sus labios el semen que no le cabía mientras continuaba jugando con sus dedos en mi culo. Cuando termine de correrme Javier uso sus labios para sorber todo el semen que se le había escapado, se levantó, se puso de cara a mí con sus dedos aun dentro, con la otra mano me agarro la mandíbula obligándome a abrirla y vertió una pequeña cantidad de semen en mi boca mientras se agachaba terminado en el beso más húmedo que me hubieran dado jamás. Me estaba haciendo probar mi propio semen obligándome a tragármelo todo. Después se levantó y se sentó a mi lado

- Has besado a un chico, has masturbado y chupado una polla, te han metido dedos por el culo, te has corrido y has probado el sabor del semen… creo que ya tendrías que tener clara su sexualidad no?

Estaba agotado, cubierto de sudor, saliva y semen pero saque fuerzas de la flaqueza, me incorpore de la cama fui a la pared apoye mi frene y con mis manos me separe las nalgas

- Aún hay algo que no hemos probado y quiero que seas tú el primero.

Gire la la cabeza y mientras me relamía los labios le dije con la voz más sexy que pude poner

- Además he perdido la carrera, quiero ser tu puto hasta que estés satisfecho.

- Carlos vas a ser mi puto, pienso metértela por tu culito virgen hasta los huevos, voy a hacer que te corras otra vez y te volverás adicto a mi polla

Abrió su cajón saco un condón y un bote de lubricante, se lo puso, puso lubricante en sus dedos y me los volvió a meter mientras pellizcaba mis pezones y me besaba. Cuando termino me agarro del brazo, me empujo a la cama, me agarro por la cadera y note la presión de algo muy grande intentando entrar

- Sabes lo que es esto verdad? Putito cabrón…

- Tu polla, es tu enorme polla en mi culo

- Lo quieres verdad? Deseas que te folle verdad?

- Si lo quiero, por favor házmelo…

Sentí como aquel pedazo de carne se abrió camino a mi interior y un gran dolor que casi me hizo llorar de forma que no pude evitar dar un grito

- Tranquilo, no hay prisa esperaremos a que te vayas dilatando, ha pasado lo peor a partir de ahora todo será placentero para tu culo putito mío

Por un momento dude del pero no me mintió, el dolor dio paso a una sensación muy placentera que se iba acentuando poco a poco. Cuando Javier fue capaz de comenzar un mete-saca comenzó la diversión. Usamos varias posturas durante lo que a mí me parecieron horas, pero las que más me gustaron fueron al estilo perro con la caliente respiración de Javier en mi espalda y mi nuca y yo encima ya que podía tocarme mientras veía el cuerpo de Javier y me empalaba con su polla enterrándola más adentro. Al final cuando él se corrió fue increíble, note como su pene se ponía más duro, comenzó a jadear, a gemir por cada chorro de semen que le salía y sus embestidas finales consiguieron que me corriera otra vez haciendo que mi semen callera en las sabanas y en el pecho de mi amante, Aunque lo que termino en su pecho lo lamí rápidamente. Cuando me la saco note un frio intenso y un vacío que llene con mis propios dedos que use para continuar jugando con mi culo. Javier se quitó el preservativo y sin avisar me lo vacío en la cara pero no me enfade por que empezó a lamerme la cara y dándome a probar su blanco néctar que mantuve en mi boca atesorando su sabor antes de tragármelo.

Finalmente, nos besamos hasta caer dormidos juntos en un gentil abrazo. A la mañana siguiente el hijo puta del compañero de Javier nos despertó a base de sartén contra cucharon en venganza por la noche que le habíamos dado. Nos despedimos, nos dimos los teléfonos y aunque conocí a una chica con la que estoy saliendo, sin problemas, súper felices los dos, sabe de mi aventura con Javier y no la importa que siga quedando con él para follar de vez en cuando… incluso ya tengo casi organizado un trío Bisexual.

Bueno espero que os haya gustado, ha sido mi primer relato y espero escribir más si os gusta, yo me lo he pasado muy bien escribiéndolo y sé que no es perfecto así que aceptare cualquier crítica que diga que es lo mejor que han leído y tolerare las demás jejejejeje….. Por cierto más o menos el 87% del relato es inventado, para el siguiente ya os contare algo que ocurriese de verdad. Besos y abrazos a todo el mundo…


Un relato erótico de Struden publicado el 08/05/2013, con 40.760 lecturas hasta la fecha