Publicar anuncio

Quartel Quell

Este relato es el comienzo de una historia que me inventé a partir de la base de una que acaba de salir que todos la conoceis.. Los juegos del hambre..
Un relato erótico de PeetaMellark publicado el 01/05/2012, con 40.925 lecturas hasta la fecha

en primer lugar quería decir que soy novato en esto de escribir y enseñarlo al mundo así que desearía que no me achacarais mucho, soy muy joven y como tal me dejo llevar por las modas y mis relatos van a tratar sobre una historia inventada a partir de una que acaba de salir.. no se si la conocéis pero creo que si.. se llaman Los Juegos Del Hambre .. una serie de libros que me encantaron y que me hizo dar la idea de comenzar a escribir una historia de un amor , como en la serie de libros y películas que se van a estrenar, pero la mía es de un amor gay... mis relatos, como todos, van a contener sexo, y os repito que soy novato así que si me queréis ayudar a evolucionar os lo agradecería mucho, si pensáis que en mis relatos falta algo me lo hacéis saber .. y si no os gusta de todas forma gracias por leer mi primer relato =)

Me encanta escribir pero quería empezar con esta historia como un pre-calentamiento en mis futuras historias creadas completamente por mi mismo ..ya no os distraigo más y aqui os dejo con mi Quartel Quell.

- QUARTER QUELL -

PARTE I

Distrito 4

Capitulo 1

El día de la cosecha no es algo a lo que debes quitarle importancia pero en mi caso es un día cualquiera, simplemente cambia en algo, y es que dos personas se marchan para no volver, me aterroriza salir elegido como tributo como a todos, pero lo que más me preocupa es que salga elegido Geny. Mi gran amigo Geny, que se convirtió en lo mas importante que tengo desde que llegó al Distrito 4 por motivos que provocó esa ola gigantesca.

Han pasado ya cuatro años de aquella fatídica noche, donde murió la mitad de la población del Distrito 4, incluidos mi hermano y nuestros padres. Aquel desastre provocó la desesperación y la hambruna a la población que quedó afectada de aquel fenómeno, como yo. La gente menos afectada sobrevivió a aquella hambruna convirtiéndose en la clase superior de nuestro distrito, la supervivencia de ellos se debía por el simple echo de la localización donde se acentúan sus hogares, en la costa alta.

Yo quedé huérfano, no podía ir a formar parte del orfanato porque aquella ola lo destrozo por completo, como toda la zona baja del distrito. Sobreviví por la pesca y cuando no tenia bastante suerte con ella, vivía con las teselas. Iba al Edificio de Justicia para pedir aquellas teselas a cambio de que aumenten el número de papeletas con mi nombre en aquella urna donde estaban escritos todos los nombres de los chicos de mi distrito, de entre 12 y 18 años, con el fin de salir elegido como representante del Distrito 4 en los famosos Juegos Del Hambre.

Esa ola perjudicó en todo a nuestro distrito; gente sin techo donde refugiarse, trabajadores sin poder trabajar, chicos como yo sin poder ir a clases, pero sobre todo provocó... hambre. Al pasar tres meses el Capitolio envió numerosas personas de otros distritos, aumentando así nuestra población y mano de obra. También para no dejar que aumente la hambruna, enviaba cada mes, cantidades de comida suficientes para sobrevivir de hambre, y con aquella gente llegó Geny Tiunta y su familia, que formaba él y sus dos padres. Llegaron del Distrito 11 y fueron destinados a vivir conmigo en una de las casas que estaban construyendo la población sobreviviente con ayuda de los agentes de la paz. Pero esta vez, para estar mas seguros, las construían en lugares mas altos, por miedo a otro desastre como ese.

Cuando se terminaba de construir una nueva casa, llegaba una o algunas personas para vivir en ella con las personas de nuestro distrito que no tedian hogar, formando así una nueva familia. El día en el que llego Geny y sus padres yo estaba frente a ellos como todo el mundo allí reunido, todas las personas sin hogar esperaban frente el Edificio De Justicia que saliera el presidente con la o las personas que llegaban para darles un nuevo hogar.

Lo que pude ver de tan lejos fue a una mujer, que precia ser hermosa por los comentarios de los hombres que me rodeaban, y también vi una figura a su lado, era algo mas corpulento, un hombre, que aparentaba ser fuerte y guapo, no podía distinguir muy bien sus rostros debido a al lejanía y multitud allí reunida, pero me limitaba a escuchar los cuchicheos de las mujeres y hombres de mi distrito que ansiaban poder vivir con ellos. Pero tenían las de perder, porque si era una pareja lo mas normal seria juntarla con niños como yo, así que iban poco a poco abandonando la plaza con caras de desilusión y algunas asta llorando, mientras se alejaban yo avanzaba, trataba de ver a que afortunado le tocaba vivir con ellos, me acercaba cada vez más, veía al alcalde mirando la lista de los chicos y chicas sin hogar y de repente pude verlos cara a cara, la mujer era hermosa, rubia con los ojos castaños y piel muy blanca, los labios gruesos y rojos, su cuerpo era muy delgado, el hombre era de una piel mas oscura pero muy apuesto también, era corpulento, tenia los brazos enormes, y sujetaba a la mujer con uno de ellos, el otro sujetaba a alguien mas que se escondía detrás...por lo que podía ver, parecía ser un niño o niña que se dejó ver cuando el alcalde los presentó, era una niña, morena, una mezcla del color de sus padres, pelo negro, largo y rizado, era muy parecida a la madre, preciosa.. sus ojos me cautivaron y no podía dejar de contemplarlos. Tan pronto vió que la estaba observando se escondió una vez mas detrás del padre, podría decir que tendría unos doce años..

De pronto sentí una mano que me contoneaba , miré, era un chico que me decía que había sido elegido, me sentía confuso y feliz al mismo tiempo, llevé mis ojos hacia el alcalde y me decía que los llevase a nuestro nuevo hogar y que llevásemos nuestros alimentos con nosotros. Cuando supe sus nombre y al escuchar hablar entre ellos, pude darme cuenta que la niña no era una niña sino un niño, me sentí estúpido y aliviado por no haber metido la pata. y fue entonces cuando empecé a vivir una vez más y así dando razones para mi nueva vida.

El pensar todas esas cosas del pasado me hace pensar que quizás pueda perder todo con ser elegido para el nuevo año de los Juegos. Geny es todo para mi, por lo que prefiero ser yo el sacrificio, que vivir una vida sin él. Sentado sobre la hierba, en lo alto de un acantilado, sentado sobre el tronco de un manzano y fijándome en el mar que nos da de comer; nos entretiene y es parte de nosotros, cuento las veces que debe estar mi nombre escrito en aquella urna. Tengo diecisiete años así que ,30 veces, 10 veces que fueron debidas a la época de invierno, escasez de peces y todos esos motivos que provocó aquella ola gigante. Después de llegar mi nueva familia, no tuve que preocuparme mucho por ello, sobrevivimos los primeros meses por los alimentos que cada familia traía consigo y mientras se le enseñaba a pescar a Yulok. Pero aun así había meses que no tenia buena pesca y me sentía en cierto modo, obligado a llevar el pan a la mesa. Yulok se ponía fatal cuando yo pedía más teselas, pero me agradecía por ello, yo no me sentía mal, porque no quería que el pequeño Geny tuviese que pedirlas, pero ello aumentó mi número de nombres en la urna unas 20 veces más.

Miro al amanecer y dejo de pensar en aquello, me levanto y bajo hacia donde está la playa de piedra y me preparo para pescar, los días en los que tuve que sobrevivir por mi, me enseñaron muchas maneras de pescar y sobre todo hacerlo mas rápido y de una captura mayor de piezas, la manera que mas utilizo es expandiendo un tipo de cebo a base de semillas que les encanta a los peces caravez, por una zona de agua y esperando paciente, cojo cuatro anzuelos, de un tamaño más grandes de lo normal, para cada mano, a cada uno lo ato con una cuerda muy delgada pero que es muy resistente,las cuerdas se enrollan a cada uno de mis brazos, cada anzuelo lo posiciono sobre cada uno de los espacios entre mis dedos, y espero.. cuando se acercan los peces caravez saltan para poder coger alguna semilla que flota en el agua, salen tres a la vez pero situados a unos cuatro metros de mi, uno a mi izquierda, uno en medio y otro a mi derecha, estiro rápidamente el brazo derecho en posición horizontal desde mi pecho hacia afuera soltando primero un anzuelo que se abalanza sobre el pez de mi izquierda mientras sigo moviendo el brazo hacia afuera, suelto el siguiente anzuelo que captura el de en medio y continuando el recorrido del brazo suelto un ultimo anzuelo que se dirige al de la derecha poco antes de que se sumerja. Al capturar a los tres, muevo rápidamente el brazo en círculos asta enrollar todas las cuerdas en él y trayendo consigo los peces,esta manera de pescar es difícil de hacer y solo puedo hacerlo con este tipo de peces ya que cuando saltan del agua, llegan asta una altura de un metro y medio de la superficie de esta, la practica en ello me distrae mucho después de las clases y en mis ratos libres. No la tengo perfeccionada ya que no se me da tan bien con el brazo izquierdo y es difícil encontrar esas semillas que solo Geny y yo sabemos que sirven para ello. Un día intentamos buscar nuevos cebos para los peces ya que hubo un tiempo que escaseó el cebo, y con conocimientos de su Distrito de origen encontramos estas semillas.

Después de dos horas aproximadamente, dejo de pescar, pongo los peces y el material de pesca sobre una roca, me quito la camiseta dejando al descubierto mi esbelto torso, acto seguido me quito los pantalones cortos dejando libre a mi fuerte y duro culo, y colgando por delante, mi polla enorme y dormida, de un bronceado perfecto como el resto de mi cuerpo, y me dirijo al agua una vez más, me sumerjo y empiezo a bucear . Puedo aguantar sin oxigeno varios minutos, y mientras mas tiempo esté dentro del agua más en paz me siento, aquí abajo es otro mundo, donde puedo detener el tiempo y sentirme a gusto con todo. Sentir una pequeña presión en todo el cuerpo, una sensación de flotación, en un lugar sin aire, sin los problemas del exterior..

Pero desgraciadamente necesito el aire para vivir y tengo que abandonar tan maravilloso mundo. Nado unas dos horas mas y al salir del agua veo a alguien que me observa, sentado en lo alto de una roca, abrazando sus piernas con esos grandes brazos, es ese chico raro. Me acerco.

-Hola- digo

-Hola- responde mirando mi torso descubierto y que esta con pequeñas gotas de agua por todo el cuerpo.- pensaba que no ibas a venir hoy, como es el día de la cosecha.

-No pensaba desaprovechar este esplendido día- respondo con una media sonrisa y levantando a aquel chico raro del colegio.

Miro a sus ojos castaños y están con un brillo y confusión que siempre tiene, le agarro del cuello fuerte y musculoso y apego sus labios deliciosos a los mios y me fundo en un pasional beso. Él me sobetéa mi cuerpo y sobre todo mis abdominales. Su boca esta caliente, se siente bien dentro de ella, lo sigo besando mientras mi polla se endurece, le agarro del culo y él se separa.

-No creo que sea buena idea.-dice mirando al suelo y con tono de estar muy cachondo.

-venga!!... y si salgo elegido yo? o tú?.- digo pegándolo una vez mas a mi.

Al principio forcejea, aunque él sea muy fuerte, yo los soy aun más. Su cuerpo me encanta, piel blanca con muchos y pequeños lunares en su pecho, duro y voluminoso, el también tiene abdominales, pero menos marcados que yo.

Consigo quitarle la camiseta, acto seguido le empiezo a besar por el cuello mientras nos dirigimos a un lugar suave, llegamos a un trozo de hierba fresca y rodeada de dientes de león, lo tumbo suavemente sobre ella, luego veo su cuello estirado y fuerte, sin poder aguantar más, me lanzo sobre él y lo empiezo a besar y a lamer, continuo bajando hasta llegar a su pecho,beso cada lunar que veo como si de un pez Caravez se tratase, alimentándose de esas semillas que les lanzo para darles caza. Succiono su pezón derecho y de un rosado perfecto, gime de placer mientras me aprieta la espalda, continuo bajando sobre su espectacular cuerpo y llego a sus abdominales, los chupo, los beso como si se me fuera la vida en ello, llego asta donde cubre su polla con sus pantalones, la toco por encima de este y noto que está dura y queriendo salir de su escondrijo ,continuo, chupándosela por encima del pantalón, me sujeta la cabeza mientras le pego pequeños y suaves mordiscos a su polla. Gime frenéticamente, agarro sus pantalones fuertemente y de varios tirones consigo quitárselos, él gime de dolor y placer. Al bajarlos siento un pollazo en mi barbilla que hizo que la mía hiciese lo mismo contra sus piernas duras y fuertes como el resto de su cuerpo, y allí esta, la polla enorme y dura del chico raro del colegio, blanca y con un capullo tan rosado como sus pezones, no puedo aguantar más y me la introduzco en mi boca y escucho como gime de placer, continuo chupando mientras una mano va a su pectoral derecho y la otra a sus cajones, le doy pequeños besos en la punta de su capullo mientras saboreo su pre-semen. Bajo por ese enorme tronco, llego a sus huevos y los succiono por un corto tiempo alternativo, primero uno y luego es el tiempo del otro, mientras que con una mano pajeo su pollón lubricado con mi saliva y jugueteo con su glande . El chico raro sigue gimiendo y me encanta verlo haciéndolo, sus cejas pobladas y que se apegas mucho a sus ojos me vuelven loco, le da una mirada misteriosa y rara al vez, su nariz recta en los que sus agujeros abren y cierran a un ritmo frenético, sus mofletes cogen un color rojo que me pone un montón.

- es hora de que disfrute yo- le digo mientras dejo de chupársela -date la vuelta- continuo mientras me levanto y me pajeo mi tremenda polla que no tiene nada que envidiarle a la suya.Él se gira y veo su culo, redondo, blanquito como todo su cuerpo, perfecto como todo él. le separo las piernas mientras pajeo mi enorme pollon, me acerco al chico raro y le separo las piernas aun más dejando al descubierto el pequeño agujero que me da tanto placer . Empiezo introduciendo mi capullo de un rosa mas oscuro que el del chico raro, da un grito fuerte, entremezclando dolor y placer.

-por favor no me hagas tanto daño-ruega - la ultima vez me hiciste sangrar-replica entre sollozos de placer

-no lo haré.- le digo para que se relaje y me deje entrar en él.Me apego a su espalda y le doy un pequeño beso en su omóplato derecho, subo mis brazos por encima de su cabeza sujetando con ellos sus manos, las agarro fuertemente mientras sigo introduciendo mi polla dentro de él.

Voy poco a poco para no hacerle daño tal como le dije que haría y gime cada vez mas fuerte, yo también lo hago, estoy encima de el introduciéndole mi polla dentro lentamente, siento la presion de su culo que ejerce a mi polla, pego en gemido fuerte cuando su culo se traga por completo mi pollón, continuo sacándosela con un ritmo pausado y suave, restregando nuestros cuerpos calientes y fuertes, mi pecho firme y salpicado por el agua de mi anterior baño suaviza el tacto de su espalda fuerte y bien marcada contra ellos como también lo hace contra mis abdominales. Se siente muy bien aquí dentro, es como estar dentro del agua, paz, pero aquí se siente mejor, caliente y con un frenesí que me vuelve loco de placer, entro y salgo continuamente cada vez más rápido, el placer aumenta , el dice que vaya mas despacio paro no puedo, esto es incontrolable, entro y salgo sintiendo que me me voy a correr en cualquier momento. Me muerde el hombro.

-Me corro!!- grito entre gritos de placer- Me voy a correr dentro de ti!!

-Hazlo!! Ahh!!-grita el chico raro.

Salen despedidos fuera de mi, seis chorros de mi semen, al salir se adentran al interior de aquel maravilloso cuerpo que me da tanto placer y felicidad. Después de hacerlo me tumbo una vez más contra su espalda y le doy un beso en la boca.

-Puedes acabar con lo que empezaste?- me pregunta con un tono de timidez muy alto

-Por supuesto!- respondo entre carcajadas.

Él se da la vuelta y retomo la mamada que le estaba haciéndole al principio, el gime de placer una vez más cuando me llevo toda su polla a la boca, cada centímetro de ella dentro de mi húmeda boca. La saco después de unos segundos y la veo completamente empapada por mi saliva, la pajeo y la chupo rápidamente, masageo sus huevos y moviendo muy deprisa mi lengua contra su capullo él grita de placer sin contenerse, poco después se corre en mi cara y boca. Su semen se extiende por toda mi cara y también dentro de mi boca, tan caliente y de un sabor suave como siempre .Me llevo los restos de semen dentro de mi boca,que hay cerca de mis labios, con la lengua. me acerco a su cara y lo beso. Nos fundimos en un beso húmedo y delicioso. Un broche que finaliza nuestro pequeño encuentro, como cada tarde.

-Tengo que decirte algo- dice el chico raro con una voz baja y nerviosa.

-Ahora no puedo escucharte, tengo que irme, me esperan.- digo mientras me levanto y me pongo los pantalones.- Hasta mañana!- me despido mientras me alejo, cogiendo los peces y mis anzuelos.

Mientras me alejo, parece que dice algo pero no lo escucho, me pongo la camiseta y aumento el ritmo. Sonrío mientras pienso en el chico raro, nunca le pregunté el nombre porque lo nuestro solo es sexo y nada más. Recuerdo aquel día en el que lo conocí, hace casi dos años.

Como cada mañana iba al acantilado donde me gusta pensar antes de pescar, mi lugar secreto, donde solo voy yo, donde puedo pensar en mi y en mis problemas.

Me acerco cada vez más y veo que debajo del manzano donde me recuesto para ver el mar, hay alguien, un chico con algo en las manos, algo extraño, un conjunto de largos palos sujetos con unas telas enormes y dando la impresión de unas alas.

-ee!!- Le grito. El chico me mira y veo sus lágrimas recorriendo su cara.Yo lo conozco, es ese chico raro del Distrito 6. De repente se gira y parece correr hacia el abismo.

Al hacerlo me veo corriendo y desesperado por llegar a tiempo antes de que muera en aquella caída de casi cincuenta metros, el corazón se me detiene cuando se lanza con aquel artefacto en sus manos y que le cubre todo la espalda. Continuo corriendo mientras se me destroza el alma al ver eso... Depronto me paro en seco y veo que esta volando, como un pájaro que vuela alto y hacia el sol. Sujeto la mirada mientras se aleja, veo que el vuelo no dura mucho y se precipita hacia el agua, mi corazón vuelve a latir muy deprisa y mientras escucho un grito de aquel chico me lanzo por el precipicio. Siento que quizás muera en este intento por salvarle la vida pero quiero arriesgarme, llego al agua y siento una presión fuerte contra mi cuerpo, un dolor contra mi pecho, pero no era lo suficiente doloroso como para poder nadar.después de salir a flote miro rápidamente hacia mi al rededor y veo su artefacto pero no lo veo a él, nado rápidamente hacia donde está esa cosa, llego y no está, me zambullo y lo veo alejándose hacia el interior de aquel oscuro mar, esta inconsciente, nado hacia él, le sujeto de su brazo y salgo del agua con él , lo llevo a la orilla, miro su rostro, guapo como siempre, su pelo rubio,medio largo y los mechones mojados que le caen por su frente me hacen sonreír, le hago lo que me enseñaron en el colegio en casos como estos.

Llevo mi mano izquierda a sus fosas nasales y las tapo, luego abro su boca con la otra y uno mis labios con los suyos, que suaves y calientes, le soplo aire para que lleguen a sus pulmones, luego me separo de él y le presiono el pecho con mis manos varias veces, al hacer la operación varias veces veo que no funciona y me preocupo, al hacerlo por ultima vez consigo que eche el agua y tose fuertemente. Al ver sus ojos, me alegré de que no estuviese muerto, me quede observando su belleza mientras él volvía a la realidad. Miré en su cara , terror, confusión y luego nada mas que una expresión de sorpresa, pasaron segundos mientras nos mirábamos, miraba el color azul del mar en sus ojos, ese mar que tanto me protege del mundo real y sentí la necesidad de sentir esos labios una vez mas contra los mios, así que lo besé. Él se dejo hacer, un beso cálido y tan lleno de paz que espera obtener del mar, luego de varios segundos se separó y se marchó corriendo. Él iba a mi clase pero nunca hablamos, no me atrevía a hacerlo, no se porque pero me sentía incomodo con su presencia esperando siempre algo de él , pero tenia cosas mas importantes que pensar que aquel chico y lo dejé a un lado. Después de un año, volvió al lugar donde nos dimos el primer beso y donde todas las tardes yo pescaba y fue directo a besarme, me sorprendió, pero echaba mucho de menos esos labios, esa calidez y paz tan propio de ellos, esa sensación que solo el mar me podría dar y así comenzó todo lo del sexo. Con él conocí ese mundo y también fue a él quien di mi primer beso, pero no fue al único al que bese o con quien follé.

Al llegar a mi casa, vi a Geny tan guapo como siempre, pero esta vez lo vi con una ropa más elegante, aun siendo elegante para mi, se podría imaginar con verle el nivel de nuestra pobreza. Ya no es un niño, tiene 15 años y aparenta más que eso e incluso puede aparentar mi edad, solo que él es mas delgado que yo, menos o igual que el chico raro, pero la diferencia es que Geny es mas moreno, las facciones que parecía tener de niña desaparecieron completamente y ahora hasta se le puede ver una pequeña señal de barba. Miro sus ojos, esos ojos marrones castaños que siempre me dan el animo que necesito cuando estoy fatal. Geny es alegre, simpático, ama cada cosa que pueda ver, intenta vivir al máximo su vida, aunque esta sea una miseria desde mi punto de vista, y eso es lo que mas me gusta de él.

-Venga!! Alec que llegas tarde!!- me dice frunciendo el entrecejo.

-estas enfadado? lo siento, estuve pescando y me entretuve.- digo intentando convencerle

- venga que vamos a llegar tarde a la gran fiesta!!.- dice en un tono burlón hacia los juegos.- ya veras como asta alguno muere de lo bien que se lo va a pasar y puede que asta de beber mucho, si.

-no digas esas gilipolleces- digo entre risas y dándole un pequeño puñetazo en su hombro derecho, su hombre abultado y fuerte.- joder Geny! cada día estas mas fuerte, como sigas así vas a aparecerte al gigante de tu padre!.

-Pues, no te convendría, porque así podría romperte la cara, cabrón!.- dice dándome un puñetazo en el pecho.

-Venga chicos! dejar el juego para más tarde.- Luwy dice en un tonto alegre, pero se que lo hace por su hijo Geny, ya que quiere restarle importancia a la cosecha y por tanto no preocupar a Geny.

-vale mamá.-dice Geny parando de sujetarme por el cuello y alejándose de mi

-yo voy a vestirme.- digo mientras voy hacia las escaleras para subir a mi habitación.-por cierto, traje varios peces caravez para cenar

-vale, ya los preparo cuando volvamos todos a casa.- dice Luwy

Una vez en mi habitación, me desnudo paso al cuarto de baño donde veo nuestra bañera de madera llena de agua, entro en ella y empiezo a enjabonarme y a quitarme la suciedad de mi cuerpo, mis manos, mis uñas... Mientras sobo mi polla y noto restos de semen, me viene a la cabeza el chico raro y como intentó decirme algo, supongo que mañana se lo preguntaré, claro, si no salimos elegidos ni él ni yo en la cosecha.

Luego me acerco a mi armario y saco un pequeño conjunto formado por una camisa blanca y un pantalón negro que me regalo Yulok por mi 17 cumpleaños, y que solo lo utilicé ese día.

Luego de vestirme bajo las escaleras y los encuentro a Luwy y a Geny en la entrada esperándome, Luwy está con un vestido azul que siempre lleva, ella no tendría que preocuparse de su aspecto ya que ella no va a participar en los juegos.

-Ya era hora!.- replica Geny

-venga vamos- dice Luwy

-Y Yulok?.- pregunto

-Él nos esperan en la plaza, tenia que resolver unos problemas de la pesca de mañana-responde su mujer.

Asiento con la cabeza y nos dirigimos a la plaza, viendo como en cada casa salen las familias con sus hijos e hijas con sus mejores trajes y dirigiéndose a la plaza, algunos de la clase alta de nuestro distrito se podían distinguir de los demás, ya que sus mejores condiciones les permite comprar mejores cosas que nosotros.

Cuando llegamos a la plaza que está enfrente Del Edificio De Justicia, se pueden ver las grandes pantallas que lo rodean y que muestra los rostros de preocupación y tristeza de cada uno de los chicos y chicas que se adentra en la plaza. Las cámaras están por todas partes, señalándonos . Luwy se queda en el camino esperando a Yulok que habla con un compañero de trabajo, al vernos se nos acerca y nos da un abrazo a cada uno, Luwy nos lanza un beso desde su posición y se aleja al lugar donde debe estar con el resto de familiares de los chicos y chicas. Yulok se le une poco después.

-Venga Alec.- dice Geny, con su rostro esta vez preocupado.- Con dos cojones!- dice finalmente. Yo simplemente sonrío y continuamos caminando.

Al llegar al control de ADN extiendo mi mano para el pinchazo y extraer algo de mi sangre, al confirmar la salud de mi estado me piden que avance, cosa que hago, luego espero a que se me una Geny.

Nos situamos en el centro del grupo de chicos y esperamos. Los agentes de la paz están alrededor de nosotros y esperando expectativos a la elección de tributos., mientras chicos y chicas se posicionan en su lugar.

Veo al escenario construido para este evento, situado enfrente del Edificio de Justicia , consigo ver cuatro sillas en el podio y un gran micrófono en el centro del escenario, las dos urnas en cada esquina de él, una con los nombres de las chicas y otro con el de los chicos. Al verlas mi corazón se acelera y me viene a la cabeza Geny, no quiero que salga elegido, le miro y le agarro de la mano, él me mira y tiene la misma mirada de preocupación que puedo tener yo. Miro a mi alrededor para darme cuenta que cualquiera puede ser elegido y me tranquilizo un poco, me detiene una persona, a unas cuantas filas mas adelante de nosotros está el chico raro que me mira con la mirada de esta tarde, cuando me intentó decir algo. Se gira y mira en frente donde ya han llegado el alcalde y su mujer, que se sienta en una de esas sillas mientras que el alcalde del Distrito 4 se acerca al micrófono, otras dos personas salen del Edificio De Justicia, una mujer, muy delgada, con el pelo muy rojo que se sienta a lado de la mujer del alcalde, y un hombre de mediana edad que le sigue . Los conozco, son lo ganadores de anteriores ediciones de Los Juegos.

La mujer es Penetria Haylo, ganadora de la vigésima entrega de Los Juegos del Hambre, recuerdo que fue un año antes de que pasara lo de aquella desastre que azotó nuestro Distrito. Recuerdo que era hermosa, pero no recuerdo sus juegos, recuerdo que la llamaron Marea de Sangre, por su pelo rojo y su origen. Ahora que la veo parece desgastada, sin vida..

El otro hombre solo se que se llama Peel, nada más.

Justo cuando el reloj da las dos, el alcalde sube al podio y empieza a leer. Es la misma historia de todos los años, en la que habla de la creación de Panem, el país que se levantó de las cenizas de un lugar antes llamado Norteamérica. Continua añadiendo los desastres naturales que dificultaron la vida en nuestro distrito y sobre todo la gigantesca ola que casi destruye por completo nuestro hogar.

Empieza a decir los motivos de Los Juegos, al parecer había una guerra antes de formar todo lo que conocemos y eso determinó a unos ganadores y a unos perdedores. Como recordatorio de aquella lucha los vencedores decidieron crear estos juegos para tener bajo control a aquel bando perdedor que formamos los trece distritos que forma Panem.

Cuando finaliza, llama a Wynly Gali, como todos los años Wynly sale del Edificio de Justicia. Es una mujer de mediana edad que se ve que proviene del Capitolio, cualquiera lo puedo asegurar, por su llamativa vestimenta , sus pequeños tatuajes violetas que lucen en sus brazos blancos como la nieve, lleva un vestido corto de un color violeta, guantes blancos y su pelo está recogido en una larga coleta morada, puedo asegurar que su color favorito es el violeta, su cara esta maquillada de una manera en la que los labios son de un color dorado que van a juego con las largas plumas que lleva en sus pestañas.

-Bienvenidos! bienvenidos a los vigésimo-quintos Juegos Del Hambre! y que estos juegos den lo mejor de vosotros!- dice al micrófono con un tono de felicidad y un acento propio de la gente del Capitolio...- Bueno chicos y chicas del Distrito 4 , primeramente quisiera anunciar un nuevo cambio para esta ocasión especial, el presidente Snow ,que lleva ya un año en su presidencia, desea celebrar estos juegos como algo muy muy especial ya que son los vigésimo-quintos juegos, él lo ha denominado, el Quarter Quell.- todo el mundo escucha a Wynly ya que esta noticia nos sorprende a todos.- En esta ocasión, el número de tributos elegidos sera el doble que el número de cualquier entrega anterior.- mi corazón se para al escuchar eso,noto el temblor de la mano de Geny que sujeta la mía, así que cuatro de nosotros serán sacrificados por ordenes de ese presidente nuevo del Capitolio, solo de pensar que esto es por un estúpido capricho suyo me hierve la sangre. Ahora escucho el silencio de toda la multitud y la preocupción de que salga elegido Geny me preocupa.

Wynly sonríe como si lo que acabase de decir fuese maravilloso y para colmo aplaude.

-Bueno... Bueno, a llegado la hora de elegir a una.. perdón!.. DOS valientes y dos valientas que representaran el Distrito 4!- se acerca a la urna de las chicas.- vamos a ver.- introduce su brazo enclenque en la urna y saca un papelito, luego introduce el otro y saca otro papel. Se acerca al micrófono y pronuncia:

LAYA BÉLAK

Todos miran al grupo de chicas esperando ver a la desdichada, muevo rápidamente la vista entre las cabezas de los chicos y chicas que tengo delante y allí está, una joven de unos 18 años, morena, guapa y con una cara de contener las lágrimas, empieza a dirigirse al escenario mientras los agentes de la paz se acercan para escoltarla, no entiendo porque hacen eso, somo si ella intentara escapar y si lo intentara ¿dónde podría dirigirse? ¿dónde estaría a salvo de su cruel destino?

Al llegar y subir al escenario Wynly la pone a su derecha y pregunta:

-¿Alguna voluntaria para sustituir a esta joven?.- silencio... poco después Wynly desliza el otro papel que lleva escrito el otro nombre de otra chica desafortunada.

SUSAN OLMÍNN

Nuevamente la gente mira a su alrededor y sujeta la mirada en un pequeña chiquilla, blanca y que parece quedarse helada por aquello,simplemente puedo captar su pequeña cabeza que gira de un lado a otro mirando a la gente que la observa y de repente se escuchan llantos de una mujer, parece ser su madre, llora y grita que no es justo esto, los agentes de la paz se acercan para contenerla y que no se acerque a la niña. la pequeña Susan no parece alertarse por estos llantos y sube al escenario con aquella mujer que le acaba de arrancar su vida, la niña parece guardar la compostura y se posiciona a lado de su compañera. Wynly nuevamente pregunta si hay algún voluntario para sustituirla pero solo se escuchan las suplicas de su madre por que algún alma piadosa la sustituya, alguna huérfana o alguna chica que esté apunto de morir de hambre o cosas así, al escuchar esos gritos miro al suelo y trato de quitarme esos gritos de la cabeza pensando en el mar y sin conseguirlo en el intento escucho otra vez la voz de la muerte que llama aquellas personas para partir con ella.

-Ahora los chicos!- continua Wynly, por lo visto parece disfrutar con esto. Se acerca a la otra urna donde estamos los chicos, cada paso que da la sensación que el tiempo se ralentiza, se acerca haciendo unos movimientos muy raros, como si no tuviese equilibrio pero sin llegar a caerse. Prosigue el mismo patrón que hizo para elegir a las chicas, saca los dos nombres... Vuelve sobre sus pasos y mi corazón acelera, es una bomba de relojería que en muy poco va a estallar..... Abre el primer papel y lee.

ALEC FLUX-IVE


Un relato erótico de PeetaMellark publicado el 01/05/2012, con 40.925 lecturas hasta la fecha

eSedo.com - Compra, venta y registro de dominios y proyectos webinfos proyecto: sexopol.comestadísticas para proyecto: sexopol.cometracker® web controlling en lugar de analisis de archivos log