Publicar anuncio

Una verga muy deliciosa

Creanme que Cesar posee el pene mas delicioso y rico que jamas me haya comido.
Un relato erótico de perla publicado el 17/02/2003, con 52.432 lecturas hasta la fecha

CREANME QUE CESAR POSEE EL PENE MAS RICO Y DELICIOSO QUE JAMAS ME HAYA COMIDO.

Todo comenzó con la disculpa del préstamo de unos CD´s. Es este hombre (un verdadero macho) medico, alto, cabello negro ondulado con bucles bien cuidados, manos increíblemente varoniles y una boca al igual que su verga exquisita.

Bien; mi historia comienza en un consultorio medico, lo visite por problemas en mi oído aprovechando este malestar como disculpa para tener más de cerca al hombre que cuando por primera vez vi desee sin sospechar todo lo que me haría disfrutarlo bocado por bocado; tras una revisión, diagnostico y recomendación medica hubo tiempo además para concertar algo a lo que se le podría llamar una cita inofensiva.

Nunca fui ese día a su casa (hasta ahora me arrepiento, pues se que hubiéramos hecho el amor cualquier cantidad de veces) pero afortunadamente un día cualquiera si accedí ir, Cesar me lo reclamo (pues no le había prestado los CD´s) todo el día me la pase pensando en él, cómo sería un beso suyo, como sería todo lo que me imaginaba con él, en fin todo un carnaval de imaginación y expectativas sexuales.

Quedamos de vernos ese mismo día a las 4:00 p.m en el hospital y luego iríamos a su casa (esa era la parte que más me excitaba) desde luego me puse un vestido muy corto y delgado, y unas tangas tipo brasileras, contando con el clima caluroso que sólo ofrece un pueblo costero en vacaciones de verano (esto queda en el departamento del Chocó en Colombia).

Al fin se llegó la hora de la cita fui por Cesar al hospital y luego nos fuimos para su casa, estando allá me coloco a bailar sola (no se como lo hice, pues me da mucha pena bailarle a alguien, pero por este hombre haría eso y mucho mas) además quería que me observara y apreciara con su vista lo que tenía en frente y lo que se podría comer sin mayores peticiones, un rato después fuimos al balcón jugamos parqués, hablamos de nuestras vidas un poco, creo que nos dimos cuenta al caer la noche que no estábamos ahí precisamente para hablar y mucho menos para jugar.

El se acostó en una hamaca y me invito a hacer lo mismo y de un brinco me incorpore junto a él, nos miramos y Cesar me regalo el beso más apasionado, rico, estremecedor y excitante que jamás me hayan dado, sentir su lengua dentro de mi boca fue lo mas rico que pude sentir, nos comenzamos a tocar y Cesar sin mas espera se dirigió directamente a mi vagina, me introdujo el dedo y sentirlo allí me hacía retorcer de emoción.

Toque su pene por encima de su pantalón y no aguante, le baje su cremallera y al tocarlo sentí como estaba súper duro, grande y deliciosamente húmedo y presentado para mí yo estaba aún mas húmeda, es que sentir su mano cogerme por entre mi vagina no ameritaba otra cosa, luego el bajo y me regalo una pequeña mamada, cortita pero deliciosa, yo hice lo mismo (DIOS EXISTE! PENSE) fue la cosa mas bella que me haya pasado, tener su pene en mi boca tocárselo con la lengua, metérmelo y sacármelo de la boca a mi antojo lo puso a cien y sentir sus gemidos entrecortados me excitaba aún mas creo que Cesar no se dio cuenta pero tuve un orgasmo pequeñito pero delicioso (mientras se la mamaba me masturbaba).

No podía quedarme mas tiempo en su casa tenía que regresar a la mía, pero sabía que tenía que terminar lo que ya había comenzado y no precisamente con la súper masturbada que me regale en mi cama a la salud suya.

Al otro día lo llamé y que damos de ir a la playa, fui por él a su casa y caminamos hasta llegar a una playa relativamente solitaria pero aún así pasaba mucha gente, para no alargarles más la historia al llegar ahí comenzamos a besarnos con mucha pasión , nos acariciamos y con mis gemidos un poco entrecortados le hice saber que quería ser cogida por él, nos despojamos de la ropa por completo y pude ver su pene en todo su esplendor y me incline a mimárselo entre mi boca se lo mame con muchas ganas y se que el lo disfruto pues sus gemidos no me decían lo contrario, procedí a montármele encima y de sólo meterme su verga tuve un estremezón bien fuerte y rico además, comencé a cabalgarlo y sentía su pene en todo su furor eso me excitaba, Cesar me cojia las nalgas con muchas ganas con sus apretujones las bautizaba en su nombre y sabía que solo eran suyas, al él hacer esto me calentaba cada vez más y mas fuerte era mi arrechera y a consecuencia de esto me vine. Luego cambiamos de posición, tenerlo encima mío me pareció delicioso me abrazo fuertemente y me lo metió con gran delicia, me lo metía y me lo sacaba riquísimo comencé a gemir y a pedirle mas, estaba tan cachonda que Cesar así lo sintió y se vino en un gran orgasmo, no hacia otra cosa mas que decirme deliciosa y así me sentía claro que él es también un delicioso.

POSDATA: desee a Cesar en el mismo momento en que lo vi porque hacia mucho tiempo que no tenia relaciones y el logro excitarme desde ese mismo momento, afortunadamente deje atrás cualquier tipo de pudor que me hubiera impedido disfrutarlo tanto como lo hice.

CESAR ERES INCREIBLEMENTE DELICIOSO Y UNICO ADEMÁS!.


Un relato erótico de perla publicado el 17/02/2003, con 52.432 lecturas hasta la fecha

eSedo.com - Compra, venta y registro de dominios y proyectos webinfos proyecto: sexopol.comestadísticas para proyecto: sexopol.cometracker® web controlling en lugar de analisis de archivos log